<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
En Medellín vuelan aves migratorias
POR GUSTAVO OSPINA ZAPATA | Publicado el 20 de octubre de 2014

Aves migratorias cruzan por estos días los cielos de Medellín, vuelan en bandadas de miles y muchas se quedan, otras siguen su ruta al sur del continente.

Es el llamado fenómeno de las migraciones, que lo realizan cada año algunas especies de aves de Estados Unidos, que huyen del invierno y bajan en busca del trópico, a países como Colombia, Ecuador, Perú e incluso Argentina.

Es un espectáculo que maravilla a ornitólogos y estudiosos de los animales, que aún ven enigmático cómo los pájaros se organizan, hacen sus recorridos y regresan milimétricamente a sus tierras.

"Estamos en el pico más alto para verlas, que es entre el 21 y el 25 de octubre", precisa la presidenta de la Sociedad Antioqueña de Ornitología, Ana María Castaño, apasionada de las aves y quien se maravilla con este espectáculo.

Las aves parten de las montañas de Estados Unidos cuando inicia la temporada invernal, pues escasean la comida y un hábitat adecuado, todo lo cual lo encuentran en la zona tropical.

"Ellas vuelan seguido cerca de dos meses, no se alimentan en el camino, porque antes de partir se aprovisionan, suben dos veces el peso de sus cuerpos, y lo más sorprendente es que al llegar a su destino el peso ha bajado a la mitad del habitual", explica la ornitóloga. Un gavilán de 400 gramos sube a 800 y llega con 200 gramos de peso. En las noches acampan sobre los bosques.

Ya están en Medellín
El viaje lo emprenden básicamente dos grupos: los Buteo platypterus o Gavilán de alas anchas, del oriente de E.U., y el Buteo swainsonii o Gavilán de swainson, del occidente, a cuyos vuelos se pegan el Pandion haliaetus o Águila pescadora, el Falco peregrinus o Halcón peregrino, el Cathartes aura o Guala y el Elanoides forficatus o Gavilán tijereta, entre otras especies pequeñas.

"En el Valle de Aburrá ya hemos visto algunas especies pequeñas, que se quedan acá 5 o 6 meses y retornan" cuando inicia la primavera en E.U., detalla Juan David Sánchez, biólogo líder del grupo Aburrá Natural, que les sigue la pista.

Paula Castro, de Envigado, reportó que las vio al mediodía de ayer por Sofasa: "Se veía muy bonito". Y Leonardo Ospina las detectó "en la vereda La Playa, de Rionegro". También las han avistado Johnny Eusse, Manuel Cano y otros.

Las especies vuelan sobre territorio continental pegadas a las corrientes térmicas.

Son bandadas de cientos de miles y hasta millones. Tal vez la nubosidad de estos días no las deja ver plenas, pero hay que estar atentos, en cualquier instante puede apreciarse su espectáculo danzando en las alturas de nuestro valle.