<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

120 productos colombianos para enfrentar la covid-19

No hay tratamiento aprobado, pero sí desarrollos para frenar su avance. Aquí le mostramos las propuestas paisas.

  • Wildeman Zapata Builes, Juan Carlos Hernández López y Diana Maryory Gómez, investigadores de la UCC, parte del equipo que evalúa los productos que quieren comprobar su efectividad contra el Sars-Cov-2. FOTO Cortesía Universidad Cooperativa de Colombia
    Wildeman Zapata Builes, Juan Carlos Hernández López y Diana Maryory Gómez, investigadores de la UCC, parte del equipo que evalúa los productos que quieren comprobar su efectividad contra el Sars-Cov-2. FOTO Cortesía Universidad Cooperativa de Colombia
Por Helena Cortés Gómez | Publicado el 03 de julio de 2020

Unas horas después del anuncio del logro científico del grupo de Inmunovirología de la Universidad de Antioquia, divulgado el pasado 6 de abril, comenzaron a llegar solicitudes de empresas privadas y de otros investigadores del país para poner a prueba sus productos o desarrollos científicos.

Esta es la primera institución de Colombia que aisló y cultivó el virus responsable de la pandemia actual, el SARS-CoV2. Otros países también lo han hecho, confirma Wbeimar Aguilar, doctor en Inmunología de la Facultad de Medicina de la U de A. y parte del grupo de investigación.

Ya que los virus no crecen en medios nutritivos como los hongos o bacterias, sino que necesitan estar en células vivas para estar activos, mantenerlos aislados requiere que primero se cultiven las células y, cuando estas crezcan, se infecten con el virus. Lo que no es nada fácil. Para ello se necesita cumplir con varias condiciones como tener un laboratorio de bioseguridad 3, así como los reactivos que no son comunes.

Es una técnica complicada pero valiosa porque, a diferencia de obtener su secuencia genómica, tenerlo activo en el laboratorio permite hacer muchas cosas, señaló el profesor Francisco Javier Díaz, asesor técnico y de seguridad en laboratorio, doctor en Virología y parte del grupo: “Con la secuencia se pueden hacer estudios sobre la evolución del virus, pero al cultivarlo se puede probar si este es inhibido por diferentes sustancias como medicamentos, productos naturales o medios físicos como el calor, la radiación, los antisépticos y desinfectantes”.

De ahí que tras el anuncio tantos se hubiesen acercado: once semanas después el equipo sigue trabajando en conjunto con otras instituciones como la Universidad Cooperativa de Colombia para producir una cantidad de virus suficiente para probar más de 120 productos provenientes de cerca de 80 organizaciones a nivel regional y nacional. Los productos que se han evaluado hasta ahora incluyen desinfectantes, compuestos bioactivos, productos naturales, medicamentos de segundo uso (fármaco que sirve para otras enfermedades) y prototipos tecnológicos, agrega Zapata.

Frenando el virus

La gran cantidad de solicitudes que se suman hoy reflejan que no solo la comunidad científica está unida para buscar solución a la pandemia, también destaca “el potencial de innovación y de emprendimiento hacia nuevos modelos de negocios y nuevas estrategias que ayuden a la contención del virus”, dice Wildeman Zapata Builes, doctor en Biología de la Universidad de Antioquia, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Cooperativa de Colombia e investigador asociado al grupo Inmunovirología de la U. de A.

Para comprobar su capacidad antiviral, los productos, explicó María Teresa Rugeles, líder del grupo de Inmunovirología de la U. de A. en un comunicado oficial de la universidad, “ponemos el virus en contacto con el producto que creemos que tiene actividad antiviral. Luego ese virus lo inoculamos o lo ponemos en la célula donde debe ser capaz de crecer, para ver si el producto inactivó o inhibió, si de alguna manera dañó ese virus y ya no es capaz de replicarse. También observamos si el producto afecta la célula y cómo. Cualquier solución que nosotros evaluemos no puede ser tóxica para esta, porque si la mata no estamos en capacidad de saber si realmente también mata el virus”.

En un principio los investigadores entregaron certificación uno a uno a los productos avalados, declara Zapata, pero luego de la cantidad de solicitudes se dieron cuenta de que era más apropiado entregar un “informe de resultados”. Por esta razón, desde el Grupo Inmunovirología se emite un informe en el cual se consignan los experimentos realizados en el laboratorio. Estos se hacen con altos estándares de calidad y siguiendo los protocolos de organismos internacionales para la evaluación de cada desarrollo.

Con esto empezaron las pruebas, que hoy muestran resultados favorables para un desinfectante y tres prototipos de luz ultravioleta UVC (usada para destruir material genético de microorganismos como virus y bacterias); uno de ellos combina UVC y ultrasonido. Algunos demuestran un alto potencial para la contención del virus, por lo menos en estructuras inanimadas.

Pero no solo hay productos que se pusieron a prueba. También en el grupo ya cuentan con la capacidad de medir la presencia de anticuerpos neutralizantes, lo que facilitaría el desarrollo de ensayos clínicos, por ejemplo, para evaluar el uso de plasma de pacientes convalecientes (ver recuadros).

Como hay productos en espera de su certificación, también hay avances médicos y fármacos que requieren esta validación. La técnica para medir los neutralizantes del virus en el plasma de pacientes convalecientes es uno de ellos. Los medicamentos de segunda mano son otros.

Si bien aún no hay resultados de la evaluación de estos, fármacos aprobados para otras infecciones o enfermedades se están probando. Su mecanismo de acción podría ser útil para combatir el coronavirus.

Recientemente investigadores que participan en el ensayo clínico Recovery, en el que se estudia la efectividad de varios medicamentos que podrían tener acción contra la covid-19 en todo el mundo, encontraron evidencia de que la dexametasona, un medicamento de bajo costo, puede disminuir la inflamación en estadios graves de pacientes con covid-19.

Este podría ser uno de los medicamentos que se estén poniendo a prueba en Medellín. No se puede hablar de ellos porque están protegidos por acuerdos de confidencialidad, dice Zapata. De hecho, del total de 120 productos y desarrollos solicitando la prueba ya hay siete descartados por el laboratorio de bioseguridad en la U. de A.

Hay adelantos y falta camino

Aún es pronto, pero Zapata adelantó que se están analizando otros desarrollos. “Tenemos la esperanza de encontrar compuestos bioactivos o medicamentos de segundo uso que nos ayuden de manera más directa a la lucha contra el SARS-CoV-2”.

Zapata recuerda que es importante aclarar que los productos naturales y compuestos bioactivos que se evalúan en el laboratorio no salen de manera directa para la atención o tratamiento de las personas infectadas, estos deben pasar pruebas en animales que valoren su eficacia y otras características importantes para ser evaluados posteriormente en humanos.

No obstante, todos los medicamentos que están disponibles en la actualidad tuvieron que pasar por estas mismas circunstancias, “por lo tanto, debemos seguir en la búsqueda de estrategias que permitan contener esta infección viral, generando conocimiento y bienestar social”.

Este mes se cumplen seis meses de habitar el planeta con un nuevo virus impactando a los humanos. El trabajo de los científicos permite contar con datos que se van esclareciendo sobre este y a la vez esto desencadena acciones. No solo en el mundo se están probando más de 125 candidatas a vacuna en diferentes niveles de desarrollo, sino que la población general tiene la posibilidad de usar una herramienta útil para evitar la transmisión del virus con ideas nuevas y prácticas.

en definitiva

Ideas y productos novedosos buscan enfrentar al nuevo coronavirus. En Medellín hay una ventaja: el aislamiento del virus por parte de la U. de A. ayuda a probar su efectividad.

Contexto de la Noticia

plasma de personas convalecientes

El uso de plasma de personas infectadas que se recuperaron de la enfermedad es una alternativa terapéutica en el desarrollo en varios países. Se trata de detectar personas que ya hayan superado la infección, lo que indicaría que su sistema inmune tiene cómo combatir el virus. Suena intuitivo. Si estas personas ya sacaron el virus de sus sistemas debe ser que tienen lo necesario para combatirlo. Sin embargo, la doctora María Teresa Rugeles López, coordinadora del grupo y líder de la investigación que logró aislar y cultivar el virus SARS-CoV-2, advirtió que “el problema con esta infección es que también se ha visto que muchos anticuerpos no sirven para nada, es más, hay reportes que indican que algunos pueden potenciar la infección”.

Agregó que por eso el plasma a utilizar debe pasar antes por un proceso de evaluación de los anticuerpos neutralizantes “y en este momento nosotros ya tenemos la técnica a punto para medir estos en específico. Desde el pasado 5 de junio tuvimos ya la reproductibilidad de esa prueba y hoy se la podemos ofrecer al país, fue bastante compleja, pero a raíz del aislamiento del virus la pudimos desarrollar en el laboratorio”.

La investigadora aclaró que “esto es para pacientes hospitalizados y complicados, que estén llevando un curso grave de la enfermedad”. El protocolo está en evaluación en el Invima y requiere un ensayo clínico en pacientes. Zapata agregó que además “estamos en capacidad de realizar otros correlatos de protección contra esta infección en casi cualquier ensayo clínico de vacunas”.

desinfectante para superficies

La cepa aislada por la Universidad de Antioquia del virus SARS-CoV-2 sirvió para probar la efectividad contra el coronavirus de un viricida

creado por la firma colombiana Suministros Integrales, que en pruebas de laboratorio mató el virus en suspensión (una solución que mezcla desinfectante con el virus en medios líquidos) en un tiempo máximo de 60 segundos.

El viricida saldrá al mercado nacional e internacional con la marca Maxo NoMic60. La fórmula es un desarrollo colombiano e inicialmente fue certificada por la Universidad Nacional como viricida eficaz, al ser probada con la cepa de la Influenza tipo A, que es el virus con más casos mortales en el mundo. El estudio también indicó que el componente sirve para matar virus con envolturas lipídicas, como el nuevo coronavirus. “Se concluye que el compuesto evaluado tiene potente actividad viricida en concentraciones de 1 %, esto debido a que demostró actividad neutralizante en concentraciones menores del 1 % en todos los tiempos de exposición evaluados”.

El estudio que lleva a la entrega del certificado se hace sobre la capacidad viricida del producto sobre el virus SARS-Cov-2, por lo que diversos comunicados de la U. de A. aclaran que la institución no analiza la capacidad del producto para combatir la enfermedad covid-19, solo su capacidad antiviral contra el nuevo virus.

Tampoco este es el primero ni el único producto que lo logra. La empresa Oros Services, con sede en Bogotá, tiene uno similar.

TRES LÁMPARAS LUZ ULTRAVIOLETA UVC Y ULTRASONIDO

Hasta ahora se avaló la efectividad de tres productos relacionados con esta tecnología. Uno de ellos es una lámpara de luz UVC de la empresa Effi Tech que logra eliminar hasta en un 99,9 % el virus SASR-CoV-2 en las superficies. El segundo es un desarrollo del combinado luz UVC y ultrasonido de la empresa Protectronica. Y el tercero, el más reciente, es un prototipo de un robot que funciona con energía solar, que emite luz ultravioleta de longitud de onda óptima para inactivar el nuevo coronavirus, creado por Juan David Ripoll, químico de la U. de A. “La Luz ultravioleta UVC ha sido usada desde hace mucho tiempo como un potente microbicida porque altera el material genético de los microorganismos evitando su multiplicación”, explica Zapata. Un trabajo internacional publicado en Infection Control & Hospital Epidemiology relata los métodos de desinfección de superficies contaminadas con SARS y Mers a través del uso de un sistema automatizado de desinfección UV-C de triple emisor. Como la desinfección de superficies inanimadas en hospitales, en la industria de alimentos, para el tratamiento de agua potable, está bien documentada, también se está probando para el nuevo virus. Estos desarrollos se exploran en otras latitudes, por diferentes compañías. Por ejemplo, la empresa bogotana Biomec ofrece productos con esta tecnología traídos de China.

Si quiere más información:

Helena Cortés Gómez

Periodista, científica frustrada, errante y enamorada de los perros. Eterna aprendiz.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS