<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Desastre ecológico: crece la marea negra
  • Desastre ecológico: crece la marea negra | Dave Martin, Ap - Misisipi, Estados Unidos | Los pronósticos indican que el derrame afectará los estados de Misisipi, Alabama y el noroeste de Florida en los próximos días. Cuadrillas de guardacostas en botes vigilan los pantanos desde ayer en busca de zonas donde había llegado la mancha de petróleo para intentar neutralizarla.
    Desastre ecológico: crece la marea negra | Dave Martin, Ap - Misisipi, Estados Unidos | Los pronósticos indican que el derrame afectará los estados de Misisipi, Alabama y el noroeste de Florida en los próximos días. Cuadrillas de guardacostas en botes vigilan los pantanos desde ayer en busca de zonas donde había llegado la mancha de petróleo para intentar neutralizarla.
Reuters Y Efe | Publicado el 30 de abril de 2010

El gigantesco derrame de petróleo en el golfo de México llegó ayer a las costas de las reservas naturales de Luisiana, mientras el gobierno de Barack Obama lucha por contener uno de los peores desastres ecológicos de la historia de Estados Unidos.

Las primeras olas de la marea negra tiñeron las marismas y las aguas bajas del delta del Misisipi, por lo que la Guardia Costera desplegó miles de metros de barreras absorbentes a lo largo de la ribera de los estados en riesgo, en una acción desesperada por prevenir que el crudo llegue a la tierra.

El costo para la industria pesquera de Luisiana podría ser de 2.500 millones de dólares, mientras que el impacto en el turismo a lo largo de la costa de Florida podría llegar a los 3.000 millones.

"Seguimos trayendo todo lo que tenemos para intentar frenar el derrame", dijo Sally Brice-O"Hara, contralmirante de la Guardia Costera.

A pedido del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Janet Napolitano; el secretario del Interior, Ken Salazar; y la administradora de la Agencia de Protección Ambiental, Lisa Jackson, sobrevolaron el área afectada.

La fuga diaria de crudo desde el pozo está estimada ahora en 5.000 barriles por día, o en cerca de 795.000 litros, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica; cinco veces más crudo del que se pensaba inicialmente.

El incidente forzó a Obama a frenar su programa de expansión petrolera costa afuera, debido a su alta sensibilidad política. En marzo, había revelado sus planes de hacer una ampliación limitada, en parte para ganar apoyo del partido Republicano a su legislación sobre cambio climático.

La Casa Blanca indicó que no permitirá nuevas perforaciones hasta que se analicen las circunstancias en que explotó y se hundió la plataforma la semana pasada.

En una comparecencia en la Rosaleda de la Casa Blanca, prevista inicialmente para hablar sobre el crecimiento económico, Obama afirmó que su Gobierno está "completamente preparado" para acometer sus responsabilidades en el vertido de petróleo originado por derrumbe de la plataforma "Deep Horizon" en el golfo de México.

Según el mandatario, aunque la concesionaria de la plataforma, British Petroleum, es la responsable última de las tareas de limpieza y contención, el Gobierno estadounidense "no escatimará ningún esfuerzo" para paliar los efectos del desastre y proteger las costas del golfo, en colaboración con las autoridades locales y regionales.

La marea negra puede afectar hasta a 400 especies animales y vegetales en las delicadas marismas costeras, según advirtieron las autoridades.