<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
4 propuestas pintan el futuro Parque del Río
  • 4 propuestas pintan el futuro Parque del Río
Por JOSÉ F. LOAIZA BRAN Infográfico PEDRO ARBELÁEZ | Publicado el 09 de agosto de 2013

Los trazos de cuatro propuestas de diseño prometen cambiar la estructura de la ciudad de hoy a lo largo de los márgenes oriental y occidental del río Medellín. Pero solo una, desarrollada en detalle, cobrará vida en las siguientes obras que integren el centro de la ciudad y el afluente hasta 2015 y los planos de las intervenciones que seguirán la línea de su corriente en el futuro para generar espacio público y alternativas de movilidad, habitacionales y para el medio ambiente.

El talento de firmas colombianas y españolas de arquitectura, con gran participación local y de profesionales jóvenes, quedó evidenciado en la decisión del jurado, integrado por cuatro reconocidos arquitectos internacionales y tres colombianos, entre ellos el actual director de Planeación Municipal, Jorge Mario Pérez.

Las propuestas finalistas son las presentadas por: Control G (Medellín) en asocio con el arquitecto Andrés Perea (España); Latitud Taller de Arquitectura y Ciudad (Medellín); la asociación de los estudios Espinet-Ubach y Batlle-Roig (España) y Gilberto Villegas (Medellín), y la Unión Temporal Mapas Arquitectura y Territorio (Medellín), LAP Arquitectos (España) y Clara Arango Ochoa.

La arquitecta Viviana Peña Suárez, de Control G., señala que la fortaleza de la propuesta de su equipo está en pensar en tratamientos más inmediatos a las márgenes del río a partir de paseos o islas fluviales.

Por su parte, el arquitecto Juan David Hoyos, de Latitud Taller de Arquitectura y Ciudad, destaca de la iniciativa de su grupo de trabajo el haber concebido todo el río como un parque botánico que se extienda por la ciudad.

Dentro de los equipos que compiten en la segunda ronda del concurso, el arquitecto español Miguel Espinet, considera que la propuesta presentada es un trabajo sólido, bien explicado y tiene ideas fáciles de integrar a la ciudad y razonables en lo económico.

Así mismo, el arquitecto Juan Carlos Aristizábal, de Mapas Arquitectura, ve a la de su equipo como una propuesta que recoge estrategias importantes en movilidad, paisajismo, recuperación de fuentes hídricas y edificios existentes.

El concepto del jurado
Para elegir las cuatro iniciativas que van a la segunda ronda del concurso, el jurado evaluó en tres jornadas un total de 342 planchas de las 57 propuestas presentadas. El 4 de octubre, según explicó el alcalde Aníbal Gaviria, los equipos seleccionados deberán presentar mayor detalle en sus trabajos a partir de las observaciones del jurado, para que sean considerados como anteproyectos, de los cuales se escogerán los diseños ganadores, de los cuales se desprendan las primeras obras que se ejecutarán hasta 2015 y la inclusión de su espíritu en el desarrollo futuro de la ciudad.

El mandatario reconoció el entusiasmo de los profesionales que enfrentaron el reto propuesto y aseguró que en el futuro se seguirán realizando concursos semejantes para avanzar en el desarrollo urbano de Medellín.

Al dar a conocer a los elegidos, el urbanista Luis Fernando Arbeláez, en representación del jurado, reconoció que hubo un despliegue de creatividad en todas las propuestas.

Además de los cuatro proyectos finalistas, el fallo incluyó dos más en condición de elegibles, para ser tenidos en cuenta en caso de que uno de los proyectos seleccionados optara por no participar en la segunda ronda. Así mismo, el jurado entregó cinco menciones honoríficas a proyectos destacados por su calidad.

Adicionalmente a los criterios de evaluación urbanística, ambiental, de movilidad, y socio-cultural, el jurado valoró las potencialidades de evolución que las propuestas presentadas ofrecen, y tuvo en cuenta la claridad en la formulación de una visión de "ciudad para la vida" y la posibilidad del proyecto de ser realizado en el tiempo con unos costos razonables y beneficios máximos para la ciudadanía.

De los elegidos, el estadounidense Peter G. Rowe, uno de los miembros internacionales del jurado, destacó que tienen mucho en común en cuanto a la movilidad, tanto en el sentido longitudinal del río como transversal, así como las posibilidades de proporcionar amenidad y valor al río para los ciudadanos.

Su colega español Ginés Garrido, se declaró convencido de que este proyecto va a tener una importancia enorme para la ciudad y de que efectivamente es el proyecto que tiene que ejecutar Medellín.

"Acercarse al río ha sido un anhelo de la ciudad desde siempre", señaló el arquitecto Arbeláez. Explicó que en los años 40 fue Juan Wolf quien elaboró un proyecto sobre el río Medellín; más tarde el maestro Pedro Nel Gómez, y después, durante el gobierno de Alfonso López Pumarejo, se pretendió hacer un parque a lo largo del río. "Todos fueron intentos fallidos", apuntó. "Pero hoy se retoma el tema con entereza".

También como parte del jurado, el Director de Planeación Municipal, Jorge Mario Pérez, destacó que son muchas las ciudades del mundo que están revitalizando sus ríos. "La oportunidad es capitalizar el río para que se convierta en ámbito de integración urbana, de fomento de la calidad ambiental y de vida y una oportunidad inmensa para integrar los dos márgenes de la ciudad, que están divididos hoy", sostuvo.

Anunció que los proyectos de renovación urbana que vengan sobre los márgenes del río apuntarán a configurar una nueva ciudad.

En el mismo sentido la argentina Laura Espinadel, también miembro del jurado, señaló que el urbanismo contemporáneo cree en las reacciones en cadena, las mismas que se darán en la ciudad una vez comiencen las intervenciones.

Explicó que en la selección de las propuestas, los jurados buscaron "decirle no a esa arquitectura sin identidad, que podría estar en cualquier lado".

Reconoció que lo más difícil de la tarea fue buscar "utopías realistas" que tuvieran sensibilidad con el medio ambiente, con la cultura de Medellín y que dieran a la ciudad un valor agregado. "Buscamos mucho y las encontramos", anotó.