<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Terminó crisis de rehenes en bus que iba de Medellín a El Santuario
Por Rodrigo Martínez Arango

Las 25 personas que tres hombres tomaron como rehenes en un bus que se dirigía de Medellín a El Santuario la noche de este lunes, fueron liberados por sus captores más de tres horas después de que comenzara la situación en la autopista Medellín-Bogotá, en la entrada al municipio de Guarne.

Uno de los supuestos delincuentes se entregó a la Policía poco antes de las 10:30 de la noche y unos 20 minutos después lo hicieron los otros dos, y fueron trasladados en una patrulla de la Policía hacia Rionegro.

El comandante de la Región VI de Policía, general José David Guzmán Patiño, dijo que gracias a la labor realizada por la Policía de Tránsito y Transportes de Antioquia, el Gaula y fuerzas especiales se logró hacer desistir a los tres hombres, quienes son residentes de un barrio del nororiente de Medellín y a los cuales les decomisaron una granada y un revólver.

Agregó que se investiga si una mujer se camufló entre los pasajeros para evitar ser detenida como miembro de la banda delincuencial.

Los detenidos serán judicializados por ser presuntos responsables de los delitos de secuestro y porte ilegal de armas y explosivos.

El incidente tuvo cerrada la autopista Medellín Bogotá, desde las 7:30 p.m. hasta las 10:45 p.m. y en expectativa a los habitantes de Guarne, que en gran número se volcaron hacia la autopista, sector del cementerio, lo que obligó a la Policía a extender el cerco de seguridad.
Una vez liberados los pasajeros, fueron conducidos en patrulla al comando de la Policía de Guarne para que formularan las respectivas denuncias.

Transportadores de Guarne indicaron que, al parecer, la misma banda ya había realizado otros cuatro asaltaos a vehículos de servicio público.

Momentos antes el conductor de la buseta ya había sido escuchado por las autoridades ya que por su valerosa acción se evitó el asalto.

Según versiones recogidas en el lugar por El Colombiano, hacia las 7:30 de la noche de este lunes, el bus se detuvo en un retén de la Policía ubicado bajo el puente de retorno de la autopista -entrada a Guarne-, momento que aprovechó el conductor para escapar y dar la alerta de que estaban siendo atracados.

Los asaltantes, al percatarse de la situación, amenazaron con activar una granada e hicieron caso omiso de los llamados de los agentes para que se entregaran. Al parecer, los hombres tenían, además del artefacto, un arma de fuego y un cuchillo.

La situación obligó al cierre de las dos calzadas de la autoísta Medellín-Bogotá y al envío al lugar de grupos especiales de los organismos de seguridad.