<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Crimen de la enfermera Diana inundó de tristeza al hospital de Cisneros

  • La energía que irradiaba Carolina Duque hará que en el hospital la recuerden por mucho tiempo. FOTO TOMADA DE FACEBOOK
    La energía que irradiaba Carolina Duque hará que en el hospital la recuerden por mucho tiempo. FOTO TOMADA DE FACEBOOK
Gustavo Ospina Zapata | Publicado el 30 de diciembre de 2020

Tras los hechos violentos que desataron la muerte de la joven auxiliar de enfermería de Cisneros, Diana Carolina Duque Ceballos, en la madrugada de este miércoles, el director del hospital San Antonio de dicha localidad, donde ella laboraba, expresó su repudio al caso y pidió respeto por la misión médica.

“Rechazamos de la manera más radical este tipo de actos que afectan a toda nuestra institución, al talento humano que entrega sus servicios a quienes los necesitan, y a la comunidad de Cisneros en general que pierde a una joven profesional nacida en este municipio y que había decidido dedicarse al cuidado de los demás”, dijo el gerente, Diego León Zapata Gaviria, en un comunicado.

Hasta el momento, la versión que se conoce de los hechos es la misma que entregó la Policía en horas de la mañana: que la joven enfermera (22 años) regresaba a Cisneros luego de haber llevado hasta Yolombó (municipio vecino) a una paciente materna que tuvo complicaciones; en el camino, de repente, la ambulancia es atacada a disparos, siendo impactada la auxiliar de enfermería y también el conductor, quien herido sigue conduciendo hasta llegar al hospital de Cisneros, donde recibe los primeros auxilios. Carolina no alcanzó a llegar con vida y se cree que murió de manera instantánea porque fue herida en el cráneo.

Noticia relacionada: En ataque a misión médica murió una enfermera en Yolombó

A instancias de EL COLOMBIANO, el gerente del hospital aclaró que ni contra su institución ni contra el personal que allí labora había amenazas de por medio.

“Todo lo que se diga son especulaciones, los hechos pasaron tal como los relató el conductor (Álvaro Helvert Isaza Cardona), quien dijo que a la altura del paraje Sofía fueron atacados con disparos realizados al parecer por hombres encapuchados”, precisó el directivo hospitalario.

Visiblemente acongojado por los hechos, Zapata se refirió a Diana Carolina como una excelente profesional, entregada enteramente a la tarea de servir.

“Este ha sido un golpe muy duro para todo el hospital. Diana Carolina se hizo querer de todos, siempre estaba alegre, tenía ocurrencias, irradiaba juventud y alegría, en todo participaba y era comprometida con todas las actividades”, indicó.

Precisó que no tenía hijos y vivía con sus padres y un hermano en una vereda llamada San Victorino, a diez minutos del casco urbano del pueblo.

“Ella salió de acá hacia Yolombó como a las 9 y 30 de la noche, llevaron la materna que tenía complicaciones al hospital de allá, que es de segundo nivel, de más complejidad que el nuestro, y se regresaron después de la medianoche”, relató.

En su comunicado público, el gerente expresó que tanto el conductor como ella, “sin importar las horas ni el cansancio, cumpliendo con su deber, viajaron sin pensar nunca que cuidar la salud y el bienestar de los otros les podría costar la vida”.

Precisó también que en su hospital son dos auxiliares las encargadas de las remisiones, una de las cuales estaba en Medellín y a Diana Carolina, por turno, le correspondió hacer el viaje a Yolombó.

Informó que en su institución han sido contagiados con el virus covid-19 tres personas, entre estas el mismo conductor que resultó herido en los hechos de la madrugada, pero las tres han superado la enfermedad.

Mientras el alcalde de la localidad, Carlos Andrés Rojas Tirado, condenó los hechos y pidió una investigación pronta y que dé con los responsables del crimen, ya que la misión médica está protegida por el Derecho Internacional Humanitario, el director del hospital expresó que “el cuidado de la vida debe ser obligación número uno del Estado, y así como en medio de la pandemia los profesionales de la salud se han comprometido para cumplir su misión en medio de los temores naturales, las autoridades y la sociedad en general deben rodearnos para cuidar a quienes los cuidan”.

Lamentó que la joven enfermera no volverá a acompañarlos. En diciembre ella terminaba su contrato y este se renovaría en enero, con sobrados méritos. Pero no sucederá. Un criminal le cortó la vida cuando ella trabajaba por salvar las de otros.

Su energía y su sonrisa ya no se sentirán en el hospital que le dio la oportunidad de ejercer lo que más la apasionaba: ayudar desde la medicina a aliviar los sufrimientos de los enfermos, “porque eso fue lo que siempre nos expresó”, puntualizó el gerente Zapata.

Este miércoles en la noche, a las 7:30, en el hospital se programó una velatón en su memoria y en rechazo al crimen,

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección