<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Traspaso de vehículos, un drama más allá de la multa

  • Su única opción es el traspaso a persona indeterminada, pero hoy no existe la resolución que lo autorice. FOTO EL COLOMBIANO
    Su única opción es el traspaso a persona indeterminada, pero hoy no existe la resolución que lo autorice. FOTO EL COLOMBIANO
Publicado el 16 de julio de 2019
Infografía
Image
en definitiva

Son pocas las salidas y muchos los problemas que sufre quien vende un automotor y no legaliza el traspaso. Muchos testimonios dan una lección para que otros no caigan en este descuido.

Los casos se cuentan por montones: miles de personas sufren las consecuencias de haber vendido una moto o un vehículo sin hacer el traspaso legal al nuevo dueño y, pasado un tiempo, resultan debiendo impuestos, multas, fotomultas y múltiples infracciones cometidas por el nuevo poseedor, que no las paga porque no figuran a su nombre.

Y la única solución viable en estos casos, cuando no media ningún documento adicional, como una promesa de compraventa, una letra o una factura, es el traspaso a persona indeterminada, que solo puede ser autorizada por el Ministerio del Transporte mediante una resolución, tal como lo ha hecho años atrás, pero que actualmente no está vigente y en los afectados solo hay incertidumbre y angustia. Nadie quisiera estar en sus zapatos.

Cuenta Andrés Ortiz Montoya que, en el momento, tiene varias cuentas pendientes por un vehículo que hace algún tiempo él no posee.

“Tengo fotomultas e impuestos colgados que deberían haber sido pagados por la persona que disfruta el vehículo. Y no puedo refrendar mi licencia (de conducir) hasta estar a paz y salvo”, relata.

La mayoría de personas que poseen un vehículo saben esta situación y conocen las consecuencias que puede acarrearles no hacer el trámite de traspaso al momento de negociar, pero no realizan la diligencia a sabiendas de que esta no demora más de dos horas y en promedio puede costar, a lo sumo, $250.000.

Un descuido costoso

El ciudadano, generalmente, cae en el error por exceso de confianza, creer que el comprador hará la diligencia, y le entrega las llamadas cartas abiertas, que permiten que sea el que tenga el automotor quien haga el trámite, pero en muchos casos no es así y, por el contrario, este último abusa de que la legislación lo favorece, porque ni las multas ni los impuestos van a llegar a su nombre y no tiene la mínima consideración con aquel que le depositó su confianza.

Lo cuenta Andrés Mesa, que hace tres años le vendió su moto a un vecino, pero este, pese a la insistencia, no ha hecho el traspaso.

“Como lo tengo de vecino, confié en él. Una vez me llegó una fotomulta, le reclamé y él mismo fue y se notificó y la pagó. Pero después, él vendió la moto a otra persona y ese señor movió la moto sin Soat y sin revisión tecnomecánica, lo cogió una cámara de fotomultas. A mí me llegó la notificación, le dije al primer dueño que le vendí, pero él no me dio solución, esas multas suman más de $1’200.000 y estamos en esa brega para que cancele”, cuenta Andrés.

Relata que hace dos meses, antes de que le llegaran las dos infracciones, fue a la Secretaría de Movilidad de Itagüí, en donde está matriculada la moto, a hacer el traspaso a persona indeterminada, pero el trámite no pudo hacerse porque no está vigente esta opción para quienes tienen el problema.

El viacrucis

Y es que para casos como estos, similares a los de miles de personas, el traspaso a persona indeterminada es válido cuando el nuevo poseedor del bien es reticente a legalizar la matrícula para que el vehículo quede a su nombre e incluso para casos en los que el dueño de la matrícula ha perdido de vista el automotor, que no sabe ni dónde anda circulando y, de paso, acumulando impuestos e infracciones.

El subsecretario de control de Tránsito de Itagüí, Sebastián Zuluaga Arias, advierte que el ciudadano que no asume la responsabilidad de hacer el traspaso puede verse inmiscuido en asuntos no solo de tránsito, sino también penales, civiles y administrativos, en casos en los que con ese vehículo a su nombre se causen víctimas, lesionados, daños a terceros y hasta comisión de delitos en ellos, porque él es el responsable legal ante las autoridades.

“En la legislación, el dueño del vehículo es solidario con el pago de la sanción y por eso hay tanta gente buscando el traspaso a dueño indeterminado”, recordó.

El problema es que al no haber la resolución vigente del Ministerio del Transporte que permita hacer trámite, las secretarías de Movilidad están maniatadas. Este trámite estuvo vigente hasta diciembre de 2018 y desde entonces no han podido hacerse más traspasos.

En solo ese año, la Secretaría de Movilidad de Itagüí realizó 1.896 traspasos. En Envigado, en dos años, la dependencia hizo más de 21.000 y en Medellín, entre 2012 y 2018, se traspasaron a persona indeterminada 6.511 vehículos, incluidos buses, microbuses, camionetas, cuatrimotos y hasta un camión (ver antecedentes).

Puede leer: Traspasos siguen sobrepasando ventas de vehículos nuevos

¿Hay más alternativas?

El abogado Nicolás Mejía, conocedor a fondo de este tema, explica que en Colombia el trámite de traspaso a persona indeterminada ha sido regulado mediante resoluciones del Mintransporte, pero siempre de manera temporal, en su gran mayoría por lapsos de dos años y han establecido como requisito que el propietario y el vehículo se encuentren a paz y salvo.

Esto quiere decir que si a la placa le figuran impuestos, multas y demás, los costos debe asumirlos el dueño que va a hacer la declaración a persona indeterminada, “lo que, en algunas casos, vuelve sumamente costoso el trámite”.

Otro requisito es que el titular demuestre que hace mínimo tres años no tiene el vehículo en su poder.

Mejía expone que, en materia civil, hay opciones como las de responsabilidad extracontractual para encaminar acciones a obtener el pago de infracciones, impuestos o daños y perjuicios que se llegaran a causar con el vehículo.

“También, cuando obra contrato y el mismo presta mérito ejecutivo, se puede obtener el trámite de traspaso por vía de la obligación de hacerlo, pero para la aplicación de esto también en necesario que el propietario y el automotor estén a paz y salvo”.

El jurista explica que en el tema de las infracciones de tránsito, específicamente las fotodetecciones, el titular del vehículo puede solicitar audiencia en la secretaría que hace el cobro y acreditar que ya no se es el tenedor del mismo: “teniendo la carga de la prueba, debe demostrar quién es el tenedor o quién cometió la infracción para que la misma le sea trasladada a este o a quién la cometió”.

Salidas en falso

El desespero ante la situación también lleva a las personas a utilizar recursos como denunciar ante la Fiscalía los vehículos como robados, “pero esta figura es ilegal, ya que el vehículo se entregó por medio de un negocio jurídico válido y quien lo haga se expone a recibir una condena por falsa denuncia”, apunta Mejía. En igual sentido se pronuncia el subsecretario de Control de Itagüí, quien advierte que, en este caso, la persona agrava su problema.

La Secretaría de Movilidad de Medellín advierte que quien no hace traspaso al vender el automotor, “puede verse implicado en procesos judiciales en caso de que ocurra algún delito donde esté involucrado el automotor”. También puede verse inmerso en procesos de responsabilidad civil en calidad de tercero responsable y responder con su patrimonio por eventuales condenas judiciales.

Rodrigo Montoya, secretario (e) de Movilidad de Envigado, aclara que las personas que sufren este problema no deben victimizarse, pues fueron las culpables iniciales por no cumplir los trámites legales para la venta: “el drama se les soluciona cuando aprendan a hacer los trámites por los canales adecuados, directamente en las secretarías y asesorados por personal de estas dependencias”, reitera.

Señala que no es posible establecer la cantidad de gente que está afectada con el problema, pero señala que a diario llegan muchas personas buscando esta solución. En Itagüí, dice el subsecretario Zuluaga Arias, pueden ser entre 20 y 30 personas.

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES no afecta el pago de las multas

Sobre si esta situación puede afectar el recaudo por el no pago de las multas impuestas por las infracciones, la Secretaría de Movilidad de Medellín responde que no, toda vez que las infracciones finalmente se imputan a una persona debidamente individualizada, la que figura como propietaria del automotor, y después de surtir el proceso contravencional acorde con lo establecido en los artículos 135 y 136 de Código Nacional de Tránsito, esa persona es la directa responsable del pago de las mismas.

Gustavo Ospina Zapata

Periodista egresado de UPB con especialización en literatura Universidad de Medellín. El paisaje alucinante, poesía. Premios de Periodismo Siemens y Colprensa, y Rey de España colectivos. Especialidad, crónicas.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección