¿Por qué caen a la cárcel los extranjeros en Colombia?

  • 703 extranjeros se encuentran recluidos en cárceles colombianas. FOTO JAIME PÉREZ
    703 extranjeros se encuentran recluidos en cárceles colombianas. FOTO JAIME PÉREZ
Publicado el 19 de enero de 2015
Infografía
¿Por qué caen a la cárcel los extranjeros en Colombia?
14

prófugos extranjeros han sido detenidos por Migración en los últimos tres años.

en definitiva

De Venezuela y España proceden la mayoría de presos foráneos que residen en las cárceles nacionales. Espere en los próximos días el reportaje: ¿por qué caen a la cárcel los colombianos?

Tráfico de drogas y de armas, hurto, homicidio y actos sexuales con menor de 14 años son los principales delitos que cometieron los extranjeros en Colombia en el último año.

Se trata de 703 ciudadanos de diversas nacionalidades, que conviven hacinados entre los 113.778 internos del país.

De los extranjeros, 475 pagan condenas y 228 pernoctan tras las rejas en calidad de sindicados; de ellos 83 son mujeres, de acuerdo con el registro del Grupo de Estadística del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec).

Los venezolanos son los forasteros con más arrestos (193), representando el 27,45% del total; siguen los españoles, con 88 (12,52%); ecuatorianos con 64 (9,10%); los mexicanos son 60 (8,53%), y los estadounidenses ocupan el quinto lugar con 34 (4,84%).

Extendiendo el análisis, se ve que en los cinco países que ponen más presos existen redes de crimen organizado transnacional con las bandas colombianas. De acuerdo con la Policía y la Fiscalía, Venezuela y Ecuador son usados como plataformas para la exportación de cocaína y también como bases para la adquisición y tráfico de productos de contrabando.

Por su parte, los grupos delincuenciales de México sirven a los colombianos como distribuidores de la droga y socios para el tráfico de armas, al tiempo que E.U. y Brasil son los principales consumidores de cocaína a nivel mundial, según los informes de la DEA.

Si sumamos los 12 grupos poblacionales más representativos (ver la infografía), se concluye que Centroamérica, con cinco países en ese top, es la región que más reos suma; le siguen Suramérica, con cuatro y Europa, con dos.

En los registros del Inpec figura el ítem “otros países”, que aportan 136 detenidos, es decir, el 19,35% de los reseñados. En ese subgrupo hay desde chinos hasta polacos, griegos y alemanes.

Entre esos procesados está el canadiense Norbert Reinhart George, a quien el Juzgado Primero Penal Ambulante de Antioquia le impuso una medida de aseguramiento por homicidio agravado, concierto para delinquir agravado y desplazamiento forzado (07/4/14).

La Fiscalía señala a este empresario minero de nexos con la banda “los Rastrojos” y por su presunta participación en la muerte de su socio Carlos Mario Restrepo Sampedro, ejecutada por sicarios en el municipio de Segovia (11/5/12).

La sustancia maldita

Teniendo en cuenta que de los 703 extranjeros encarcelados en Colombia, varios tienen imputaciones penales por más de un cargo, hay que decir que en conjunto tienen deudas pendientes con la justicia por 1.928 delitos.

El más representativo en estas cuentas es el tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, con 1.113 imputaciones formuladas contra foráneos.

Entre ellos está el español Juan Vásquez Nieto, a quien un juzgado aseguró en la cárcel San Sebastián de Ternera de Cartagena (10/7/14), por intentar exportar 3.2 kilos de cocaína líquida hacia Barcelona.

Según el reporte judicial, lo descubrieron en el aeropuerto Rafael Núñez de La Heroica, transportando la mercancía ilegal en dos cajas de vino.

Igual suerte padeció el italiano Simone Belluscio, quien el 8 de febrero de 2014 llevaba 1,4 kilos de cocaína en su maleta, pero el escáner del terminal aéreo cartagenero lo detectó. No pudo abordar el vuelo a Panamá y cayó a la misma prisión del ibérico.

La Policía Antinarcóticos capturó en el último año a 125 forasteros que transportaban estupefacientes en aeropuertos, la mayoría de México (39), Venezuela (18) y España (14).

“Aunque el Gobierno diga que la imagen del país ha cambiado, hay generaciones de extranjeros que todavía ven en Colombia un paraíso de drogas; y hay que tener en cuenta las telenovelas que se exportan a esos países mencionados, que tienen que ver con sexo y drogas. El número de foráneos que viene buscando esas actividades es enorme”, opina el abogado Rafael Tamayo, magíster en Derecho Internacional.

De hurtos, muertes y sexo

Después del tráfico de alucinógenos, los delitos por los que más extranjeros fueron judicializados en 2014 son: fabricación, tráfico y porte de armas de fuego o municiones, con 158 imputaciones; hurto, con 142 casos; y homicidio, con 122 expedientes.

En este último ítem reseñamos el caso del chino Huilong Guan, a quien el Juzgado 20 Penal del Circuito de Medellín condenó a 15 años de cárcel (28/7/14) por el asesinato de su esposa Taixian Tan.

El crimen sucedió el pasado 6 de mayo en el barrio Sevilla de Medellín, donde la pareja administraba un restaurante de comida oriental.

Guan, encolerizado por un ataque de celos, le quitó la vida a su cónyuge a punta de puñaladas. Luego trató de degollarse a sí mismo, fracasando en el intento por la intervención de los médicos.

En el hospital se cortó las venas, por lo que hoy purga su sentencia con vigilancia siquiátrica en la cárcel Bellavista, en Bello (Antioquia).

