<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La confesión de un asesinato que exculpa a Santiago Uribe Vélez

  • Santiago Uribe Vélez. FOTO MANUEL SALDARRIAGA
    Santiago Uribe Vélez. FOTO MANUEL SALDARRIAGA
ESTEFANÍA CARVAJAL RESTREPO | Publicado el 05 de diciembre de 2017

El proceso contra Santiago Uribe Vélez -hermano del expresidente y senador Álvaro Uribe- dio un giro inesperado: un testigo asegura que el ganadero no tuvo nada que ver con el asesinato de Camilo Barrientos Durán en Yarumal, por el que lo acusa la Fiscalía.

En una carta enviada al Fiscal General de la Nación, el exagente de la policía Alexander de Jesús Amaya Vargas, condenado a casi 17 años de prisión por el homicidio de Barrientos, relató su versión de los hechos y exculpó a Uribe Vélez.

Amaya contó que a finales de 1993 había tenido un altercado con Camilo Barrientos Durán en la heladería Claro de Luna del municipio de Campamento, Antioquia. Según el exagente, Barrientos estaba borracho y tirando pólvora, y cuando llegó la policía a inspeccionar el lugar, el hombre que fue asesinado meses después trató de quitarle su arma de dotación.

Lea aquí: Defensa de Santiago Uribe pide garantías en proceso

En enero de 1994, Amaya fue trasladado de Campamento a Yarumal, donde le encargaron la responsabilidad de ser el escolta personal del entonces teniente Juan Carlos Meneses Quintero, comandante del Distrito 7 de la Policía Antioquia.

“Estando el teniente Juan Carlos Meneses con el suscrito en un patrullaje de rutina por el pueblo, pasamos por la terminal de transportes, entonces vi al señor Camilo Barrientos Durán manejando un bus tipo escalera y le dije a mi teniente del problema que yo había tenido con él en Campamento, a lo que el teniente me dijo: ‘tranquilo, que yo se lo regalo’”, contó Amaya.

Le puede interesar: Caso Santiago Uribe: el principal testigo en su contra estaría amenazado

Según el policía condenado, esa misma semana el teniente llevó a dos “muchachos” (sicarios) de Medellín, “a uno le decían alias ‘el Flaco’”.

El sábado 25 de febrero de 1994, Camilo Barrientos fue asesinado por dos sicarios cuando conducía un bus escalera del municipio de Campamento a Yarumal.

Amaya asegura que ese mismo día el teniente Meneses lo llamó a su oficina, le mostró fotos del cadáver de Barrientos y le dijo: “aquí está su regalo”.

El mayor (r) Meneses fue condenado el pasado mes de octubre a 27 años de prisión por homicidio agravado. De acuerdo con Amaya, cuando ambos se encontraron en un patio de La Picota, su exjefe le dijo que le ayudaría económicamente si achacaban la culpa del asesinato de Barrientos a Santiago Uribe Vélez.

Siga leyendo: Caso de Santiago Uribe Vélez no pasará por la JEP

La hipótesis de la Fiscalía

Lo único en lo que coinciden la hipótesis de la Fiscalía con la versión de Amaya es en la responsabilidad de los dos policías.

Según el ente investigador -que recogió cientos de testimonios de familiares, amigos y pobladores de la zona-, en Yarumal operaba un grupo paramilitar conocido como Los 12 Apóstoles que se había puesto en la tarea de eliminar a la guerrilla de las Farc o cualquiera de sus colaboradores, y Barrientos era uno de los blancos.

Meneses confesó que sabía que a Camilo Barrientos lo querían matar, pero pidió a los policías de Yarumal que se quedaran quietos. De hecho, el ex comandante del Distrito 7 fue condenado porque “tuvo conocimiento sobre el atentado, y su ‘aporte’ fue ‘no hacer nada’ para salvaguardar la vida de este ciudadano”, dice la sentencia.

Recuerde: Niegan tutela a Santiago Uribe Vélez y continúa en prisión

La Fiscalía trata de probar que Los 12 Apóstoles perpetraron un plan de exterminio contra los sectores marginados de la población de Yarumal, como drogadictos, delincuentes o supuestos ayudantes de la guerrilla. El número de víctimas que cuenta el investigador asciende a 400 homicidios, ocurridos entre 1990 y 1998.

El mayor (r) Meneses es uno de los testigos clave de la Fiscalía en el proceso contra Santiago Uribe, pues según su testimonio, el ganadero patrocinó a los grupos paramilitares de la zona.

Contexto de la Noticia

Estefanía Carvajal Restrepo

Soy periodista del área digital de El Colombiano. Si la vida no me hubiera arrastrado hasta el periodismo, tal vez habría sido bailarina.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección