<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Caso del grafitero Diego Felipe Becerra enfrenta nuevo obstáculo
  • Foto Colprensa
    Foto Colprensa
Colprensa | Publicado el 15 de agosto de 2013

La audiencia preparatoria que estaba programada para la tarde de este jueves fue aplazada debido a que la defensa de los implicados en el caso argumentó falta de pruebas.

A las ya conocidas demoras en el proceso que se adelanta por la muerte del joven Diego Felipe Becerra, este jueves se le suma una nueva situación que genera otra parálisis en la acción penal.

La razón es que los abogados de los cinco implicados en la presunta manipulación de la escena del crimen de Becerra, manifestaron no tener el suficiente material probatorio para afrontar la etapa preparatoria al juicio.

Ante la petición de los defensores, el juzgado que adelanta el proceso estimó pertinente otorgarles hasta el 25 de septiembre, un plazo para adelantar lo relacionado con la evidencia.

Por esa situación, el papá de Becerra, Gustavo Trejo, se mostró frustrado ante los continuos aplazamientos del caso. “Nos estamos acostumbrando a esto. Llevamos 10 meses esperando a que se haga la audiencia preparatoria contra Wilmar Alarcón y los demás implicados en el proceso”, señaló.

Frente al posible ascenso del General Francisco Patiño, Trejos expresó que no se merece esa oportunidad debido a que “tiene responsabilidad en el caso, porque era el comandante de la tropa, estaba a cargo de los oficiales que están siendo investigados”.

Añadió que el General Patiño “no tiene ética para ascender, por eso pedimos su destitución o su renuncia. Para mí es decepcionante lo que está pasando, quieren ascenderlo a como dé lugar. Quiero recordar a la opinión pública que 25 uniformados están vinculados con la muerte de mi
hijo”.

Cabe recordar que el pasado mes de enero la Fiscalía radicó el escrito de acusación en contra de cinco procesados por su presunta participación en la alteración de la escena de los hechos en los que murió el grafitero menor de edad Diego Felipe Becerra, el 19 agosto de 2011 en el noroccidente de Bogotá.

Los cobijados con la acción judicial son el subteniente de la Policía Rosemberg Madrid Orozco, el subintendente Juan Carlos Leal Barrero, el patrullero Nelson Daniel Rodríguez Castillo, el abogado Héctor Hernán Ruiz Echevarría (ex defensor del destituido patrullero Wilmer Alarcón, presunto autor material del hecho) y el conductor de la buseta Jorge Eliécer Narváez Narváez.

Los delitos por los que son acusados los cinco implicados son: fraude procesal, alteración de elementos de prueba y favorecimiento de homicidio.

Actualmente los implicados se encuentran en diferentes establecimiento carcelarios de Bogotá.