<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Patarroyo podrá seguir usando micos en sus investigaciones

  • El científico colombiano Manuel Elkin Patarroyo fue impedido por la Subsección C de la Sección Tercera a continuar con la captura de micos del género Aotos. FOTO COLPRENSA
    El científico colombiano Manuel Elkin Patarroyo fue impedido por la Subsección C de la Sección Tercera a continuar con la captura de micos del género Aotos. FOTO COLPRENSA
Colprensa | Publicado el 02 de febrero de 2015

En una decisión sin precedentes, la Sección Cuarta del Consejo de Estado, mediante fallo de tutela, derogó una decisión de la Sección Tercera Subsección C de ese mismo tribunal, mediante la cual se le prohibió al científico colombiano Manuel Elkin Patarroyo continuar con la captura de monos del género Aotus, vitales en la investigación para desarrollar la vacuna contra la malaria.

Con este fallo, según el científico, “se pone fin a varios años de retraso en la investigación científica, ya que cuando nos impidieron continuarla, la vacuna contra la malaria estaba muy avanzada, ya teníamos el 80 por ciento de efectividad”, explica.

La historia es la siguiente. El 3 de mayo de 2012 el Tribunal Administrativo de Cundinamarca accedió parcialmente a las pretensiones de la señora Angela María Rodríguez y su abogado Gabriel Vanegas Torres, quienes presentaron una acción popular en contra de la Fundación Instituto de Inmunología de Colombia (Fidic), Corpoamazonía y el Ministerio de Ambiente.

La acción popular reclamaba que se revoque el permiso que se concedió con fines de investigación científica a la Fidic para la captura de monos del genero Aotos Nacymaae en las selvas del Amazonas, con los cuales se desarrolla la vacuna contra la malaria.

También se pedía establecer si la Fidic cumplió con todos los requisitos legales para importar al país especies animales y si hubo tráfico ilegal, entre otras peticiones.

La decisión fue apelada ante el Consejo de Estado por la Fidic y el Ministerio de Ambiente, pero el 3 de diciembre de 2013 la Sección Tercera, subsección C, dejó en firme la decisión de primera instancia.

Según el Consejo de Estado, “existió vulneración a los derechos e intereses colectivos” por parte del Instituto, Corpoamazonía y el Ministerio de Ambiente, y se ordenó que para proteger los derechos colectivos de los animales silvestres, en el caso concreto de la especie de primates Aotus Vociferans, se anulara el permiso de estudio de diversidad biológica a la Fidic para su proyecto de investigación científico en el Trapecio Amazónico colombiano.

El fallo suspendió el trabajo de investigación y ordenó investigaciones disciplinarias contra los funcionarios públicos que habían emitido permisos de captura y experimentación, y ordenó también la implementación de un zoocriadero, vigilar las condiciones futuras de captura, movilización y repoblamiento del Aotus y crear un comité de verificación de lo anterior.

Frente a esa decisión, la abogada Gloria Lucía Álvarez Pinzón, apoderada de la Fidic, presentó una acción de tutela argumentando fallas procedimentales y sustantivas, pues consideró que no se tuvieron en cuenta varios elementos probatorios.

La tutela fue admitida y, por reparto, le correspondió a la Sección Cuarta, que con ponencia de la magistrada Carmen Teresa Ortiz revocó el pasado 12 de diciembre la decisión de noviembre del año pasado, que suspendió las labores científicas de Patarroyo y su fundación.

La ponencia, acogida por la Sección Cuarta, consideró que con la decisión de la Sección Tercera Subsección C “el Consejo de Estado incurrió en violación de los derechos fundamentales al debido proceso y a la investigación científica, en la medida en que declaró la nulidad de las resoluciones” que le permitían a la Fidic realizar las investigaciones para desarrollar la vacuna contra la malaria con el cumplimiento de las obligaciones y permisos del caso.

Al mismo tiempo, ordenó a la Procuraduría que a través de su oficina de Asuntos Ambientales y Agrarios junto con el Ministerio de Ambiente deberán realizar la vigilancia para el cumplimiento de la sentencia.

Alcances de la decisión

El fallo amparó los derechos fundamentales de la Fidic al debido proceso y a la investigación científica, vulnerados por la Sección Tercera del Consejo de Estado mediante la sentencia del 26 de noviembre de 2013.

Dejó sin efectos las sentencias de primera y de segunda instancias, proferidas en contra de la Fundación Instituto de Inmunología de Colombia, dentro del proceso de acción popular con ponencia de Claudia Lossi y de Enrique Gil Botero, respectivamente.

En consecuencia, recobran vida jurídica los permisos de investigación científica otorgados por Corpoamazonia a la Fidic, mediante las Resoluciones 028 y 632 de 2010.

Para permitir el reinicio de las actividades científicas, la decisión ordenó a Corpoamazonía que en 30 días determine si la Fidic ha cumplido las condiciones impuestas para el otorgamiento del permiso.

“Siempre actuamos legalmente”: Patarroyo

Conocida la decisión, el científico Manuel Elkin Patarroyo mostró su satisfacción, pues dice que su fundación siempre actuó con apego a la ley.

“En definitiva esto demuestra que siempre habíamos dicho la verdad y que siempre nos ceñimos a la ley. El fallo muestra que la Subsección C de la Sección Tercera no tuvo en cuenta muchísima información que nosotros pasamos basados en los estudios científicos, donde se muestra que los micos Aotus en un 95% son colombianos, de manera que se demuestra que nunca hubo tráfico ilegal de micos, que cuando esos micos son liberados se reintegran a su hábitat, se reproducen en excelentes condiciones y que tampoco hubo daño ambiental ni hubo ningún riesgo a la salud humana”, le dijo Patarroyo a Colprensa.

El científico se lamentó de que durante varios años tuvo que paralizar sus investigaciones para crear la vacuna sintética contra la malaria, pues dice que cuando le revocaron los permisos el estudio estaba muy avanzado y la efectividad de la vacuna llegaba al 80%.

“Esta decisión de tutela ya fue impugnada por Ángela Maldonado, porque lo que se busca es darles juego a las multinacionales que ya están haciendo investigación en Perú, para tratar de desarrollar la vacuna con los mismos micos. Quedamos en el 80 por ciento, porque no pudimos seguir recibiendo micos para la investigación. Esto representa un millón de muertos al año y 200 millones de enfermos con la malaria”, señaló.

Si quiere más información:


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección