<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Íngrid Betancourt: una tormenta política que revolcó el centro y ahora busca a Uribe

Los dos se reunirán esta semana. Fajardo aboga por libertad para De la Calle y Carvalho.

  • Íngrid Betancourt, Álvaro Uribe y Sergio Fajardo. FOTO: COLPRENSA
    Íngrid Betancourt, Álvaro Uribe y Sergio Fajardo. FOTO: COLPRENSA
DANIELA OSORIO ZULUAGA | Publicado el 04 de abril de 2022

Tras dinamitar la Centro Esperanza y a su propio partido –Verde Oxígeno–, la candidata Íngrid Betancourt tiene programada una reunión con el expresidente Álvaro Uribe en la que se podrían redefinir las cargas para las presidenciales del 29 de mayo.

A falta de fecha y hora, Betancourt aseguró que la conversación se dará esta semana y criticó a quienes la juzgan por esos acercamientos. “Curioso ver como personas que nacieron de las entrañas del uribismo ahora se rajan las vestiduras juzgando como impropio hablar con quien tomó la decisión de mi libertad”, aseveró la política refiriéndose a la Operación Jaque en la que fue liberada del secuestro de las Farc.

Sus movimientos no son nuevos. En las contiendas electorales Íngrid Betancourt ha tocado todas las orillas políticas y, para bien o para mal, las ha desestabilizado. Pasó de apoyar la izquierda de Gustavo Petro en 2018, a coquetearle esta semana a la derecha del Centro Democrático; y, en ese tránsito, se llevó por delante a lo que ella misma denomina centro.

Ahora, Íngrid tiene una candidatura a la que solo apoya un 2% del electorado, según encuestas, pero que tiene el peso de armar y desarmar a donde llega.

El más reciente de esos golpes de opinión lo dio con los halagos bilaterales entre ella y el expresidente Uribe que, además de sorprender a sus exaliados de la Centro Esperanza, tiene en aprietos a su partido Verde Oxígeno.

El intercambio de elogios ha sido tal, que el mismo Uribe ha salido a defenderla y fue él –según Íngrid– el que le propuso que se reunieran a conversar sobre un “gran pacto nacional”.

Lo cierto es que esa colectividad, sin renombre nacional y con pocos aliados, tiene solo dos congresistas electos que ahora están en contra de su fundadora.

Se trata del exnegociador de paz Humberto de la Calle, uno de los senadores más votados (187.307 votos en 2022), y del representante a la Cámara Daniel Carvalho, una ficha clave en Antioquia.

Esa pelea entre quienes deberían ser aliados, por militar en el mismo partido, ha puyado aún más a la Centro Esperanza, porque deja a De la Calle y Carvhalo amordazados y sin poder apoyar al candidato Sergio Fajardo.

De hecho, este último se refirió al tema diciendo que la candidata los tiene “atrapados” y que Íngrid ha cambiado en este tiempo haciéndole daño a la coalición que él representa.

Además, Fajardo resumió lo que ha pasado con ella desde su regreso a la política: “Cambió, llegó como conciliadora y luego anunció que era candidata”.

Esas movidas dejaron ver en público los problemas internos de la coalición y menguaron su apoyo, lo que se reflejó en los 720.000 votos de Fajardo en urnas, que relegaron a su consulta como la menos votada entre las tres que estaban en disputa.

La senadora Angélica Lozano, a quienes algunos señalan de llevar a Betancourt a la coalición, le dijo a EL COLOMBIANO que no está de acuerdo con lo que su exalida política está haciendo, pero que –más allá de su amistad– no tiene “cómo intervenir en las acciones y decisiones” de Íngrid, por lo que prefirió mantenerse al margen.

Por ahora, la expectativa es por la foto Uribe-Betancourt y las acciones que podrán emprender De la Calle y Carvalho. ¿Podrán quitarse la mordaza o terminarán al lado del uribismo que tanto critican?

Contexto de la Noticia

Los dos congresistas atrapados en las filas de Íngrid

Una movida política que parecía de rutina dejó a De la Calle y Carvalho atrapados en un partido en el que no apoyan a la candidata presidencial y sus alianzas. Tras pedirle que renunciara a la candidatura, De la Calle se resignó a no apoyar a Sergio Fajardo porque incurriría en doble militancia, algo que le costaría su curul en el Senado. Sin embargo, ambos se pronunciaron rechazando los acercamientos con Uribe. En una carta, los congresistas electos dijeron que eso es “a todas luces incoherente” y pidieron ser consultados para decisiones de ese tipo.

Daniela Osorio Zuluaga

Comunicadora Social - Periodista de la UdeA. Amo leer historias y me formé para contarlas.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección