<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Fabulosos fueron luz y ritmo
Juliana Correa | Publicado el 26 de febrero de 2009
La melodía de James Bond les dio la bienvenida al escenario. Uno a uno fueron saliendo a la tarima. Vicentico, el vocalista, se acomodó en su lugar y se vino una descarga de vientos que anticipó El León, la primera canción de los Fabulosos Cadillacs, que ayer estuvieron en Medellín como parte de su gira mundial Satánico Pop Tour.

Los ocho músicos desplegaron toda su energía ante un público que los esperaba desde hace varios años. La gente no llenó la Plaza y algunos vacíos se notaban sobre todo en la arena. En las graderías si se vio buena cantidad de público.

Quizás las rancheras alcanzaron a arrebatarle algo de público al ska de estos argentinos, la energía se sintió de principio a fin.

Éxitos que han marcado la historia musical de esta banda, que a su vez hace parte de la historia personal de muchos seguidores en América Latina, se fueron sucediendo en medio de los brincos y los gritos de los asistentes.

Saco azul, Carmela, Mi novia se cayó en un pozo ciego, Padre nuestro, El muerto, Calaveras y diablitos, Gitana, Carnaval toda la vida...

Batería, bajo, guitarra, teclados, dos trompetas, saxofón y la voz de Vicentico, se apoderaron del escenario para entregarle al público dos horas de buena música.

El concierto fue un recorrido por 20 años de carrera. Hubo espacio también para las canciones del último álbum de los Fabulosos, titulado La luz del ritmo.

Dos de los momentos más emotivos fueron la interpretación de Siguiendo la luna, que la gente coreó de principio a fin y Mal bicho, que puso a brincar a la Plaza.

La primera tanda finalizó con el Satánico Dr. Cadillac. Vicentico, que lució jean y camisa negra, se despidió al igual que el resto del grupo.

El clamor de la gente no se hizo esperar y los Fabulosos volvieron para el bis. El vocalista llamó al escenario a la cantante puertorriqueña Mimi Maura para interpretar a dúo Vasos vacíos, la misma canción que cantaba con Celia Cruz.

Los fans y la banda se entregaron mutuamente.