El listado de los cinco delitos más perpetrados por los forasteros lo cierra el de actos sexuales con menor de 14 años, con 49 cargos, muchos asociados al turismo sexual que atrae a cierto tipo de visitantes.

Ahora, si sumamos los delitos sexuales de todo tipo, la situación es más preocupante: acceso carnal violento (15), acceso carnal abusivo con menor de 14 años (14), pornografía con menores (11), demanda de explotación sexual comercial de persona menor de 18 años (5), acto sexual violento (4), incesto (4), estímulo a la prostitución de menores (3), acceso carnal con persona incapaz de resistir (2) y acoso sexual (1). En total, son 108 episodios.

Uno de los aprehendidos por este tema es el ecuatoriano Mario Edwin Picuas Teherán, a quien la Fiscalía le imputó acceso carnal abusivo y actos sexuales abusivos, por hechos ocurridos el 6 de abril de 2014 en la localidad bogotana de Teusaquillo.

El extranjero, de 24 años y dedicado al comercio de ropa, fue invitado a pasar la noche en el apartamento de una pareja de lesbianas y la hermana de una de ellas, pero en la madrugada se les pasó para el cuarto y aprovechó que estaban dormidas para ultrajarlas.

El Juzgado 28 Penal Municipal de Bogotá lo afectó con una medida de aseguramiento en la cárcel La Modelo.

Una de las operaciones en las que más extranjeros fueron detenidos acaeció en enero de 2014 en aguas del río Nechí, a la altura del municipio de El Bagre (Antioquia).

La Policía y la Armada detuvieron a dos brasileros, un italiano y siete colombianos, implicados en el manejo de una draga buscadora de oro.

Un fiscal de la Unidad de Delitos contra los Recursos Naturales y el Medio Ambiente les abrió una investigación por explotación ilícita de yacimientos mineros, daño a los recursos naturales, contaminación ambiental y porte ilegal de armas. Les decomisaron tres kilos de mercurio.

De la lista de punibles atribuidos a los foráneos, también llaman la atención seis acusaciones por rebelión, tres por tráfico de migrantes, dos por violencia contra servidor público, una por espionaje y apenas una por contrabando.

El viceministro de Política Criminal, Miguel Samper, comenta que en el país lo que ha imperado en el combate de la delincuencia es el populismo punitivo, de cuenta de aumentar penas según las coyunturas y crear nuevos tipos penales. “Ha faltado una política criminal, y eso es lo que estamos diseñando, que sea más inteligente y menos reactiva”.

Este plan, que se presume estará listo para el segundo semestre de 2015, contempla tres fases: prevención del delito, apuntándole a sus causas; aumento de las probabilidades de captura y sanción; y resocialización en prisiones.

En el caso de los extranjeros, Samper se pregunta: “¿Cuántos son usados por nuestras redes criminales como correos para traficar sustancias? En ese caso tendrían que ser entendidos como instrumentos reemplazables de las cadenas criminales, y la política criminal debe enfocarse en los eslabones y cabecillas que de verdad conducen a desmantelar la red”.

Migración y delito

Información suministrada por Migración Colombia señala que en la última década nuestra nación se ha convertido en una “plataforma de interconexión entre Norte, Centro y Sur América y de estas con el resto del mundo”. El punto más alto de interconexión fue 2013, alcanzando los 10’648.634 registros de entrada y salida.

Las nacionalidades con el mayor flujo migratorio son E.U., Venezuela, Ecuador, Argentina, España, Perú y México, hecho que coincide con el lugar de origen de la mayoría de encarcelados.

También coincide el hecho de que esas nacionalidades tengan el mayor número de las cédulas de extranjería otorgadas: Venezuela (15% del total), E.U. (10%), España (7%), Ecuador (7%) y México (5%),

En el primer semestre de 2014 los extranjeros registraron 1’891.048 movimientos (entradas y salidas con pasaporte), argumentando como sus motivos en este orden: turismo (594.245), visitante temporal (187.256), temporal trabajador (41.701) y residente (20.785).

Su pretensión era hospedarse en Bogotá (497.496), Cartagena (125.146), Medellín (93.483), Cali (60.007) y Barranquilla (26.209), como sus principales destinos.

Este enorme desafío es enfrentado por Migración Colombia con 36 Puestos de Control Migratorio y un software llamado Platinum, conectado con las bases de datos de la Policía e Interpol, y que en tiempo real advierte de la entrada o salida de personas con requerimientos judiciales; también con el Sistema de Reporte de Extranjeros (Sire), con el cual se ha detectado a forasteros con deudas pendientes con los estrados.

Migración creó el Grupo Anti Trata de Personas y Tráfico de Migrantes (Giatt), desarrollando operaciones contra esos delitos. En el último año, en equipo con la Fiscalía, arrestaron a 20 personas, incluyendo tres libaneses.

Condena y expulsión

Voceros de la Cancillería le explicaron a EL COLOMBIANO que cuando un extranjero es condenado aquí, el juez que dicta la sentencia por los general les impone la pena accesoria de la expulsión, una vez acaben de pagar los años a la sombra. En caso de que el jurista no lo decrete, Migración tiene la potestad de ejecutar la expulsión.

Con esos y otros mecanismos, en el último año fueron expulsados de Colombia 252 extranjeros.

Contexto de la Noticia

Egresado de la U.P.B. Periodista del Área de Investigaciones, especializado en temas de seguridad, crimen organizado y delincuencia local y transnacional.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección