<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Comida de 500.000 niños se daña por neveras y estufas en mal estado

Tras más de 100 días de clases, la alimentación escolar no llegó a cinco Entidades Territoriales.

  • La Contraloría General de la Nación encontró que las cocinas y los comedores escolares en algunos colegios no son espacios adecuados para la alimentación de niños y niñas. FOTO Contraloría
    La Contraloría General de la Nación encontró que las cocinas y los comedores escolares en algunos colegios no son espacios adecuados para la alimentación de niños y niñas. FOTO Contraloría
  • En sus visitas, la Contraloría también encontró frutas que habían sido entregadas en mal estado. FOTO Contraloría
    En sus visitas, la Contraloría también encontró frutas que habían sido entregadas en mal estado. FOTO Contraloría
Comida de 500.000 niños se daña por neveras y estufas en mal estado
Publicado el 24 de mayo de 2022
20 %
de los colegios que visitó la Contraloría no tenía cómo refrigerar sus alimentos.

Más de cien días han esperado medio millón de estudiantes de colegios públicos sin que les llegue un solo arroz del Plan de Alimentación Escolar (PAE). Demoras en la contratación, refrigeradores dañados y estufas sin mantenimiento son parte del problema.

La alerta la hizo la Contraloría después de realizar 367 visitas a instituciones educativas en el país. Así encontró que en cinco Entidades Territoriales (ver gráfico) no habían empezado a implementar el PAE y en otras nueve no lo habían implementado al 100 %.

Los datos, que fueron recogidos hasta el pasado 13 de mayo, dan cuenta de los líos que tienen algunas alcaldías y gobernaciones para licitar, contratar y ejecutar los contratos de alimentación para sus alumnos.

Juan Carlos Martínez, director de la Unidad de Alimentos para Aprender del Ministerio de Educación, indicó que estas demoras se le atribuyen a la falta de agilidad en el arranque de las licitaciones. “Además, hubo problemas con los oferentes, había ciudades donde no se presentaban contratistas”, explicó Martínez.

Neiva, por ejemplo, es una de las Entidades Territoriales donde, según la Contraloría, aún no había iniciado el PAE hasta el pasado 2 de mayo. El ente de control señalaba que si bien el contrato se le había adjudicado a la Unión Temporal CBS, el pasado 28 de marzo, en visitas que hicieron el 2 de mayo encontraron que aún no se había empezado a ejecutar lo pactado.

Desde la Alcaldía de Neiva le dijeron a este diario que ya empezaron a implementar el PAE desde hace dos semanas, aunque reconocen que por lo pronto no han podido llegar a todos los colegios que lo requieren.

Mala planeación

Para garantizar que las empresas y las autoridades encargadas de entregarles los alimentos a los niños cumplan con sus compromisos, los padres de familia y los docentes pueden hacerles seguimiento a estos procesos. Como son los primeros afectados por los líos en el PAE, conocen de cerca cuáles son los líos que no le permiten avanzar.

En el caso de Santa Marta, la vigilancia ciudadana concluyó que no se previó correctamente el regreso a la presencialidad. “Hubo falta de programación antes de la contratación. No se tuvo en cuenta que las instituciones no tenían el menaje adecuado, porque se había dañado en estos dos años”, señaló Edilfonso Orozco, uno de los veedores ciudadanos que le han hecho seguimiento al tema.

Según explicó, las estufas e incluso algunos implementos de refrigeración se dañaron durante la pandemia. Esto, dijo, tomó por sorpresa tanto a la Alcaldía de Santa Marta como a los contratistas encargados del PAE.

Martínez, por su parte, agregó que el Ministerio de Educación ha puesto cerca de 1 billón de pesos “para ir adecuando las instalaciones, hacer los arreglos y adecuar las instalaciones, pero no todas las Entidades Territoriales fueron igual de eficientes en la ejecución de esos recursos”.

El mal estado de estos implementos en Santa Marta llevó a que las empresas encargadas de llevarles los alimentos a los niños decidieran entregar unas “Raciones Industrializadas” que no tienen un estudio de costos adecuado, de acuerdo con la Contraloría. A esto se sumó que en la capital del Magdalena el PAE solo inició operaciones tres meses después de haber iniciado el calendario escolar.

Este, sin embargo, no es el caso exclusivo de Santa Marta. De los colegios que visitó la Contraloría, el 20 % no tenía un sitio para refrigerar alimentos, el 16 % no contaba con ningún espacio para almacenar comida y el 15 % no tenía una cocina.

El ente de control, además, documentó casos de colegios que recibieron, frutas y alimentos lácteos en estado de descomposición.

Falta de veedurías

La Ley 2042 de 2021 fue la que les dio relevancia a las comunidades educativas para ponerles la lupa a las licitaciones y los contratos. A partir de entonces, todos los informes o quejas que lancen esos ejercicios de vigilancia ciudadana deben ser escuchados obligatoriamente por los supervisores del PAE y la Unidad Administrativa Especial de Alimentación Escolar.

El problema es que, según el reciente informe de la Contraloría, en el 73 % de las instituciones educativas que habían visitado todavía no se habían conformado veedurías de padres de familia, ni los Comités de Alimentación Escolar (CAE) –que también están compuestos por estudiantes y le hacen seguimiento al PAE–.

Es decir, que si bien la vigilancia ciudadana permite cuidar mejor los recursos públicos y los derechos de los menores de edad, su alcance a nivel nacional aún es muy limitado.

En sus visitas, la Contraloría también encontró frutas que habían sido entregadas en mal estado. FOTO Contraloría
En sus visitas, la Contraloría también encontró frutas que habían sido entregadas en mal estado. FOTO Contraloría
Infográfico

Contexto de la Noticia

Paréntesis La cobertura había bajado

El Laboratorio de la Economía de la Educación de la Universidad Javeriana había documentado que la cobertura del Programa de Alimentación Escolar había descendido durante la pandemia de coronavirus. A partir de un análisis de datos del Dane, determinaron que “en el 2020, se observó una disminución de 15 puntos porcentuales en la cobertura, afectando a cerca de 476 mil estudiantes”. Los líos que tienen hoy los contratistas y las Entidades Territoriales corresponden en parte al retorno masivo a la presencialidad, la cantidad de niños que deben ser cubiertos y el deterioro que tuvo la infraestructura en los últimos dos años.

Sebastián Ramírez Torres

Iba a ser médico, pero me volví periodista. Me gusta debatir y hablar mucho y de todo. Creo que la información es un patrimonio inmaterial y público.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección