<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Se reactiva polémica por freno al fracking en el país

  • En diferentes momentos, los movimientos sociales han rechazado esta técnica de explotación de hidrocarburos en Colombia, argumentando daños ambientales. FOTO colprensa
    En diferentes momentos, los movimientos sociales han rechazado esta técnica de explotación de hidrocarburos en Colombia, argumentando daños ambientales. FOTO colprensa
Por RICHARD AGUIRRE FERNÁNDEZ | Publicado el 12 de noviembre de 2018
en definitiva

El debate económico y ambiental seguirá latente alrededor del fracking pues, aunque el Consejo de Estado suspendió la normatividad regulatoria, no es una decisión final.

La polémica no para, luego de que el Consejo de Estado suspendió los actos administrativos por medio de los cuales el Gobierno Nacional fijó, en 2014, los criterios para la exploración y explotación de hidrocarburos en yacimientos no convencionales, a través del llamado fracking o explotación de hidrocarburos de manera hidráulica, que consiste en el fracturamiento de la roca para hallar el hidrocarburo.

El magistrado de la Sección Tercera y vicepresidente de la Corporación, Ramiro Pazos Guerrero, concluyó que la autorización en Colombia para la aplicación del fracking puede acarrear una afectación “grave al medio ambiente y a la salud humana” de los colombianos.

El magistrado consideró relevantes las conclusiones del control de advertencia efectuado por la Contraloría General en 2012, cuando el organismo de control señaló que “el aumento de la sismicidad, la contaminación hídrica y la consecuente afectación de la salubridad provocadas por el fracking generan potencialmente riesgos, con mayor razón si la técnica se desarrollaba en zonas de áreas protegidas y ecosistemas estratégicos, como los páramos”.

Igualmente, el alto tribunal advirtió que el contexto colombiano “imponía unas exigencias particulares que debían analizarse con sumo cuidado”, se lee en la decisión del magistrado Pazos Guerrero.

Precaución, clave

El ambientalista Néstor Ocampo celebró la decisión, pues dice que fue tomada basada en la “precaución por la protección ambiental”. Ante esto, en la decisión se puede leer que “se debía aplicar el principio de precaución”, toda vez que aún cuando no existe certeza científica absoluta de los efectos negativos en el ambiente y la salud, “sí hay pruebas mínimas de daños potenciales derivados de la aparente deficiencia de las medidas adoptadas en los actos administrativos demandados al autorizar una técnica cuestionada”.

Ocampo destacó que “en este caso, el Consejo de Estado toma en cuenta las recomendaciones de la Contraloría, más la actividad de los abogados en diferentes partes del país que denunciaron los riesgos que esta técnica representa para el ambiente”.

No obstante, la celebración no es completa, pues la decisión del Consejo de Estado es de manera provisional, lo que “nos convoca a mantener la lucha jurídica y legal para evitar que en el país llegue a ocurrir esa desgracia”.

La industria

EL COLOMBIANO intentó obtener un concepto de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), pero desde su oficina de comunicaciones respondieron que “por el momento no tenemos un pronunciamiento, estamos evaluando la decisión y su alcance, y muy probablemente la próxima semana nos pronunciaremos”.

Pese a ello, hay que recordar que la semana pasada la Asociación analizó los efectos fiscales que dejaría el fracking en el país, destacando que generaría ingresos adicionales de $1,5 billones anuales a las rentas del país, generando al menos cinco mil empleos entre directos e indirectos.

“En una coyuntura como la actual, en la que la sostenibilidad fiscal del Gobierno central no está garantizada, los Yacimientos No Convencionales representan una oportunidad para Colombia para generar los recursos requeridos para financiar los programas del Gobierno Nacional y el desarrollo social de los colombianos”, manifestó Francisco José Lloreda Mera, presidente de la ACP.

Por su parte, Johana Andrea Velásquez, magíster en restauración de ecosistemas de la Universidad de Alcalá (España), aseveró que más allá de los beneficios económicos que pueda traer la implementación de esta técnica en Colombia, “la explotación de hidrocarburos mediante fracking en cualquier parte del mundo es un atentado contra la naturaleza, pues afecta directamente los servicios ecosistémicos de los cuales dependemos los seres humanos para el normal desarrollo de la vida”.

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES Anla dice no a dos pilotos

La decisión de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), de archivar dos solicitudes de licencias para proyectos de fracking se tomó al considerar que los proyectos Piranga y Plata, ubicados en el sur del departamento del Cesar, por considerar que hay “insuficiencia en el suministro de información”, según fuentes de la Anla. Asimismo, destacó que los dos proyectos pertenecen a la compañía ConocoPhillips y se encuentran en la jurisdicción de los municipios de Aguachica, San Martín y Río de Oro, destacando que los reportes entregados son insuficientes “para realizar una evaluación adecuada”.

Richard Aguirre Fernández

Periodista de la Universidad del Quindío. De Calarcá.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección