<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Farc y Eln quieren recuperar poder en Chocó y Risaralda
  • Farc y Eln quieren recuperar poder en Chocó y Risaralda | Archivo | La orden de las Farc a su frentes con presencia en Chocó, Risaralda y Caldas es retomar las áreas de influencia que perdieron en los últimos años. Ejército indicó que los grupos están diezmados y reconoce extorsiones y narcotráfico.
    Farc y Eln quieren recuperar poder en Chocó y Risaralda | Archivo | La orden de las Farc a su frentes con presencia en Chocó, Risaralda y Caldas es retomar las áreas de influencia que perdieron en los últimos años. Ejército indicó que los grupos están diezmados y reconoce extorsiones y narcotráfico.
Juan Carlos Monroy Giraldo | Publicado el 22 de enero de 2012

Las Farc y el Eln pretenden recuperar zonas de influencia en límites entre Chocó, Risaralda y Caldas. Para lograrlo reclutan menores, indígenas, infiltran obras para identificar víctimas potenciales de secuestro y extorsionan a la minería y la explotación forestal.

Así lo revelan los desmovilizados que desertaron en los últimas cinco semanas de estructuras de ambas guerrillas y que entregaron información a inteligencia militar del Ejército sobre los movimientos del frente Aurelio Rodríguez de las Farc y Cacique Calarcá, del Eln.

Según alias "Felipe", quien se desmovilizó el 11 de diciembre en zona rural de Riosucio, la orden dada a la comisión del frente de las Farc que permaneció durante tres meses en límites de Caldas y Chocó era "abrir zona y realizar actividades de finanzas, recoger dineros, realizar censo de los mineros, ganaderos, comerciantes y el control del área".

El desertor aseguró que las estructuras del frente Aurelio Rodríguez de las Farc se mueven en comisiones integradas por entre 10 y 15 guerrilleros por trochas y a través de pangas por la vasta red de ríos que comunican zonas rurales y selváticas de Chocó con las de Risaralda y Caldas.

Pero la información más relevante, entregada hasta ahora según inteligencia militar, tiene que ver con la amenaza permanente sobre las comunidades indígenas, cuyos territorios protegidos son usados para esconderse cuando adviertes presencia de las tropas del Ejército.

Para alias "Felipe", las comunidades más utilizadas como refugio en los últimos años son Guaratico, en el municipio de Tadó (Chocó); Purembará, ubicada entre Pueblo Rico y Mistrató, y Waisur, Beque y Puerto de Oro, en Risaralda, habitadas por indígenas de las etnias Emberá y Chamí.

En las entrevistas con personal del Ejército, el desmovilizado declaró que las Farc reclutan con frecuencia a menores de edad de los resguardos indígenas y las comunidades negras con promesas de dinero. Agregó que hasta su deserción, hace mes y medio, en el frente había tres menores de edad y seis indígenas.

El exguerrillero, que hoy cuenta con 19 años de edad, manifestó que él mismo fue reclutado en 2004 cuando tenía 12 años: "Yo estaba en Mistrató trabajando de arriero y sacando oro cuando llegaron y el comandante en esa época (alias "Germán Patiño") me propuso irme a la guerrilla y acepté".

Milicianos infiltran obras
Las recientes fugas de guerrilleros del Eln revelan que esta guerrilla también intenta fortalecerse en algunas zonas de Chocó con secuestros, extorsiones a mineros y madereros y evitan combate con las tropas.

Alias "Geison", indígena que desertó del frente Cacique Calarcá a principios de enero, indicó a los agentes de inteligencia militar que la estructura está integrada por unos 26 subversivos, entre quienes hay 11 indígenas, ocho afrodescendientes y cuatro menores de edad. Este grupo y sus redes de milicias delinquen en zonas rurales de Tadó (Chocó).

El desmovilizado confesó que este frente ha infiltrado milicianos como trabajadores en obras como la construcción de vías para identificar blancos de secuestro, lo que les permitió plagiar a tres ingenieros el año pasado para lucrarse con rescates.

Según "Geison", el 8 de junio de 2011 un miliciano que trabajaba como obrero en la pavimentación de una vía en Tadó les avisó que los ingenieros iban en una camioneta Dimax: "Se envió una comisión para montar un retén y retenerlos".

La declaración reveló como plagian mineros de la región para presionar el pago de extorsiones. El exguerrillero aseguró que en abril secuestraron a la señora Gloria Mosquera, minera de la zona, quien no había cumplido una citación para definir el monto de la extorsión.

Tres meses después, mientras estaban con la víctima en un campamento, escucharon sobrevolar helicópteros que buscaban a los ingenieros. "Eliseo (jefe de comisión) ordenó asesinarla con golpes y puñaladas y sepultarla cerca del campamento", declaró el desmovilizado.

El Eln y las Farc pueden recibir hasta 20 millones mensuales por cada mina que extorsionan.

El coronel Jorge Horacio Romero, comandante de la Brigada XV, confirmó que las Farc y el Eln están dedicados en Chocó a lucrarse de la extorsión a la minería, los madereros y el narcotráfico. "Las estructuras han sido diezmadas y debilitadas en el plano militar y en el caso del frente Aurelio Rodríguez se desplazó de Chocó a Risaralda".