<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

“Otoniel” asegura ante la JEP que se entregó, Gobierno lo desmiente

El líder del Clan del Golfo habló de un posible diálogo de paz. MinDefensa dijo que “no negocia con terroristas”.

  • Dario Antonio Usuga, alias Otoniel, quedó en poder de las autoridades desde el pasado 23 de octubre. FOTO: CORTESÍA
    Dario Antonio Usuga, alias Otoniel, quedó en poder de las autoridades desde el pasado 23 de octubre. FOTO: CORTESÍA
DANIELA OSORIO ZULUAGA | Publicado el 22 de diciembre de 2021

El testimonio del máximo líder del Clan del Golfo, Dario Antonio Úsuga, alias Otoniel, contradice lo que el Gobierno anunció hace dos meses como uno de los mayores golpes a la criminalidad del país. Pese a que el Ministerio de Defensa aseguró que la Fuerza Pública lo capturó tras un megaoperativo, el capo dijo ante la Jurisdicción Especial para la Paz que se trató de una entrega voluntaria para que le respetaran la vida, y no de un aprehensión.

Ante la polémica, la Presidencia salió a defender en bloque la veracidad de la operación. Hubo declaraciones desde el Ministerio de Defensa y la Policía Nacional hasta el mismo presidente Iván Duque. “¿Qué va a decir esa sabandija cuando esté en Estados Unidos? (..,) Él sabe cómo lo capturaron y hasta dónde le llegó la Inteligencia”, dijo el jefe de Estado.

El anuncio de la captura se dio el pasado 23 de octubre y fue catalogado por el presidente Duque como uno de los mayores logros de la Fuerza Pública durante la última década. Incluso, el mandatario llegó a compararlo con el del narcotraficante Pablo Escobar, por lo que se convirtió en la noticia nacional e internacional más importante de esa semana.

Pero las especulaciones de si tratarse de una entrega empezaron a llegar desde ese mismo día, pues la posición tranquila y la ropa de Otoniel –aparentemente limpia– no daban cuenta de una batalla entre los hombres de seguridad del narcotraficante y los militares que lo acorralaron.

Tras esas especulaciones, el director general de la Policía, Jorge Luis Vargas, defendió a su institución este martes asegurando que el hecho de que el máximo cabecilla del Clan del Golfo no se hubiera enfrentado a los militares “no le quitaba méritos a la captura”.

De igual modo, bastaron menos de 60 minutos desde que se conoció la noticia para que el ministro de Defensa, Diego Molano, también diera declaraciones sobre lo sucedido. “Nada de que alias Otoniel se entregó, aquí lo que hubo fue una captura por parte de la Fuerza Pública”, aseveró el funcionario.

Sumado a eso, las autoridades insistieron en que para la operación Osiris –encargada de dar con el paradero de Otoniel– se desplegaron 19 aeronaves, dos plataformas de Inteligencia y seis equipos técnicos de señales. Todo esto, según el general Vargas, con la cooperación de 700 policías y militares.

Sobre negociaciones

Ante la JEP, Otoniel también le dijo a los magistrados sobre una supuesta disposición del Clan del Golfo para entablar diálogos de paz y desmovilizar la estructura criminal. Sin embargo, reconoció que no ha podido hablar con nadie desde que fue enviado a una cárcel de Bogotá, por lo que no ha vuelto a hablar con los integrantes del grupo.

En un tono sarcástico, Molano le advirtió que “aquí no se puede venir a hablar de negociaciones de paz”, y que “con terroristas y con narcotraficantes no se negocia”.

En todo caso, esta no sería la primera vez que Dario Antonio Úsuga busca llegar a acuerdos. Además de un intento de proceso de paz que se llevó entre el Clan y el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos, entre finales de 2017 y principios de 2018, EL COLOMBIANO logró establecer días después de la captura - el 31 de octubre de este año- que ya se venía acercando a la DEA antes de su captura en el Urabá antioqueño para buscar una reducción de su condena en Estados Unidos, donde dos cortes federales lo han pedido en calidad de extraditado

Contexto de la Noticia

¿qué sigue? Dos cortes esperan a Otoniel en EE. UU.

Las declaraciones de Otoniel no modifican lo que se supo desde el primer momento de su captura: que sería extraditado a una cárcel de Estados Unidos a responder por narcotráfico. La Jurisdicción Especial para la Paz aclaró que las dos audiencias a las que lo citó no frenan ese proceso de extradición que solicitó el país norteamericano desde octubre, pero eso podría cambiar en algún punto. Por ahora, las cortes de Florida y de Nueva York siguen esperando que el capo sea enviado a ese país. Allí se podría enfrentar a la pena máxima, es decir, 65 años de cárcel. Por ahora, Otoniel no ha dicho nada de lo que las víctimas pidieron que explicara sobre su actuar criminal en el Urabá.

Daniela Osorio Zuluaga

Comunicadora Social - Periodista de la UdeA. Amo leer historias y me formé para contarlas.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección