<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Caballero andante 2.0
  • Diego Aristizábal | Diego Aristizábal
    Diego Aristizábal | Diego Aristizábal
Diego Aristizábal | Publicado el 13 de octubre de 2010

Me gustan los proyectos que sin evocar natalicios o fechas especiales simplemente aparecen porque sí, porque la inquietud constante sobre algo hace que las cosas surjan sabiendo de antemano que cualquier día es un buen día para empezar. Es por eso que la idea de la Real Academia Española (RAE) y You Tube de leer el Quijote en internet me parece una aventura fabulosa.

Las ganas de celebrar simplemente la grandeza del español quieren unir a miles de lectores que deseen apropiarse de uno de los 2.419 fragmentos de este libro (ocho líneas por fragmento) con solo hacer clic en www.youtube.com/elquijote. Cuando esta hazaña termine, sin duda, será una muestra exquisita de lo que es el español (de España y de América, incluso de aquellos que lo han adoptado como segunda lengua) y la obra grande de Miguel de Cervantes Saavedra habrá iluminado en la Web la curiosidad de otros que quedaron atrapados ante la encantadora locura del caballero andante.

Esta "quijotada" comenzó hace dos semanas y su primer lector fue el director de la RAE, Víctor García de la Concha; desde entonces y hasta hoy, lectores con acentos españoles, argentinos, mexicanos, peruanos, chilenos, colombianos, venezolanos y extranjeros, han salpicado el libro hasta el punto de que se pueden escuchar fragmentos del libro 2, capítulo XLV.

Al finalizar esta aventura el quijote podrá ser visto y oído en casi tres días. "Parece mucho y lo es, aunque no tanto si consideramos que a You Tube se suben alrededor de 24 horas de video cada minuto", dijo Javier Rodríguez Zapatero, director general de Google para España ( El País 30 de septiembre).

De las lecturas que más me han llamado la atención hasta el momento están la de un joven que pasa unas hojas que son arrojadas mientras se leen en voz en off; la de una mujer que parece contarle el fragmento a alguien por teléfono; la de un hombre que lee en Braille y el video clip que recrea apartes del libro 2, capítulo XLIV. Desde luego hay muchos más porque a través de esta lectura universal, también es posible conocer cuartos, salas, bibliotecas, calles, lugares de diferentes países que han sido seleccionadas por los lectores para este lindo pretexto.

Ojalá se le prestara más atención al audio, hay fragmentos que exigen mucho esfuerzo para poder ser comprendidos y por lo tanto le quitan fuerza a la lectura continua y tranquila del libro, a esa idea fabulosa de que en cualquier momento podamos reservar algunas horas para leer, ver y oír cómo el hidalgo de siempre se pasea por todo el mundo.

Llevar el Quijote al mundo virtual me parece un acto de caballeros que no se dan por vencidos ante los molinos de viento que enfrenta la lengua. Esos hombres de la RAE, vistos tantas veces como seres paquidérmicos, ensimismados, perdidos en discusiones gramaticales en cuartos oscuros repletos de libros incunables, están demostrando a través de este diálogo con You Tube que el español está vivo, palpita y, sobre todo, que no le teme a las nuevas tecnologías. Esto para mí es una apertura de la mente, un acto de humildad que fortalece nuestra lengua. ¡Todos somos la lengua! eso está más que demostrado apenas se escuchan los fragmentos.