<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

La estrella se quedó en el cielo matecaña

Festejo pereirano y llanto antioqueño. La película del partido que definió el título del torneo colombiano del segundo semestre.

  • El Deportivo Pereira consiguió el primer título de Liga de su historia y puso a celebrar a los hinchas de La Perla del Otún. FOTO: MANUEL SALDARRIAGA
    El Deportivo Pereira consiguió el primer título de Liga de su historia y puso a celebrar a los hinchas de La Perla del Otún. FOTO: MANUEL SALDARRIAGA
07 de diciembre de 2022
bookmark

“Vamos, vamos mi Depor, que hasta el put** le vamos a ganar”, vaticinaron con cánticos los hinchas del Deportivo Pereira tras el pitazo inicial del juego de ida de la final de la Liga Betplay 2. La sentencia se cumplió, pues su equipo superó este miércoles 4-3 a Independiente Medellín desde el punto penal, en el juego de vuelta y se quedó con el título. En los 90 minutos el partido terminó 0-0.

Y es que en la conquista del conjunto dirigido por el antioqueño Alejandro Restrepo jugó un papel trascendental la afición, que desde las primeras horas del día engalanó sus autos con la indumentaria propia de esta institución.

Las canciones alusivas al representativo del departamento de Risaralda se escucharon todo el día en las emisoras y el desfile de personas vistiendo la camiseta que los representa colmó las calles.

Además, la afición acudió en masa al máximo escenario deportivo de la ciudad. Dos horas antes del compromiso ya tenían el recinto a reventar.

Mucho antes de que rodara el balón, los cerca de 30.000 hicieron sentir con cántico quiénes eran los dueños de casa. Desde el calentamiento se dieron cuenta de ello los integrantes del Poderoso. Todo eso influyó para que tras el pitazo inicial el equipo matecaña saliera con todo a buscar la portería rival.

Las incursiones del local a predios del visitante eran más recurrentes. Sin embargo, dado que no aparecían los frutos y el tono de los espectadores bajaba su intensidad por momentos, Restrepo, desde la línea, movía sus brazos clamando más apoyo.

Desde las graderías respondieron y a todo pulmón gritaban: “se viene la banda del Depor”. La intensidad de las porras lideradas por la barra Lobo Sur hacía que las graderías temblaban.

Apoyo visitante

En el sector norte, los seguidores del DIM empezaron a pedirle “huevo” a sus ídolos, quizá molestos por el pobre nivel que mostró en el periodo inicial, en el que fue nulo en ataque a pesar de tener dos goleadores: Díber Cambindo (11 anotaciones) y Luciano Pons (7).

Tras el receso, que debió postergarse de cuenta de la nubosidad que dejaron los juegos pirotécnicos, el DIM parecía haber escuchado las súplicas de quienes lo acompañaron, pero con los minutos volvió a su letargo.

El elenco matecaña, por su parte, alentado por su fanaticada, era el que más riesgo generaba. Leonardo Castro estuvo a punto de celebrar, pero Andrés Mosquera Marmolejo apareció para salvar.

Los entrenadores movieron sus bancos y los cánticos en las tribunas bajaron su intensidad. En el terreno todo permaneció igual, lo que forzó a la definición desde el punto penal, en la que celebró el equipo matecaña.

Lo qué sucedió tras el quinto penal, pateado por Léider Berrío, que certificó el primer título de Pereira es casi indescriptible. La alegría de la afición se entremezcló con abrazos, lágrimas y saltos. Muchos, de rodillas, dieron gracias a Dios por la estrella.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*