<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Madrid asaltó el Allianz y quedó cerca de la final

  • El colombiano James Rodríguez jugó todo el partido y puso una asistencia. Fue rápido, ofensivo, luchó los balones que tuvo, pero no encontró el respaldo de sus compañeros. FOTO AFP
    El colombiano James Rodríguez jugó todo el partido y puso una asistencia. Fue rápido, ofensivo, luchó los balones que tuvo, pero no encontró el respaldo de sus compañeros. FOTO AFP
Publicado el 26 de abril de 2018
99

victorias completó ayer Cristiano en competiciones europeas. Récord histórico.

Real Madrid conquistó, por tercera ocasión consecutiva, el Allianz Arena para dar un paso firme hacia la final en Kiev y la búsqueda de la tercera corona consecutiva, tras superar momentos de sufrimiento ante el empeño del Bayern de Múnich, gracias a las anotaciones de Marcelo y Marco Asensio.

Las “bestias negras” son cosas del pasado para un Real Madrid que domina el fútbol europeo y ya es leyenda luego de conquistar dos Champions League consecutivas. El presente del conjunto español lo marca un gen ganador, una pausa en los malos momentos y el convencimiento de tener jerarquía para dar la vuelta a cualquier situación que se le presente. Volvió a ocurrir en el minuto 93 ante Juventus en cuartos y cuando peor pintaban las cosas en un Allianz encendido.

El Bayern, dominador del fútbol alemán donde no encuentra rival, salió con ganas de revancha ante su último verdugo. El duelo de los favoritos al título arrancaba con un ritmo acelerado que impedía ejecutar la idea inicial de Zinedine Zidane. La ausencia de Alaba era un factor a explotar que le hizo decidirse.

Madrid jugó con un solo punta y Lucas Vázquez buscando las cosquillas a un lateral cambiado de banda como Rafinha en la solución de urgencia de Jupp Heynckes.

Los planes de Zidane no salieron. Apostar por futbolistas como Modric, Kroos e Isco para tener el balón, pero acabar corriendo detrás de él no era lo pensado. Pasaban segundos y un mal despeje de Carvajal, nervioso y pasado de revoluciones en varias entradas, dejó solo al peor enemigo, Lewandowski, que buscó un pase que no remató bien Müller.

El plan de Heynckes de atacar con extremos se modificó con la entrada de Thiago por Robben, sin embargo su presencia le daba el balón. Junto a James Rodríguez, con ganas enormes de demostrar a Zidane que se equivocó, pusieron el criterio al juego y encontraron espacios a la espalda de Casemiro.

Al Bayern le sobra corazón y de la nada saca goles. Mientras Cristiano Ronaldo se instalaba en la soledad y no tenía protagonismo, Lewandowski era una molestia para los centrales y James le metía peligro a cada acción a balón parado. Madrid solo jugaba en largo y directo. Alejado de su identidad.

Fue cuando llegó el golpe en los instantes en los que los de Zidane comenzaban a tener posesión. La primera subida de Marcelo dejó metros a su espalda que devoró Kimmich. Se encontró un error de Navas y adelantó al Bayern 1 por 0.

Llegaron momentos de duda en los que sufrió el Madrid y perdonó el Bayern. Fue cuando llegó el tanto del respiro para los visitantes. De un centro que cayó del cielo de Lucas Vázquez, apareció la zurda de Marcelo, que a un minuto del final del primer tiempo ponía el empate enganchando un disparo cruzado inalcanzable para el portero germano.

El Allianz era terreno conquistado recientemente y los jugadores madridistas sabían como volver a hacerlo.

Cuando se esperaba el aluvión del Bayern llegó un regalo que decidió el partido. El error de Rafinha marcó el duelo en una salida de balón, con su equipo volcado y dando el pase a Asensio. Corrió con velocidad junto a su socio, Vázquez y la asistencia la mandó a la red con tranquilidad. El Real golpeó de nuevo. El rey de Europa venció por sexta ocasión consecutiva a su antigua “bestia negra”.

Contexto de la Noticia

PROTAGONISTAS El más destacado en el bayern

Image
James Rodríguez
Volante del Bayern de Múnich
El jugador colombiano fue el más desequilibrante en el juego ante los españoles. James fue el encargado de asistir a Joshua Kimmich para que abriera el marcador en el Allianz Arena, fue el segundo pase gol del volante en la Champions. Además, junto a Lucas Vázquez, fue el jugador que más kilómetros corrió en el primer tiempo (5.87). Pero no solo hizo eso. No falló ni un sólo pase: 33 buenos de 33 intentos.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS