<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Lo que dijo Lozada ante la JEP sobre crimen de Álvaro Gómez

  • La audiencia sobre el magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado se llevó a cabo este jueves en la JEP. FOTO COLPRENSA
    La audiencia sobre el magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado se llevó a cabo este jueves en la JEP. FOTO COLPRENSA
Colprensa | Publicado el 10 de diciembre de 2020

Haber conocido los horarios en que el líder conservador Álvaro Gómez Hurtado daba clases en la Universidad Sergio Arboleda habría desencadenado el plan que finalmente terminó acabando con la vida del expresidente de la Constituyente y excandidato presidencial el 2 de noviembre de 1985.

Así lo explicó ante los magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y representantes de las víctimas el senador del partido de las Farc Carlos Antonio Lozada, quien en ese momento se desempeñaba como comandante de la red urbana Antonio Nariño, que reconoció haber ejecutado tres de los seis homicidios de impacto político que fueron admitidos por las Farc recientemente.

Lozada dijo que estos crímenes perpetrados por la guerrilla no fueron parte de un plan muy estructurado sino que más bien eran provocados por alguna circunstancia coyuntural, como tener acceso a información de la víctima o que hubiera un hecho que pudiera facilitar el crimen.

En el caso de Gómez Hurtado, Lozada explicó que el líder conservador, desde la creación de las Farc, era visto por esa organización como una de las personas responsables de haber desatado el conflicto con el Estado.

Sin embargo, al tener acceso a los horarios en los que el líder conservador daba clases en la Universidad Sergio Arboleda, la red urbana Antonio Nariño solicitó en ese momento autorización para cometer el delito al Bloque Oriental, que comandaba en ese momento Jorge Briceño, alias ‘Mono Jojoy’, y la obtuvo.

Incluso, contó Lozada, el crimen se cometió en poco tiempo, menos de un mes después de dada la orden, porque estaban cerca las vacaciones universitarias y tenían que ejecutarlo antes de que llegaran.

Lozada también contó que la acción fue realizada por cuatro hombres que hacían parte del comando de la red urbana Antonio Nariño, tres de ellos ya muertos: alias “Danilo”, quien falleció en un enfrentamiento con la Fuerza Pública entre Fusagasugá y Arbeláez; “Chayanne”, quien murió como resultado de la masacre de Mondoñedo, que también es objeto de un proceso ante la JEP; “Freddy”, también muerto en esa masacre, y “Sebastián”, quien desertó un tiempo después de las Farc, y Lozada dijo no conocer su situación actual.

Otros crímenes

Lozada también habló de los homicidios del general (r) Fernándo Landazábal y los ex comandantes guerrilleros José Fedor Rey y Hernando Pizarro.

En el caso del general (r) Landazábal, señaló que era considerado como un objetivo militar para la guerrilla, no solo por su condición en la Fuerza Pública sino como uno de los “ideológos de la guerra contrainsurgente”.

Lo que precipitó su asesinato, según la versión del senador, fue que los guerrilleros accedieron a una tarjeta de presentación en la que estaba la dirección de su oficina.

Eso les permitió descubrir que quedaba a pocas cuadras de su casa y que parte de su rutina era hacer un recorrido con cierta periodicidad de su casa hacia su oficina. En ese momento, tomaron la decisión de asesinarlo.

Según explicó Lozada, en la operación participaron tres miembros de la red urbana Antonio Nariño, comandados por alias “Javier Paz”, quien falleció en 2004, víctima de cáncer. También tomaron parte “Danilo”, que lideró el crimen de Álvaro Gómez, y “Armando”, que murió en 1999, en un enfrentamiento con la Policía.

En el caso de Hernando Pizarro, quien fue comandante del frente Ricardo Franco junto con José Fedor Rey, Lozada explicó que ambos eran considerados como un objetivo por parte de las Farc por haber cometido la masacre de Tacueyó.

Mientras que el asesinato de Pizarro fue cometido por un comando de la red urbana Antonio Nariño, dirigido por Vladimir Zambrano, “Rubén”, que murió después en los hechos de Mondoñedo.

Los guerrilleros se hicieron pasar por agentes de la Fiscalía y se llevaron a Pizarro con una falsa orden de allanamiento. En el camino, Pizarro se dio cuenta de que lo iban a matar y empezó a gritar por la calle pidiendo ayuda, pero no logró evitar el asesinato.

Sobre los crímenes de Pablo Emilio Guarin y Jesús Bejarano, Lozada manifestó que no tenía mayor información porque fueron cometidos por otra célula guerrillera que no estaba bajo su mando.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

¿Error? Estados Unidos saca de su lista de narcotraficantes a jefe de disidencias

  • Alias John 40 es un reconocido guerrillero que actualmente hace parte de las disidencias de las Farc conocidas como la Segunda Marquetalia. FOTO: COLPRENSA
    Alias John 40 es un reconocido guerrillero que actualmente hace parte de las disidencias de las Farc conocidas como la Segunda Marquetalia. FOTO: COLPRENSA
Daniela Osorio Zuluaga | Publicado el 03 de diciembre de 2021
Daniela Osorio Zuluaga

Comunicadora Social - Periodista de la UdeA. Amo leer historias y me formé para contarlas.

Notas de la sección