<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Proponen que Duque no suspenda porte de armas de forma generalizada

  • El presidente Duque firmó el decreto 1808 de 2020, que prorroga la suspensión del porte de armas hasta el 31 de diciembre de 2021. FOTO COLPRENSA
    El presidente Duque firmó el decreto 1808 de 2020, que prorroga la suspensión del porte de armas hasta el 31 de diciembre de 2021. FOTO COLPRENSA
14 de enero de 2021
bookmark

Aunque es de bajo perfil la discusión en estos momentos, en el país hay un debate sobre el porte de armas. Esto, tras la prorrogación de la suspensión generalizada de los permisos en toda Colombia.

El pasado 31 de diciembre, se hizo público el decreto 1808 de 2020 firmado por el presidente Iván Duque, en el que se prorrogó la suspensión entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2021.

La medida, explica el decreto, es con “el propósito de mantener y preservar el conjunto de condiciones de seguridad y tranquilidad que permiten la prosperidad general, y el ejercicio de las libertades ciudadanas, se considera conveniente prorrogar las medidas para la suspensión adoptadas el 30 de diciembre de 2019”.

Sin embargo, esta prórroga no ha caído bien. En esa discusión, por ejemplo, salió a relucir un proyecto de ley que a finales de octubre del año pasado fue aprobado en primer debate y que seguirá su trámite a partir de marzo de 2021.

Se trata de la propuesta del representante conservador Juan Carlos Wills para que el presidente solo pueda suspender los permisos de porte de armas en casos excepcionales, como en el Día de las Madres, cuando se registra un aumento en los casos de violencia.

Según la exposición de motivos del proyecto de ley, con decretos como el 1808 se hace una interpretación errónea del artículo 223 de la Constitución que establece que “solo el Gobierno puede introducir y fabricar armas, municiones de guerra y explosivos. Nadie podrá poseerlos ni portarlos sin permiso de la autoridad competente. Este permiso no podrá extenderse a los casos de concurrencia a reuniones políticas, a elecciones, o a sesiones de corporaciones públicas o asambleas”.

En ese sentido, continúa la exposición de motivos, la “hiperregulación de las armas” ha hecho que “los ciudadanos del común, que no tienen cómo defenderse de quienes quieran obrar en su contra de manera delictiva, han perdido cada vez más la capacidad de ejercer la protección de sus derechos e intereses, quedando así en manos del Estado (...) que es incapaz de cumplir a cabalidad con esa obligación de protección a la comunidad”.

También cita la sentencia C 077 de 1993 de la Corte Constitucional, que se refiere a la suspensión de los permisos en casos especiales como el estado de conmoción interior. Sobre esta, Wills señala que aunque es claro que el Estado tiene el monopolio de las armas, “lo que se quiere lograr es que el porte y tenencia de armas sea como regla general permitido y controlado en el territorio y como carácter excepcional y en situaciones puntuales el mismo pueda ser suspendido durante un periodo de tiempo determinado”.

La propuesta cuenta ya con apoyo en el Congreso de partidos como el Centro Democrático. En ese sentido, la senadora uribista María Fernanda Cabal publicó una columna de opinión que la suspensión del porte “deja a los ciudadanos a merced de la delincuencia, lo que beneficia únicamente a los bandidos” y que con el decreto, Duque está “incumpliendo sus promesas”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*