<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Tambalea negociazo por finca Aguas Vivas que se pagaría con recursos públicos

Con la fallida conciliación, el proceso de Aguas Vivas pasa al Tribunal Administrativo de Antioquia.

  • Luis Pérez y su hermanos fueron copropietarios de Aguas Vivas y luego cambiaron su participación por lo que les faltaba de Las Brisas, donde ahora él tiene su sede de campaña. FOTO JULIO HERRERA
    Luis Pérez y su hermanos fueron copropietarios de Aguas Vivas y luego cambiaron su participación por lo que les faltaba de Las Brisas, donde ahora él tiene su sede de campaña. FOTO JULIO HERRERA
EL COLOMBIANO | Publicado el 22 de diciembre de 2021

La Procuraduría General de la Nación acaba de truncar un acuerdo entre la Alcaldía de Medellín y los exdueños del lote Aguas Vivas, que de haber resultado significaría el pago de una millonaria suma con dineros del erario por ese lote que ya figura a nombre del Municipio.

El negociazo que pretendían hacer los propietarios de este megalote, ubicado en la parte alta de El Poblado y de la extraña aceptación de parte de algunos funcionarios de la Administración, lo había denunciado EL COLOMBIANO el 5 de diciembre pasado.

Este medio también había revelado el lobby que estaría haciendo en las oficinas que tienen que ver con una decisión al respecto uno de los titulares de la finca Aguas Vivas, Felipe Agudelo, quien además es amigo cercano y exsocio del precandidato presidencial Luis Pérez Gutiérrez.

La intención era que les reconocieran más de 48.000 millones de pesos y, con el fin de que fuera por la vía más expedita, acudieron a una petición de conciliación ante la Procuraduría General de la Nación.

Fuentes cercanas al tema, que pidieron no revelar su identidad, le dijeron a este diario que la Alcaldía habría aceptado pagar 40.000 millones dentro del trato amistoso y, al parecer, los reclamantes habrían aceptado. Sin embargo, el acuerdo fue improbado por el procurador judicial Juan Nicolás Valencia.

Debido a que en este momento los tribunales se encuentran en receso, las razones que arguyó el funcionario solo se conocerían después del 11 de enero, cuando culmine la vacancia judicial y se pueda tener acceso al fallo; sin embargo, un abogado explicó que ese tipo de conceptos suele darse cuando el funcionario a cargo ve que el acto no cumple con los requisitos de ley.

Con la fallida conciliación, el proceso de Aguas Vivas pasa al Tribunal Administrativo de Antioquia y el paso siguiente es que se notifique al demandado, el Municipio de Medellín. Posteriormente, el magistrado asignado debe correr traslado de las pruebas y los anexos del proceso y fijar una fecha para la primera audiencia donde puede existir otro intento de conciliación.

El último valor catastral registrado por Aguas Vivas son 2.987 millones de pesos, es decir que la aspiración de los demandantes equivale a 17 veces lo que pagaron por ella.

Quienes reclaman los 48.000 millones de pesos son: IDC Inversiones, a través de su representante legal Juan Diego Moreno; Técnicas Constructivas, cuyo representante legal es Juan Fernando Rueda Salazar, y Juan Manuel Villegas como persona natural.

El abogado que los representa es José Luis Marín Fuentes, quien según el portal IFM Noticias estaría detrás de una tutela intentando truncar la revocatoria del alcalde Daniel Quintero.

Así comenzó esta historia

El inicio de esta trama comenzó el 29 de diciembre de 2014, cuando IDC y Técnicas Constructivas compran el lote en cuestión. Menos de tres meses después, le traspasaron el 11 % a Luis Pérez Gutiérrez —para ese momento ya era exalcalde y estaba en campaña para la Gobernación—, y 4 % a los hermanos de este, Alberto, Darío y Mario.

A mediados de 2015, Luis Pérez se hizo a otro 20 % y Mario a 4 % más, es decir que la familia Pérez Gutiérrez se quedó con el 39 % de la propiedad. El inmueble, en ese momento aparecía avaluado en $2.400 millones. El 28 de marzo de 2016, los Pérez les devolvieron su participación en el predio a IDC y Técnicas Constructivas, y estas a su vez les cedieron la suya en la finca adyacente, llamada Las Brisas, donde también eran socios.

Finalmente, el 8 de mayo del año pasado, Aguas Vivas fue traspasada al Municipio de Medellín como lote de compensación urbanística, a conveniencia de sus dueños de entonces, pues el Plan de Desarrollo Territorial prohibía construir en él. Aunque esto se hizo con todo y escrituras, ya empezaban a reclamar que les reconocieran su valor porque no lograban sacarle provecho económico.

Pese a que hubo varios conceptos técnicos que negaron su pretensión, a mediados del año pasado el lote empezó a figurar para los planes del Valle del Software y de manera sucesiva se dieron otros conceptos en la Secretaría de Gestión Territorial y el Isvimed a favor de las ambiciones de IDC y Técnicas Constructivas, detrás de las cuales está Agudelo, el amigo de Luis Pérez. El 16 e julio pasado radicaron la solicitud de conciliación extrajudicial que ahora fracasa.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección