<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Libros desde las editoriales universitarias

  • Libros desde las editoriales universitarias
  • Libros desde las editoriales universitarias
  • Libros desde las editoriales universitarias
Esteban Duperly | Publicado el 23 de diciembre de 2021

Se agradece, por escaso, el humor en la literatura. Entre las mejores sensaciones que tiene la vida puede estar la de reírse solo en compaía de un libro. Y mejor que la carcajada agarre al lector en soledad, o al menos en alguna situación de privacidad, y no entre un bus o en una sala de espera, porque entonces el gozo se convertirá en vergüenza.

Como lector desde hacia mucho tiempo no me reía con un libro. Recuerdo que me sucedió con algunas escenas de Sin remedio, de Antonio Caballero; y con Nuestro hombre en la Habana, de Graham Greene, que es algo así como una comedia de enredos. Pero la lectura de ambos fue hace muchos años y desde entonces las lecturas que escogía me hacían atravesar muchas sensaciones, pero no la risa.

Aunque ya que lo pienso mejor, sí me había reído. Justamente con Piel de conejo, un volumen de cuentos de este mismo autor, que ahora con Pichón de diablo entró en la novela.

El libro cuenta la llegada al sector estatal —es decir, a la burocracia— del joven Mauricio Castañeda Roldán, Mauro, luego conocido como Artista, y también como Mac Casta, aunque en el fondo no sea nadie más que Pichón, el heredero del clan político de su familia. Los Roldán Builes se mueven entre clientelas, componendas, ponen y quitan, se amangualan con concejales, y aunque Mauro los detesta se ve obligado a aceptar por intermedio suyo un trabajo que no quiere pero tiene que hacer para pagar una deuda universitaria que, si no la amortigua, se lo engullirá. El riesgo estará en que, al hacerlo, correrá el riesgo de terminar tragado precisamente por esa burocracia que, como se sabe, atenaza con más fuerza que una boa constrictora. Ahí, en ese escenario de oficinas públicas, nuestro héroe improbable caminará por la cuerda floja. Para saber su destino habrá que llegar hasta la hoja final.

La buena noticia es que al hacerlo el lector se reirá. Con carcajada, por lo menos un par de veces. El pequeño mundo de los comités primarios, las grecas, los peinados con gel, las escarapelas, el olor de los microondas a la hora del almuerzo, los cactus al pie de las pantallas, las fiestas colectivas de navidad, son el escenario de esta historia que es narrada con ingenio y buen humor. La trama está atravesada por pequeñas desavenencias de cubículo, salpicada de coqueteos de archivador, teñida por la sordidez del funcionario en sus horas de descanso, impulsada por una follada furtiva pagada con nuestros impuestos, y en general cubierta por los vicios —pero también virtudes y bondades, el libro es más, mucho más que una caricatura— de los ecosistemas humanos.

Ahora que se acercan las vacaciones este libro es un gran recomendado. Se advierte, sin embargo, que es mejor leerlo en soledad.

Trozo para lectores: «Se bajó del taxi en el centro y entró a Participación como si nada, con un pastel de pollo en una bolsa de panadería y un juguito de caja, comió rápidamente en su escritorio y cuando creía que había sido un día perfecto, con el almizcle de la faena aún en el hocico, llegó la doctora Berta muy molesta y le dictó un ultimatun, O te ponés las pilas, Mauricio, o pido que te trasladen» .

Libros desde las editoriales universitarias

Entre las novedades de las editoriales universitarias de la pasada Fiesta del libro de Medellín estaba este pequeño volumen de relatos cortos. Se trata de historias inspiradas en las mitologías de varios pueblos indígenas suramericanos que, como suele suceder, tienen la fuerza elemental del mito. Hay quienes dicen que los seres humanos nos hemos estado contando las mismas historias una y otra vez, y lo único que en realidad hemos hecho es cambiar los personajes y los escenarios. En efecto en estos relatos aparecen las pulsiones más originales, como la envidia o la rabia, pero también la bondad y la imaginación.

Se trata, pues, de una nueva versión de historias que quizás ya hayamos leído o escuchado en otros formatos, pero que acá el autor recrea con buena pluma y respetando el origen de la tradición la inspiró

$!Libros desde las editoriales universitarias

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

La historia de la foto de García Márquez con Indira, la que sería su hija

  • Esta es la foto que apenas se conoció la noticia llegó a la redacción de EL COLOMBIANO. La fuente hizo parte del grupo de amigos del Nobel.
    Esta es la foto que apenas se conoció la noticia llegó a la redacción de EL COLOMBIANO. La fuente hizo parte del grupo de amigos del Nobel.
EL COLOMBIANO | Publicado hace 4 horas

¿De verdad a El Joker lo tradujeron como El Bromas?

  • Imagen de la serie El juego del calamar, de Netflix. FOTO Cortesía
    Imagen de la serie El juego del calamar, de Netflix. FOTO Cortesía
  • ¿De verdad a El Joker lo tradujeron como El Bromas?
  • ¿De verdad a El Joker lo tradujeron como El Bromas?
  • ¿De verdad a El Joker lo tradujeron como El Bromas?
  • El juego del Calamar y The Joker, producciones estigmatizadas por su traducción. FOTO Cortesía
    El juego del Calamar y The Joker, producciones estigmatizadas por su traducción. FOTO Cortesía
María Antonia Girakdo | Publicado hace 14 horas

Contexto de la Noticia

informe Un tema de accesibilidad

El doblaje y la subtitulación no son solo para personas que no saben otro idioma, también son herramientas valiosas para asegurar el acceso a los productos audiovisuales. Por ejemplo, los productos infantiles están doblados porque los más pequeños no saben leer, de ahí que también se prefiera el doblaje al presentar películas familiares. En pos de la accesibilidad, y para aumentar también el margen de ganancias, las plataformas de streaming buscan incluir el mayor número de idiomas y tienen opciones descriptivas, tanto en doblaje como en subtitulación, para quienes tienen alguna limitación auditiva o visual. Pero según Casas, vale la pena resaltar que cada vez más personas sin limitaciones auditivas consumen los subtítulos para personas sordas o hipoacúsicas. Es común ver lugares públicos con televisores sin sonido, pero donde el contenido audiovisual tiene subtítulos, por ejemplo, restaurantes, bares o recepciones de oficinas.

María Antonia Giraldo Rojas

Periodista cultural del área de Tendencias de EL COLOMBIANO.

Cuatro historias que demuestran lo poderoso que es el arte

  • Casa Kolacho es solo un ejemplo de cómo el arte puede transformar vidas. FOTO Jaime Pérez
    Casa Kolacho es solo un ejemplo de cómo el arte puede transformar vidas. FOTO Jaime Pérez
Image
Por Juan Alcaraz | Publicado hace 14 horas
Juan Alcaraz

Periodista. Hago preguntas para entender la realidad. Curioso, muy curioso. Creo en el poder de las historias para intentar comprender la vida.

Siete años después de su muerte, se conoce que Gabo tendría una hija por fuera del matrimonio

  • Indira Cato y García Márquez. Foto @guilhermismos y EL COLOMBIANO
    Indira Cato y García Márquez. Foto @guilhermismos y EL COLOMBIANO
  • Indira en brazos de Gabo. FOTO: ARCHIVO PARTICULAR.
    Indira en brazos de Gabo. FOTO: ARCHIVO PARTICULAR.
  • Indira Cato, la cineasta mexicana, presunta hija de Gabo. FOTO: DIARIO DE COAHUILA.
    Indira Cato, la cineasta mexicana, presunta hija de Gabo. FOTO: DIARIO DE COAHUILA.
El Colombiano | Publicado el 16 de enero de 2022

Muere Mario García, “el malo” de la radionovela Kalimán

  • Mario García fue actor, director y cantante. Foto Señal Memoria
    Mario García fue actor, director y cantante. Foto Señal Memoria
El COLOMBIANO | Publicado el 16 de enero de 2022

Encontrarse de nuevo para volver a conversar

  • Jericó será uno de los ejes de la cultura con el Hay Festival . Foto: Edwin Bustamante Restrepo
    Jericó será uno de los ejes de la cultura con el Hay Festival . Foto: Edwin Bustamante Restrepo
  • Adela Cortina, Wole Soyinca e Irene Vallejo, algunos de los invitados internacionales. FOTO Cortesía
    Adela Cortina, Wole Soyinca e Irene Vallejo, algunos de los invitados internacionales. FOTO Cortesía
  • Hay Festival tendrá componente presencial y virtual. Foto: Edwin Bustamante Restrepo
    Hay Festival tendrá componente presencial y virtual. Foto: Edwin Bustamante Restrepo
María Antonia Giraldo | Publicado el 16 de enero de 2022
María Antonia Giraldo Rojas

Periodista cultural del área de Tendencias de EL COLOMBIANO.

Los artesanos colombianos que estuvieron detrás de Encanto tendrán un documental

  • La producción hará un recorrido por los artesanos que inspiraron la película Encanto. Foto Colprensa
    La producción hará un recorrido por los artesanos que inspiraron la película Encanto. Foto Colprensa
Colprensa | Publicado el 15 de enero de 2022

La urgencia de salvar el arte del Barniz de Pasto, ¿cómo hacerlo?

  • El barnizado de Pasto es una técnica milenaria que se utiliza para decorar madera. La tradición ha estado por generaciones y de forma exclusiva en la capital de Nariño. FOTO Colprensa
    El barnizado de Pasto es una técnica milenaria que se utiliza para decorar madera. La tradición ha estado por generaciones y de forma exclusiva en la capital de Nariño. FOTO Colprensa
  • FOTO Colprensa
    FOTO Colprensa
  • FOTO Colprensa
    FOTO Colprensa
Por Luisa María Valencia Álvarez | Publicado el 15 de enero de 2022

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS ¿qué es un patrimonio inmaterial de la humanidad?

Según la Unesco, se refiere a las prácticas, expresiones, saberes o técnicas transmitidos por las comunidades de generación en generación. El patrimonio inmaterial proporciona a las comunidades un sentimiento de identidad y de continuidad: favorece la creatividad y el bienestar social, contribuye a la gestión del entorno natural y social y genera ingresos económicos. Numerosos saberes tradicionales o autóctonos están integrados, o se pueden integrar, en las políticas sanitarias, la educación o la gestión de los recursos naturales. Pasto tiene cuatro reconocimientos certificados como Patrimonios Culturales Inmateriales por La Unesco: Carnaval de Negros y Blancos, Barniz de Pasto y otros dos que comparte con otras regiones, el Sistema Vial Andino y la música de marimba.

Los 20 discos colombianos que se escucharon en 2021

  • Estos son algunos de los discos reseñados en esta nota. FOTOS Cortesía
    Estos son algunos de los discos reseñados en esta nota. FOTOS Cortesía
Diego Londoño | Publicado el 01 de enero de 2022

Si le gustan los conciertos prepare su bolsillo, viene todo el mundo en 2022

  • Este es el calendario de conciertos con el que puede programarse para el 2022. FOTOS: cortesía Vijat Mohindra - RCA RECORDS y COLPRENSA
    Este es el calendario de conciertos con el que puede programarse para el 2022. FOTOS: cortesía Vijat Mohindra - RCA RECORDS y COLPRENSA
María Antonia Giraldo R. | Publicado el 15 de diciembre de 2021
María Antonia Giraldo Rojas

Periodista cultural del área de Tendencias de EL COLOMBIANO.

Arte: Los rostros del prócer Santander

  • FOTO ARCHIVO
    FOTO ARCHIVO
Arte: Los rostros del prócer Santander
Por Jaime Horacio Arango D. | Publicado el 09 de octubre de 2021
Notas de la sección