<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El dramático final de dos hermanos en Mundial de triatlón

  • Alistair Brownlee auxilió a su hermano, Jonathan, para que terminara la prueba final del Mundial de triatlón. FOTO AFP AP
    Alistair Brownlee auxilió a su hermano, Jonathan, para que terminara la prueba final del Mundial de triatlón. FOTO AFP AP
Jessica Quintero | Publicado el 19 de septiembre de 2016

Si alguien ha dudado alguna vez que el triatlón es una de las pruebas más exigentes en el deporte, esta historia de seguro lo hará cambiar de opinión.

El fin de semana, el Mundial de esta disciplina que se disputó en Cozumel México, tuvo un final inesperado. Durante toda la competencia, el medallista de plata en Río, el británico Jonathan Brownlee tuvo ventaja sobre sus competidores. Lideraba cómodamente la competencia y ya se visualizaba como el primer hombre en cruzar la meta.

Pero como pasa en muchas de las competencias, el resultado final no fue el esperado. En la última de las cuatro vueltas del circuito a pie, Brownlee, que estaba a 500 metros de la meta, sintió los estragos del calor en su cuerpo. Se descompensó y perdió la carrera.

A Brownlee su cuerpo le dijo basta. Se detuvo, perdió el equilibrio y se mareó. Estuvo a punto de caerse pero un ayudante lo abrazó para que no se cayera. Su hermano, Alistair, quien venía unos pasos atrás, lo auxilió, puso su brazo sobre su hombro y soportó el peso de su cuerpo los últimos metros.

En ese momento, el medallista olímpico sudafricano Henri Schoeman, aprovechó y tomo ventaja para llegar primero a la meta. Pero ni los espectadores ni las cámaras se fijaron en él. Todos estaban pendientes del dramático final de los hermanos Brownlee.

Jonathan seguía corriendo desorientado mientras que Alistair no perdía de vista al corredor que los venía siguiendo.

Alistair Brownlee dejó pasar primero a su hermano, Jonathan, en la meta. FOTO AFP
Alistair Brownlee dejó pasar primero a su hermano, Jonathan, en la meta. FOTO AFP

Al llegar a la meta, Alistair permitió que su hermano cruzara primero, lo hizo y de inmediato se desplomó. Se arrastró unos metros sobre el suelo mientras paramédicos llegaron a atenderlo. Estaba deshidratado. El calor de Cozumel lo había consumido.

Al llegar a la meta, Jonathan paso primero que su hermano y de inmediato se desplomó. FOTO AFP
Al llegar a la meta, Jonathan paso primero que su hermano y de inmediato se desplomó. FOTO AFP

Intentó ser el primero, lideró la competencia todo el tiempo, pero en el remate su cuerpo no respondió más.

Jonathan fue segundo, pero el español Mario Mola, que entró en el quinto lugar, se quedó con el título mundial.

Mola se quedó con el título tras sumar 4.819 puntos después de nueve fechas, seguido de Brownlee con 4.815.

“Yo estaba ubicado a un kilómetro de la línea de meta. Y cuando vi pasar a Jonathan pensé que era imposible que Mario ganase el título. Me enteré de que Mario era el campeón al llegar a meta, poco después”, contó Iñaki Arenal, seleccionador español de triatlón, a la Agencia Efe.

Arenal agregó que “en el momento que yo lo vi pasar, Jonathan ya iba desencajado, pero corría. Fue poco más adelante donde se paró y tuvo que ser Alistair el que lo ayudase a acabar el recorrido”.

El seleccionador español también indicó que presentaron una reclamación por la ayuda que le dio Alistair a Jonathan para que éste pudiera entrar en meta.

Luego del colapso, Brownlee fue trasladado a un centro médico, donde recibió la asistencia necesaria.

“Bien hecho Mario Mola y Henri Schoeman. Gracias también a la organización y al equipo médico del Britain Triathlon. No pude haber estado en mejores manos”, escribió Brownlee en su cuenta de Twitter tras el hecho.

Igualmente, resaltó el buen gesto de su hermano, quien puso por encima su lealtad sobre la rivalidad en competencia.

En los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, los hermanos hicieron el 1-2 para Inglaterra al ganar el oro y la plata, escoltados por el sudafricano Schoeman.

Este hecho recordó lo sucedido en Río 2016 entre las atletas Nikki Hamblin y Abbey D’Agostino en las series femeninas de 5000 metros.

A falta de 2000 metros las atletas se chocaron y terminaron en el suelo. Las dos se ayudaron mutuamente a terminar la carrera, demostrando el verdadero espíritu de los Olímpicos: el juego limpio.

Image

Contexto de la Noticia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS