<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

¿Piedad Córdoba relacionó a las Farc con el magnicidio de Álvaro Gómez? Esto fue lo que dijo en la JEP

La senadora del Pacto Histórico dijo en la JEP que conoció una versión sobre el magnicidio.

  • Piedad Córdoba aseguró que conoció una versión sobre el magnicidio de Álvaro Gómez e incluso aseguró haber hablado con alguien que le confesó el crimen años atrás. FOTOS: CORTESÍA Y ARCHIVO
    Piedad Córdoba aseguró que conoció una versión sobre el magnicidio de Álvaro Gómez e incluso aseguró haber hablado con alguien que le confesó el crimen años atrás. FOTOS: CORTESÍA Y ARCHIVO
06 de octubre de 2022
bookmark

Piedad Córdoba acudió este viernes a una nueva diligencia en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en la que accedió a narrar los hechos que conoce alrededor del magnicidio del dirigente conservador Álvaro Gómez Hurtado, cuya responsabilidad fue aceptada por exintegrantes de las Farc.

Córdoba contó ante el tribunal de paz la versión que tiene en su poder sobre el asesinato líder político y aseguró que la conoció en agosto de 2020 de parte de una pareja –hombre y mujer– que acudieron hasta su casa en Medellín para contarle lo que sabían del crimen.

“La cita la concedí por intersección de mi amigo Héctor Moreno, dirigente liberal del departamento de Santander, sin tener conocimiento previo del tema a abordar y solo referenciando que se trataba de una fuente con interés de revelar una importante noticia (...) Héctor tampoco supo la información concreta que me traían. Nunca precisé el origen de su contacto con la pareja”, expuso Córdoba.

Esta narración de Córdoba quedó plasmada en una carta que escribió a propósito de su versión en la JEP, y en ella explicó que la charla con la pareja duró entre 35 y 45 minutos y aseguró que ambos le plantearon que sabían la verdad sobre la muerte de Gómez Hurtado.

“No puedo dar fe de su identidad (...) Ambos parecían tener más de 50 años y al parecer no vivían en Medellín, ni tenían acento antioqueño. Si mi memoria no falla los nombres que me dieron fueron ‘Ramón’ y ‘Carola’, pero pudieron ser seudónimos o nombres inventados”, contó la senadora.

En esa línea, Córdoba planteó que el hombre tenía formación académica, dijo haber pertenecido a las Fuerzas Militares y aseguró que provino de familia conservadora laureanista, y aclaró que ninguno de los dos le pidió dinero, pero prefirió no contar en Telesur (donde trabajaba) sobre la historia.

“El hombre dijo haber conocido a través de un antiguo infiltrado de las Fuerza Militares en las filas de las Farc el testimonio de lo ocurrido en el campamento llamado La Escalera, ubicado supuestamente en el Yarí (Meta) el día de la muerte de Gómez”, contó la congresista de izquierda.

Al respecto señaló que en ese campamento supuestamente estuvo el 2 de noviembre de 1995, el entonces comandante del Bloque Oriental, Jorge Briceño, alias Mono Jojoy, y el hoy senador Julián Gallo Cubillos, conocido como Carlos Antonio Losada, quien era comandante de la Red Urbana Antonio Nariño.

“Al conocerse la noticia del asesinato de Gómez Hurtado, Briceño reunió al numeroso personal que había en el campamento, felicitó públicamente a Losada porque la unidad que el comandaba había dirigido la acción y se dispusieron a informarle a través de la radista a (Manuel) Marulanda”, apuntó la senadora.

Sobre la razón del homicidio de Gómez, según Córdoba, esgrimida en dicho campamento, la pareja argumentó motivos políticos, particularmente por la participación de Gómez Hurtado en la campaña contra las llamadas “repúblicas independientes”, más de 30 años atrás.

“No puedo certificar si la historia narrada corresponde con la realidad, ni los métodos de la pareja para acceder a esta información, pero entrego testimonio de lo escuchado por mí en dicha reunión. No me dieron más detalles”, agregó la congresista del Pacto Histórico.

Además, Córdoba aclaró que desconoce los elementos de modo, tiempo y lugar del magnicidio desde la versión que yo recibí y apuntó que no supo si hubo más planes de otros actores del conflicto para matar a Gómez Hurtado.

“Tan pronto conocí los testimonios y pude revisar con detalle la información solicité acudir a quien consideraba era la autoridad competente al respecto, pero una vez los antiguos miembros de las Farc asumieron su responsabilidad, emití comunicado y por ello, este caso del que no poseo mayores datos a los ya aportados”, expuso Piedad Córdoba.

No obstante, Córdoba relató que conoció a un hombre que supuestamente le confesó en la sede de la OEI en Bogotá que le había disparado al líder conservador, debido a que el magistrado auxiliar Farid Benavides, quien presidió la diligencia en la JEP, le preguntó si sabía quién fue el autor del crimen.

“Fue algo muy fugaz, en ese momento yo le dije que fuera a las autoridades porque su testimonio podía ser muy importante. Después traté de contactarlo para convencerlo de que fuera a las autoridades pero no lo logré, él me dijo que se llamaba Lucho o Chucho, no me acuerdo del nombre exacto”, relató Córdoba.

En el espacio de preguntas de las víctimas Córdoba fue abordada por Enrique Gómez Martínez, excandidato presidencial y sobrino de Gómez Hurtado. Este abogado le preguntó a la senadora sobre el aspecto físico del presunto autor del crimen. Ella aseguró que se trató de un hombre afrodescendiente que tenía cabello ensortijado y medía más que ella, y le puso entre 45 y 50 años de edad.

Frente a las dudas sobre su versión manifestadas por parte de las víctimas, Córdoba aseguró que Henry Acosta, facilitador del Acuerdo de Paz con las Farc, le dijo que alias Jesús Santrich le reconoció el crimen de Gómez Hurtado; sin embargo Acosta rechazó esa versión este mismo jueves.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*