<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

“Mi propósito es derrotar el pesimismo”: Mauricio Cárdenas

Mauricio Cárdenas habla de su nuevo libro y de su posible candidatura presidencial.

  • Mauricio Cárdenas se enfrentaría a precandidatos del Partido Conservador como David Barguil y Juan Carlos Echeverry. FOTO DONALDO ZULUAGA
    Mauricio Cárdenas se enfrentaría a precandidatos del Partido Conservador como David Barguil y Juan Carlos Echeverry. FOTO DONALDO ZULUAGA
22 de septiembre de 2021
bookmark

De oficializar que se lanza a la Presidencia, el exministro de Hacienda en el Gobierno de Juan Manuel Santos, Mauricio Cárdenas, dice que se concentrará en tres temas: el empleo, la seguridad y la lucha contra la corrupción.

Mientras se decide a oficializar su aspiración, lo cual asegura que depende de cómo el Partido Conservador eliga a sus cartas presidenciales, está promoviendo su libro Cómo avanza Colombia, que muestra y analiza varios casos de éxito en las políticas públicas nacionales, bajo un objetivo claro y hasta de campaña: combatir el pesimismo.

En entrevista con EL COLOMBIANO, Cárdenas se refirió a su libro, a sus propuestas de cara a las elecciones presidenciales de mayo de 2022 y a lo que lo que considera es el camino que debe tomar su partido. Además, aprovecha para tirarle pullas a Gustavo Petro y para controvertir algunas decisiones del Gobierno.

¿Este libro es la presentación de su candidatura a la Presidencia?

“No, porque este no es una propuesta, ni un plan de Gobierno. Es más una reflexión que tiene un propósito: derrotar el pesimismo. Contradecir las tesis que dicen que en Colombia todo se ha hecho mal, que hay que hacer un ‘borrón y cuenta nueva’. Lo que yo digo es que Colombia ha hecho cosas bien. Incluso ha aprendido de sus propios errores para corregir y salir adelante. Muchas veces el reconocimiento viene del exterior primero que de Colombia.

Termino con unas reflexiones sobre cuáles son las áreas en las cuales todavía nos falta trabajo: la lucha contra el cambio climático, el fenómeno del narcotráfico y también el de la pandemia, que es un problema muy serio, que requiere de cooperación internacional y de que podamos producir vacunas en Colombia”.

¿Qué es lo que dice sobre el tema de los impuestos?

“Aquí todo el mundo dice que hay lucha contra la evasión y que esa es la salida. Pero cuando se empiezan a tomar medidas efectivas en ese tema, surgen una cantidad de ‘anticuerpos’, piden que no se metan con eso, que no se declare a Panamá como paraíso fiscal.

Un capítulo contra la evasión tiene que ver con que, por ejemplo, las entidades sin ánimo de lucro paguen impuestos”.

Usted ha participado en varios Gobiernos y dice que la infraestructura es un cuello de botella. ¿Por qué esos gobiernos, que usted conoce por dentro, no han logrado superar ese cuello de botella?

“Soy optimista con el tema de la infraestructura, porque digo que después de tantos fracasos, logramos construir un modelo que es el de las concesiones de las 4G y las 5G.

Pero lo menciono porque, en ese caso, ya logramos diseñar una arquitectura que está produciendo resultados y aparecen propuestas como las de Petro y las de Robledo, que piden que no haya más peajes. Eso es acabar el modelo de concesiones.”.

¿Cuáles son los tres ítems más importantes de su campaña?

“Las elecciones se van a definir alrededor de tres temas. El empleo, la seguridad y la corrupción. A partir de esos aspectos es que los candidatos deben mostrar sus propuestas, deben diferenciarse y deben decir cuál es la ruta a seguir”.

¿Cómo solucionar el tema del desempleo?

“Tenemos que seguir bajando los costos de contratación. Por ejemplo, en la reforma que hicimos en el 2012 se eliminaron los aportes al Sena, al Icbf y a la salud por cuenta de los empleadores, lo que les ahorró 13,5 % del valor de las nóminas y fue un primer paso. Hay que seguir en esa dirección.

Al mismo tiempo necesitamos capacitación. Lo que yo voy a proponer es un plan para darle todo el foco presupuestario a la formación técnica y tecnológica. Hay que masificar los programas y dar subsidios para que los jóvenes puedan formarse como técnicos y tecnólogos”.

¿Reducir los costos del empleo implicaría pagar por horas o bajar el salario de la gente?

“No, hay que bajar los costos que tienen que ver con impuestos. Yo creo se debe reducir el costo en temas como las cajas de compensación o las pensiones para que los trabajadores que ganan el salario mínimo no tengan que hacer un aporte igual a los trabajadores que ganan cinco salarios mínimos”.

¿Se necesitaría otra reforma tributaria para lograr esos efectos sobre el empleo?

“Digamos que no es reforma tributaria, porque es más de costos de contratación. Tiene que ver más con los aportes a pensiones y a cajas de compensación. Pero solo de los trabajos que están por debajo de los dos salarios mínimos”.

¿Qué haría para mejorar la porblemática de la seguridad?

“Creo que es necesario aumentar la presencia del Ejército en las calles de la ciudad. Ese es un factor que le da a la ciudadanía más confianza y disuade mucho la criminalidad.

Lo segundo es que en las ciudades necesitamos integrar los sistemas de vigilancia pública con los del sector privado. Debemos adoptar un sistema de cámaras que tenga un reconocimiento inteligente de las placas de los carros, para que no tengamos a la Policía vigilando quién cumple con el pico y placa. Que eso se haga automáticamente y a los policías los pongamos a proteger y a dar seguridad.

Al mismo tiempo necesitamos aumentar el número de policías. A una ciudad como Medellín le pueden estar faltando unos 2.000. El cuello de botella está en la capacitaciónde los uniformados. Tenemos que acelerar eso.

También necesitamos tener más URI. Si no hay URI, tienen que soltar a quienes cometen delitos, porque llegan los del día siguiente y se van soltando los del día anterior. El último punto es que en algunas ciudades hay un problema con la población migrante.

Nosotros acogemos a la población venezolana, pero tenemos que contar con un mecanismo que permita deportar a los venezolanos que cometan crímenes. Y si no tenemos relaciones consulares con Venezuela, no podemos hacerlo. Nadie los recibe allá”.

¿Usted qué haría distinto?

“Hay que tener un sistema integrado en las URI con Migración Colombia. Entonces, un venezolano indocumentado no se puede dejar en libertad si existe la presunción de un delito, hasta que se establezca cuál es su identidad. Además, necesitamos tener un sistema que implicaría reabrir la relación consular con Venezuela”.

Es decir, ¿con Maduro?

“Sí. No se trata de decir que vamos a rechazar la migración yo soy un defensor de eso y nos conviene a largo plazo”.

¿Considera que en el Gobierno Duque se salió de las manos el tema de la seguridad, o es una responsabilidad de los alcaldes locales?

“No me parece que este problema se resuelva en el ‘pimponeo’ entre alcaldes y el Gobierno Nacional. Lo que se necesita es articulación entre ambas partes.

Pero el Gobierno Nacional tiene unos papeles importantes. El pie de fuerza del Ejército es su decisión y también el tema de restablecer relaciones consulares, no me refiero a las relaciones diplomáticas.

Hay que hablar de responsabilidades compartidas, porque los presupuestos de las ciudades tienen que sumarse al presupuesto del Gobierno Nacional para el entrenamiento de nuevos policías y construcción de URI”.

Cuando usted habló de economía dijo que había que reducir el déficit fiscal, pero en seguridad se refiere a cosas que generan muchos gastos...

“Tenemos que aplicar una fórmula de austeridad inteligente. Hay programas como el de seguridad que son prioritarios y hay que recortar algunas áreas no prioritarias. El presupuesto ha crecido mucho en este Gobierno”.

¿Qué propone para luchar contra la corrupción?

“Yo estoy convencido de que el mayor antídoto contra la corrupción es que la ciudadanía se involucre en denunciar e investigar.

Por ejemplo, un periodista debería tener una herramienta fácil de usar para consultar información. Eso lo podemos lograr si ponemos los presupuestos de la nación, de los departamentos y de los municipios en línea con cada partida presupuestaria conectada al contrato, su copia electrónica y todos los otrosí que se dejan firmados. Y es necesario que cualquier partida del presupuesto tenga asociado en el mundo de la política a los gestores, a los promotores, que puede ser, por ejemplo, un alcalde”.

Teniendo en cuenta que en las encuestas para las elecciones presidenciales usted no figura, ¿qué tanta viabilidad electoral le ve a su campaña?

“Yo no me he lanzado como candidato y no he hecho una inscripción. Aún no estoy rodando de candidato, sino de autor de mi libro, hablando de los problemas del país. La decisión de ser candidato o no la voy a tomar en función de cómo evalúe las reglas de juego del Partido Conservador”.

¿Cómo van esas reglas de juego?

“Se está conversando en el partido sobre ese tema. Yo lo digo abiertamente: prefiero un sistema de encuestas”.

¿La posibilidad es un sistema de encuestas, una convención o una consulta?

“Una convención podría ser. No habría que descartar la consulta, pero si se hace en un momento en el cual no hay otras elecciones, baja la participación electoral y queda el partido asociado a una mala votación. Tampoco hay motivación para los congresistas, que están pensando en su elección de marzo”.

¿Le gusta más la encuesta porque en la convención otros políticos, como David Barguil, podrían tener mayores posibilidades?

“Creo que es más transparente la encuesta. Es lo que está pensando la mayoría de la gente, en general, no solo un grupo de personas dentro de un partido”.

¿El Partido Conservador podría irse a una consulta interpartidista con el Centro Democrático, como lo hizo en 2018?

Estaría de acuerdo con la consulta interpartidista con un candidato del Centro Democrático y con candidatos de otros partidos. Si el Partido de ‘la U’, los exgobernadores o los exalcaldes quieren entrar a esa consulta interpartidista, eso me parece muy bien. Pero obviamente el Partido Conservador debe llegar con un candidato único”.

¿Qué opina del hecho de que Gustavo Petro, un candidato con posturas opuestas a las suyas, sea uno de los que se perfilan a competir por la Presidencia?

“Me preocupa, porque creo que es irnos por un camino que puede empeorar todo. Lo que va a hacer es agudizar la crisis, se está hablando de financiar al Gobierno con emisión monetaria. Ese es un retroceso. Ya lo hizo Colombia, salió mal y estuvimos muchos años con la inflación muy alta. Y me preocupa mucho que se piense que la solución de Colombia está en el proteccionismo. Tengo total desacuerdo con esas posturas”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD