<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Es posible una relación entre arte y empresa?

  • Panorámica del barrio Perpetuo Socorro. La propuesta es que a futuro sea un lugar residencial y cultural. FOTO Esteban vanegas

    Panorámica del barrio Perpetuo Socorro. La propuesta es que a futuro sea un lugar residencial y cultural.

    FOTO Esteban vanegas

Por ronal castañeda | Publicado el 18 de septiembre de 2019

Lo que sucedió alrededor del Museo de Arte Moderno de Medellín es una síntesis de lo que puede llegar a pasar entre la empresa privada, el estado y las prácticas artísticas. Este centro cultural cambió la vocación industrial de la zona por un distrito de viviendas, comercio, compañías, turismo y cultura, que se engloba en el nombre de Ciudad del Río.

Sobre estos temas trata el encuentro Ecosistema Arte 2019. Una de las preguntas que se hace es cómo generar una cultura artística para los empresarios y, al mismo tiempo, una cultura empresarial para el arte.

Para responderla los organizadores juntaron a instituciones privadas y gobierno y así hablar de un ecosistema creativo. “Creemos que estos son escenarios en los que las compañías pueden fortalecer sus proyectos comerciales, su construcción de marca y sus lazos con el territorio”, señala Paula Trujillo, coordinadora de estrategia de Conexiones Creativas, plataforma dedicada a emprendimientos culturales. La idea es que no sea solo una relación de mecenazgo y filantropía, sino que la unión arte y empresa pueda ser más poderosa.

De iguales

Desde hace siglos ha habido un vínculo, pero los patronos han cambiado. “Antes era la Iglesia, luego fueron mecenas, después el Estado y ahora es el capital privado”, comenta Conrado Uribe, gestor cultural y curador.

El investigador señala que la idea con este evento es reflexionar sobre “ecosistemas” (ver Paréntesis) que incluyan a artistas y a actores privados para el mutuo beneficio, como sucede en Europa. “Creemos que es necesaria la relación para los proyectos creativos, porque alimentan el quehacer de las compañías e instituciones”.

Pone el caso de Tecnoglass, de Barranquilla, que desde el año pasado comenzó a invitar a artistas y arquitectos para desarrollar esculturas públicas. Para él, más allá de lo estético, está el proceso, la participación de creadores, la intervención del espacio y la apropiación de comunitaria.

Cambio

Aparte de esta relación, las intervenciones de artistas pueden transformar territorios. Francisco García Iglesias, director de Planeación y Desarrollo de la Alcaldía de Miami, explica lo que sucedió con el distrito de Wynwood, una zona hasta finales del siglo XX abandonada y con focos de violencia.

Cuenta cómo con actividades creativas y cultura el escenario cambió. “Poco a poco fue tomando fuerza y se volvió tan llamativo que pasó a ser un destino”, comenta.

Como sucedió con el Soho de Nueva York, Wynwood fue un barrio deprimido que resurgió con el arte. Ahora es conocido como un museo al aire libre por sus piezas de street art, moda, cultura y comercio: tiene más de 70 galerías y un circuito de cafés, cervecerías, restaurantes, tiendas de antigüedades y estudios.

En Medellín hay una intención de transformación similar en el barrio Perpetuo Socorro, cambiar los carros y talleres por vías peatonales, centros culturales, empresas, cafés y restaurantes y espacio público.

Conrado precisa que en este tipo de relaciones es importante no caer en la “instrumentalización” del trabajo del artista, y enfatiza en que debe haber un diálogo entre las partes y evitar “bolsillos de especuladores”, comenta.

Uno de los invitados al encuentro, Igor Zanti, director del Instituto Europeo de Diseño en Florencia (Italia), plantea que estos dos mundos que parecen contrarios pueden convivir más de lo que se cree. Para este experto en mercado del arte, el patrocinio de la empresa privada no debe tener solo razones sino resultados económicos”.

Contexto de la Noticia

Paréntesis pensamiento ecosistémico

Explica el curador Conrado Uribe que la premisa básica del proyecto Ecosistema Arte lo toman de la biología y la ecología. El término alude a una comunidad diversa en permanente interacción dentro de un contexto o territorio compartido. Introdujo el concepto porque históricamente el sector de las artes visuales ha sido “endogámico”, es decir, que pertenece a individuos. “El arte moderno y contemporáneo es fundamentalmente de nombres, hombres y blancos”, comenta. El contexto actual, cree, propicia el salto de un “egosistema” a un “ecosistema” debido a que “somos muchos en el mismo campo”.

Ronal Castañeda

Periodista. Estudiante de maestría en Estudios y Creación Audiovisual.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección