<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

“La Costa Nostra”, el libro sobre los Char que editorial se negó a publicar cuando ya estaba listo

La periodista Laura Ardila firmó hace dos años un contrato con Planeta para publicar una investigación sobre el clan político más poderoso de la Costa Caribe. El 4 de julio le notificaron que el libro no va más, pese a que ya estaba lista hasta la portada.

  • La periodista firmó un contrato con Planeta para publicar una investigación sobre el clan Char. Sin embargo, la editorial decidió unilateralmente suspender la publicación del libro. FOTO: TOMADA DE LA FLIP
    La periodista firmó un contrato con Planeta para publicar una investigación sobre el clan Char. Sin embargo, la editorial decidió unilateralmente suspender la publicación del libro. FOTO: TOMADA DE LA FLIP
09 de julio de 2023
bookmark

De forma unilateral, y cuando el manuscrito ya estaba listo, Planeta suspendió la publicación de un libro que escribió para esa casa editorial la periodista Laura Ardila Arrieta sobre los Char, el clan político que maneja la movida electoral en la Costa Atlántica. Ardila y Planeta firmaron hace 2 años un contrato para la publicación del texto, pero el 4 de julio de este año, cuando el manuscrito ya había sido aprobado e incluso tenían lista hasta la portada, a la periodista le notificaron que la investigación no vería la luz. ¿Qué pasó?

Pese a que el concepto legal al que fue sometido el manuscrito arrojó que el texto cumplía con todos los estándares periodísticos y Ardila nunca recibió ningún reparo de Planeta sobre el tema o las personas investigadas, la editorial argumentó ahora que prefería no publicar el libro para evitar un litigio legal en caso de una demanda por daños morales.

Según explicó Ardila, a fines de 2020 le presentó a la editorial Planeta una propuesta para publicar un libro sobre la familia Char, el gran fortín electoral del Atlántico. “En un documento de cinco páginas, detallé a esa editorial mi idea de contar la historia del clan político más poderoso de Colombia y sus contratistas aliados, y me presenté como la periodista que desde 2015 viene cubriendo desde terreno sus movidas”, explicó Ardila en una columna que publicó este domingo 9 de julio en El Espectador.

Las conversaciones fluyeron y en menos de cuatro meses, es decir, en marzo de 2021, ya tenía un contrato firmado. En agosto de 2022, la periodista entregó la mitad de los capítulos que había acordado y hace tres meses, en abril de este 2023, entregó lo que faltaba del texto

Según narró, durante estos años no hubo ningún contratiempo. Es más, tuvo un editor que, en sus palabras, “la impulsó, revisó el texto, estuvo al tanto de cada dificultad de la reportería y se emocionó conmigo frente a cada avance”.

Eso sí, explica que en mayo de 2022, Planeta solicitó el concepto legal de Ana Bejarano, quien había hecho, a través de la fundación El Veinte, que dirige, la revisión legal del manuscrito. “El documento señaló la alta posibilidad de litigio por parte de las personas investigadas, pero recomendó la publicación del libro por tratarse de un tema de preponderante interés público y respaldado en una reportería completa y suficiente: cumple con todos los estándares periodísticos”, se le notificó entonces.

Previamente, se le había sugerido dentro de la asesoría legal que incluyera el relato de las amenazas que había recibido durante la investigación. Eso, según la recomendación, serviría para poner en contexto “los retos que implica este tipo de trabajos periodísticos”.

En mayo de 2022, Planeta diagramó el libro, contó la periodista. También quedó lista la corrección de estilo y el diseño de la portada. Ardila participó en el proceso e incluso un fotógrafo fue contratado para hacerle la foto que usarían en la solapa. “Finalmente, a principios de junio de 2023, me informaron que La costa nostra entraba a una fila de impresión”, señaló la escritora.

En la imagen de la portada, que Ardila publicó también en su columna de opinión, se lee el título del libro “La costa nostra”, seguido de una breve descripción: Historia no oficial del clan político más poderoso de Colombia, haciendo referencia a Los Char.

“Con ilusión y la certeza de que después de un gran esfuerzo profesional y emocional había logrado concretar un trabajo relevante para los ciudadanos y de una calidad periodística avalada por editoras de quilates, comencé a planear incluso el lanzamiento. Los colegas María Jimena Duzán y Juan Roberto Vargas aceptaron amablemente hacer esa presentación”, narró la periodista.

Pero, después de tener todo listo, sucedió lo que ella califica como un cambio inesperado. El 4 de julio la citaron a una reunión extraordinaria en la sede de Planeta en Bogotá con Mariana Marczuk, directora editorial de Planeta para la región Andina. En una conversación que duró media hora le notificaron que el libro no será publicado.

¿La razón? En ese momento le explicaron que Planeta no quería asumir el riesgo legal de una eventual demanda por daños morales. “Aseguran que enviaron el manuscrito a una revisión de su departamento legal en España y fue allá que dispusieron eso”, dijo, asombrada porque en esa misma reunión Marczuk describió el libro como una joya del periodismo de investigación.

“Afirmó que la calidad periodística del manuscrito ‘no está en discusión’, e incluso me deseó que ojalá encontrara algún espacio para publicarlo”, relató sobre los detalles de la conversación. Con esa notificación, el contrato que había firmado para la publicación del libro se terminó de forma unilateral.

La Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) respaldó a la periodista y alertó que “la medida tomada por Planeta es lesiva y afecta la divulgación de una investigación interés de la ciudadanía, particularmente si se tiene en cuenta el contexto actual, previo a las elecciones locales. Esto se convierte en un obstáculo para que las y los votantes conozcan la información relevante plasmada en el texto”.

La periodista advierte que la no publicación de este libro abre una posibilidad de riesgo para ella, “debido a que muchos de los personajes a los que alude la historia ya saben que este existe, pero —al menos que yo sepa— no conocen aún su contenido”.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*