<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

Claves para evitar un golpe de calor en los perros y los gatos

Los animales de compañía no están exentos del calor que por estos días se ha apoderado de la ciudad, pero usted puede tomar medidas para procurar su bienestar.

  • Ante la presencia de síntomas de un golpe de calor, asegúrese de llevar a su animal de compañía a un centro médico veterinario. Foto: Pixabay.
    Ante la presencia de síntomas de un golpe de calor, asegúrese de llevar a su animal de compañía a un centro médico veterinario. Foto: Pixabay.
25 de enero de 2024
bookmark

Para nadie es un secreto que este 2024 se está elevando la temperatura en Colombia a un nivel exorbitante, tanto, que este miércoles el Ideam informó que varios municipios rompieron récords de temperatura llegando incluso hasta los 40.4 grados Celsius, en el caso de Jerusalén (Cundinamarca).

Cuando esas altas temperaturas se sostienen en el tiempo en una región determinada, son llamadas “olas de calor”, que por supuesto, como ha dicho en múltiples ocasiones la Organización Mundial de la Salud, no son tan destructivas como otras amenazas naturales, como los huracanes o las inundaciones repentinas, pero que de igual manera pueden, además de la obvia alteración o destrucción de los ecosistemas en los que se presentan, causar mortalidad o afectar la salud de los humanos o de los animales.

Una de las afecciones más comunes que han presentado, por ejemplo, son los golpes de calor, definidos por Mayo Clinic como “un trastorno ocasionado por el exceso de calor en el cuerpo, como consecuencia de la exposición prolongada a altas temperaturas o del esfuerzo físico en altas temperaturas. Es la forma más grave de lesión por calor y puede ocurrir si la temperatura del cuerpo alcanza los 104 °F (40 °C) o más”.

Pero, ¿y por qué afecta a los animales? Porque ellos, como nosotros, sufren los efectos de la temperatura: sienten frío o calor, “un aspecto relevante en el caso de los perros que, al no tener glándulas sudoríparas repartidas por el cuerpo, solo pueden regular su temperatura corporal mediante los jadeos, y eliminar el sudor a través de las almohadillas de sus patas, un proceso que de por sí es lento”, según explican los veterinarios expertos de Purina.

Un aspecto en el que concuerda Christiane Soto Alvarado, médica veterinaria del Centro de Veterinaria y Zootecnia Universidad CES, quien comenta que la razón por lo que no es tan recurrente que un gato sufra un golpe de calor es porque sus responsables no suelen sacarlos a las calles, como sí sucede con los perros, a quiénes es necesario protegerlos e hidratarlos muy bien en caso de que vayan a estar expuestos al sol.

Además, entre los perros hay algunos que podrían verse más afectados que otros: los de edad más avanzada, los que tienen sobrepeso, los que no tienen acceso a agua fresca o que no pueden estar a la sombra, los que sufren problemas respiratorios o de corazón, y en ese mismo sentido, los que tienen la nariz chata o braquicéfalos, como los pug, bóxer, bulldog inglés, bulldog francés, pequinés, shar pei, lhasa apso o shih tzu.

Síntomas de un golpe de calor

Tal y como explica Soto Alvarado, para saber si un animal de compañía sufre un golpe de calor es importante observarlo con atención y estar atento a él cuando las temperaturas suban, pues en caso de padecer una, los síntomas no se harán esperar: presentará confusión, ansiedad y aturdimiento, jadeará fuerte, gemirá y salivará en exceso, tendrá la piel muy caliente, las encías muy rojas, sus mucosas podrán adquirir un color azulado, aumentará su ritmo cardiaco, en algunos casos se tambaleará y se caerá, y se mostrará reacio a levantarse, e incluso tendrá convulsiones, vómito o diarrea.

“Por eso, se debe actuar siempre desde la prevención y ante cualquier síntoma la instrucción es llevarlo a un centro médico veterinario”, añade la médica.

¿Qué hacer si hay síntomas?

Para los médicos veterinarios de Purina, la sensación de calor en los perros o los gatos se puede aliviar con un descanso en un lugar fresco y con buena hidratación, pero en el caso de detectar algunos de los síntomas mencionados por Soto Alvarado, es importante que el responsable del animal mantenga la calma para poder actuar rápido, y que le ofrezca primeros auxilios mientras llega a la clínica.

“El primer objetivo es disminuir su temperatura corporal, para ello hay que mojarlo continuamente con agua (ni fría, ni caliente). No se puede cubrir con toallas, ni bañarlo con agua helada o ponerle hielos, a menos que lo indique el veterinario. También hay que procurar que beba agua fresca sin acelerarse. Ni mucha, ni muy rápido, para que se vayan estabilizando sus niveles de hidratación”.

Y ya una vez se ha llegado hasta la clínica veterinaria es importante comentarle al médico encargado todo el episodio, en detalle, para que el actúe de forma efectiva.

Así podrá prevenir un golpe de calor en su perro o gato

· Lo primero es mantenerlo hidratado, para lo cual es bueno instalar nuevas fuentes de agua dentro de la casa.

· Aplicarle protector solar en las partes desprovistas de pelaje: hocico, zona alrededor de la boca, orejas, barriguita y zona inguinal.

· Pasearlos antes de que asome el sol o después de que desaparezca.

· Ponerles zapatos especiales para ellos en caso de sacarlos durante el día, pero una vez se ingrese en la casa hay que quitárselos para evitar que se maltrate.

· A los que tengan el pelaje largo es positivo cortárselos por estás épocas de calor.

· No hay que dejarlos nunca dentro del carro.

· Proveer que el lugar en el que esté se encuentre fresco, ya sea a través del aire acondicionado o de un ventilador.

· Evitar que el animal haga ejercicio bajo el sol.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*