<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Antioquia alista ruta para alejar a los niños de la guerra

La estrategia se implementará en 200 territorios de todo el país; de ellos, 26 municipios están en nuestro departamento. Los recursos son de cooperación.

  • ilustración Elena ospina
    ilustración Elena ospina
05 de noviembre de 2020
bookmark

Con el anuncio de una inversión superior a los $1.700 millones para el departamento de Antioquia, la Consejera Presidencial para los Derechos Humanos, Nancy Patricia Gutiérrez, presentó la estrategia “Súmate por mí”, que busca prevenir el reclutamiento, uso, utilización y violencia sexual en contra de niños, niñas y adolescentes.

Así lo destacó Gutiérrez durante una reunión realizada ayer en Medellín, en la que participó la Gobernación de Antioquia y los alcaldes de los municipios más afectados por el accionar de los grupos armados organizados y de las bandas delincuenciales que utilizan a los menores de edad en sus negocios criminales.

La propuesta, según explicó la consejera a EL COLOMBIANO, es que las familias en esos territorios puedan acceder a toda las oportunidades que brinda la institucionalidad: subsidios, educación, salud, deporte y, si se presentan casos en los que algunos niños deban salir de su lugares de residencia por amenazas de grupos armados o por alto riesgo de reclutamiento, ellos y su familia puedan contar con todo el respaldo para hacerlo de forma segura.

“Como sociedad y como Estado no podemos permitir que los criminales sigan destruyendo los sueños de nuestros niños y niñas, utilizándolos para sus fines delictivos. A nuestra estrategia ya se sumaron Nariño, Putumayo, Chocó, y ahora se suma Antioquia, y no descansaremos en nuestro recorrido por el país para lograr el compromiso de todos los mandatarios locales en esta cruzada contra el reclutamiento”, dijo Gutiérrez.

El caso Antioquia

En el caso de Antioquia, la alta funcionaria recordó que esta estrategia busca impactar positivamente a 1.700 menores de edad, a 550 familias y a 200 líderes y organizaciones sociales del departamento.

En la primera etapa, a través de la asistencia de Unicef y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), “Súmate por mí” estará presente en 12 municipios: Anorí, Apartadó, Cáceres, Carepa, Dabeiba, El Bagre, Ituango, Tarazá, Turbo, Valdivia, Remedios y Zaragoza. Adicionalmente, con la asistencia de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) llegará a Caucasia.

Además, desde la Comisión Intersectorial para la Prevención del Reclutamiento de Niños, Niñas y Adolescentes, conformada por 22 entidades públicas, también se han priorizado otros 14 municipios: Bello, Chigorodó, Frontino, Maceo, Medellín, Murindó, Mutatá, Nechí, Olaya, Puerto Berrío, San Roque, Urrao, Yarumal y Yondó.

“Es un trabajo que desde el Gobierno Nacional no podemos hacer solos. Son los alcaldes municipales los que conocen su entorno, los que conocen sus comunidades, los que saben realmente lo que está ocurriendo”, destacó la Consejera.

Por esta razón, puntualizó Gutiérrez, “la estrategia ‘Súmate por mí’ trabaja en el fortalecimiento institucional en las regiones con presencia de grupos armados organizados y busca que todos los municipios priorizados cuenten con equipos de acción inmediata, con rutas de prevención del reclutamiento en funcionamiento y con planes de prevención del reclutamiento en el que se articule la oferta municipal, departamental y nacional”.

Por eso el secretario de Gobierno del departamento, Luis Fernando Suárez, manifestó la disposición que desde la Gobernación hay para “trabajar Unidos por la defensa de los derechos de la infancia de Antioquia. Todos debemos cerrar filas para prevenir el uso y reclutamiento por actores armados”.

El papel de las alcaldías

Los alcaldes deberán designar un enlace entre la administración local y el equipo territorial coordinador; socializar el proyecto en todas las instancias de articulación del municipio y regionales, incluidos los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET); facilitar los procesos de fortalecimiento de capacidades a los funcionarios de las instituciones; y conformar los equipos de acción inmediata y las rutas de prevención del reclutamiento, entre otros.

Al respecto, Juan Camilo Piedrahíta, alcalde de Anorí, celebró que su municipio haya sido priorizado para la implementación de esta iniciativa, “porque esa gestión social es muy importante para mitigar el impacto del conflicto y seguir dando garantías de derecho, que es lo que necesitamos en estos municipios que estamos saliendo del conflicto armado y que queremos transitar hacia otra realidad. Sin esos recursos no podríamos llevar a cabo esta iniciativa”.

Y es que pese a la desmovilización del frente 36 de las Farc, que por décadas habitaron las montaña de Anorí, el riesgo para los niños, niñas y adolescentes no ha desaparecido completamente.

“Siguen existiendo grupos armados como las disidencias y el Eln, que si bien no tienen tanto poder como el que ostentó las Farc en su momento, siguen buscando a los niños para engrosar sus filas”, dijo Piedrahíta.

Al respecto, Gutiérrez enfatizó en que actualmente se dan dos formas de vinculación de los niños a dinámicas del conflicto armado, una es la vinculación del niño o adolescente al grupo armado como uno de sus miembros, y la otra es la utilización en su entorno habitual, como campanero (que avisa de la presencia de la Fuerza Pública o de otro grupo) y para el microtráfico.

De momento, hasta el 19 de noviembre los alcaldes tendrán tiempo para microfocalizar el territorio, y para el 25 de noviembre se dará la microfocalización poblacional. La idea es que en enero próximo el proyecto ya esté andando .

1.700
millones de pesos serán invertidos en Antioquia para prevenir el reclutamiento.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD