<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Qué tan integrados son los parqueaderos del Metro?

  • Este parqueadero de Cisneros tiene un sistema hidráulico que permite estacionar más carros. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ
    Este parqueadero de Cisneros tiene un sistema hidráulico que permite estacionar más carros. FOTO CARLOS VELÁSQUEZ
Publicado el 29 de enero de 2020
Infografía
Parqueaderos “integrados”, para bajarse del carro y usar el metro
en definitiva

El cobro de los parqueaderos no incluye el pasaje para el sistema metro. Aún así, la empresa dice que en el caso del de Ayurá, las cifras demuestran que la gente sí ve incentivos de usarlos.

La última milla es el nombre con el que se conoce al trayecto que una persona recorre desde sus puntos de origen o destino hasta una estación de transporte público, que a veces no es tan corto. Para incentivar que el carro particular solo se use para recorrer esas distancias, el Metro de Medellín agregó un parqueadero que está, de alguna manera, “integrado” a la estación Cisneros, en el Centro, y que se suma al ya existente en la estación Ayurá, al sur del Aburrá, desde 2015.

La idea es que los ciudadanos se bajen de los automóviles y camionetas, usando la mayor parte del tiempo el sistema masivo para hacer trámites o diligencias y así descongestionar algunas vías, pero teniendo su vehículo estacionado cerca de las paradas para finalizar los trayectos, explicó Juan David Agudelo, profesional y estructurador de Negocios del Metro.

En el caso del parqueadero “El Hueco”, ubicado en la carrera 55 número 45A - 37, la tarifa por usarlo es de $3.800 la primera hora y $950 la fracción de 15 minutos, solo si la persona efectivamente toma el tren en Cisneros, lo cual se valida con una tarjeta que el usuario debe pasar por la máquina instalada en los torniquetes de la estación.

Normalmente este local cobra $4.000 la hora y $1.000 la fracción de 15 minutos. Si el carro se parquea todo el día, el costo regular es de $36.000, que con la integración baja a $34.200.

Al sur, en el parqueadero ubicado en la calle 25AA sur con carrera 49, las tarifas son más favorables: el usuario que valida una tarjeta en estación Ayurá debe pagar $3.600 la hora, $6.000 por tres horas y $10.800 por un lapso mayor; mientras que a quien no usa el metro el establecimiento le cobra $3.900 cada hora.

Para este caso —a diferencia del parqueadero del Centro— sí se permiten motos, para las cuales, en modo integrado, se paga $1.800 la hora, $3.100 por tres horas y $4.500 el día. El costo habitual por hora y fracción es de $2.100.

¿Los usaría?

Gloria Hincapié dice que le parece una estrategia útil cuando se trata de hacer diligencias que no tomen mucho tiempo, porque en el caso del día completo es “muy costoso”. No obstante, criticó que la rebaja de la integración solo sea de $300 en el sur y de $200 en el Centro, que no incluyan el pasaje al metro, pero sí valoró la cercanía con las estaciones del sistema.

Agudelo explicó que la razón por la cual la reducción de tarifa no es mayor, es porque los negocios no los administra directamente el Metro, aunque los lotes son de su propiedad, y por ello deben responder a la utilidad de quienes los manejan en concesión.

Por otro lado, usuarios como Juan Posada y Cristina Guzmán expresaron que no le ven sentido, pues no creen que así se descongestionen las vías porque precisamente esa última milla es la que causa saturación de carros. Ambos coincidieron en que la estrategia debería estar enfocada a desincentivar totalmente el particular y fomentar medios alternativos para esos desplazamientos, como la bicicleta o las patinetas eléctricas.

Aún así, Sandra Gómez, encargada del parqueadero “El Hueco”, defendió la iniciativa porque en del centro de Medellín no hay muchas alternativas para dejar los vehículos.

Muestra de ello, subrayó, es que su estacionamiento, que solo tenía 60 celdas, hubo que instalar 37 duplicadores, que son como gatos hidráulicos para que un carro quede encima de otro y habilitar más cupos por la alta demanda. Así las cosas, este sitio tiene espacio para 97 automóviles o camionetas.

Agudelo aseguró que, pendiente por ver el resultado en Cisneros, en Ayurá los indicadores muestran que el 70 % de los usuarios que usan el parqueadero también viajan en el metro, y entre semana la ocupación es del 100 %.

Una estrategia “tardía”

En opinión del docente Víctor Valencia Alaix, quien lidera el grupo de investigación Vías y Transporte de la U. Nacional sede Medellín, el Metro se demoró en tomar esta decisión.

“Debió implementarse desde el comienzo, cuando el sistema se estaba construyendo para que los parqueaderos tuvieran una integración física e incluso tarifaria, porque si no es así no tiene ningún incentivo para el usuario”, aseveró el experto.

El problema, agregó, es que no hubo previsión de que la demanda de pasajeros iba a pasar de 130.000 en sus inicios a más de un millón por día, “y se perdió la oportunidad de canalizar desde el origen esa demanda. Hoy no habría dos sino muchos más de esos estacionamientos”.

Valencia también señaló que para reducir más las tarifas, lo ideal es que sea el Metro el que administre estos lugares, y así no tendría que estar sujeto a las utilidades que esperan percibir los administradores.

Agudelo respondió que en un futuro no se descarta la integración total de los parqueaderos con la Tarjeta Cívica. Por lo pronto, analizan la normativa para abrir dos nuevos espacios en Itagüí y, en los proyectos inmobiliarios que desarrollará la empresa cerca a estaciones, también se planea incluir más estacionamientos.

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS UNA VIEJA ESTRATEGIA EN EL MUNDO

El docente Víctor Valencia Alaix indicó que lo que hace el Metro desde 2015 es común en el resto del mundo. Explicó que se conoce como park & ride y fue implementado hace décadas en ciudades con subterráneos como Nueva York o Washington, en los Estados Unidos. “Como los metros o el transporte público pueden reducir los tiempos de viaje, se adecúan parqueaderos cerca a las estaciones para que luego cada usuario complete sus trayectos en particular, pero aprovechando en mayor medida los sistemas masivos de transporte”, dijo. Ciudades como Estocolmo (Suecia) o Barcelona (España) también lo tienen.

Diego Zambrano Benavides

Periodista de la Universidad de Antioquia interesado en temas políticos y culturales. Mi bandera: escribir siempre y llevar la vida al ritmo de la salsa y el rock.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección