<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Verdades de los abusos del frente 47
  • Las verdades y crímenes del frente 47 de las Farc | Archivo | Alias Karina, la jefe del frente 47 de las Farc, empezó a confesar sus crímenes. Otros guerrilleros, como alias Moncholo, jefe del frente capturado este año, han solicitado su postulación a Justicia y Paz.
    Las verdades y crímenes del frente 47 de las Farc | Archivo | Alias Karina, la jefe del frente 47 de las Farc, empezó a confesar sus crímenes. Otros guerrilleros, como alias Moncholo, jefe del frente capturado este año, han solicitado su postulación a Justicia y Paz.
Juan Carlos Monroy Giraldo | Publicado el 18 de julio de 2010

De nada sirvieron el esfuerzo y las súplicas de la madre a la jefe guerrillera las tres veces que se adentró en las montañas de Argelia y Nariño (Antioquia) en busca de su hija reclutada a la fuerza por las Farc. "No insista compañera, ya le dije que no se la voy a entregar", le respondió a secas alias "Karina".

La respuesta de la temida comandante del frente 47 de las Farc se cumplió y aunque intentó rescatarla, Ángela* nunca más volvió a ver a su hija, a quien nombramos por sus iniciales (VCPM), de 13 años, secuestrada el 17 de enero de 2000 del parque de Argelia por tres milicianos.

La mujer le relató a la Fiscalía que, tras el rapto, tres veces fue en busca de los campamentos del frente 47 en Argelia y Nariño, sin conseguir que le permitieran ni siquiera hablar con su hija adolescente.

Este año, una década después del plagio de la joven, Viviana Carmenza, su madre, supo la verdad por boca de Elda Neyis Mosquera, alias "Karina", la misma que tres veces le negó recuperar a su hija. Durante una versión libre ante el Fiscal 29 de Justicia y Paz, la ex jefe guerrillera confesó que la niña fue fusilada por "desobediencia".

Ahora, la madre de la adolescente asesinada solo espera que Mosquera confiese dónde enterraron el cuerpo.

Este homicidio es uno de los 214 delitos confesados hasta ahora por alias "Karina" en Justicia y Paz. Además de ella empezaron a declarar otros 18 desmovilizados de este frente.

Según los fiscales, los testimonios de los ex guerrilleros desmovilizados revelan no solo delitos de lesa humanidad contra la población civil, sino crímenes de guerra.

Muchos de estos hechos fueron cometidos durante 14 ataques contra poblaciones en los que alias "Karina" reconoció que participó, como las tomas a Arboleda, Nariño, Granada, Monte Bonito, Monte Zuma, Mutatá, Valencia, Riosucio y Caicedo, en Antioquia, Caldas y Chocó.

Reclutamientos y asesinatos
Las confesiones han demostrado que el reclutamiento de menores fue una práctica sistemática del frente 47 en el Oriente antioqueño. Solo "Karina" ha confesado el reclutamiento de 108 niños, entre 1998 y 2004.

Pero como en el caso de la niña VCPM, muchos de esos menores están muertos porque fueron fusilados o murieron en combates. La Fiscalía está pendiente de ubicar las fosas para exhumarlas.

La ex jefe subversiva ya reconoció 80 fusilamientos, muchos de ellos de menores, por "desobediencia", por ser "infiltrados" y hasta por "desmoralización".

La atrocidades también empiezan a conocerse. Una de ellas fue confesada el pasado 28 de mayo. En versión libre alias "Karina" declaró que en abril de 2004 un médico llegó al campamento del frente en la vereda San Andrés a dictar un curso de enfermería, para lo que sugirió conseguir un cadáver fresco o el cuerpo de un animal. En vez de eso, relató "Karina", ordenaron "traer a un habitante de la vereda San Pedro, un señor Omar". Dos guerrilleras menores de edad lo asesinaron y con su cuerpo simularon una necropsia.

De acuerdo con otro desmovilizado, en las tomas a poblaciones, los guerrilleros violaron mujeres. "Eso ocurría, pero nadie hablaba de eso", dijo en su diligencia.

Uno de los crímenes de guerra que los fiscales atribuyen al frente 47 fue confesado por "Karina", quien reconoció que en la toma a Arboleda fusilaron a ocho policías, quienes se rindieron al acabarse sus municiones.

Otros hechos que llaman la atención por ser conductas menos conocidas de la guerrilla son el desplazamiento forzado y el despojo de bienes. Alias "Nódier, segundo al mando del frente, confesó que se apropiaron de fincas en el Oriente antioqueño tras desplazar a sus dueños. Una de ellas fue una finca panelera que, según "Nódier", fue "entregada a un miliciano para que la trabajara con otros guerrilleros".

El despojo habría incluido el robo de ganado. También habrían escriturado fincas y casas a guerrilleros y colaboradores.

La denuncia de esta práctica y la "ayuda logística" por parte de un alcalde de Samaná (Caldas), denunciada por un personero, condujo al asesinato de éste, declaró Leonardo Marín, alias "Leo", jefe de milicias en Nariño.

Los desmovilizados del frente 47 empiezan también a revelar supuestos vínculos con funcionarios y dirigentes políticos, cuya veracidad deberá corroborar la Fiscalía. "Nódier" y "Garganta" declararon que se aliaron con dirigentes en el Oriente antioqueño y en Caldas, a quienes se les permitía hacer proselitismo a cambio de ayudar a la guerrilla con contratos, provisiones y alimentos. Los desmovilizados se refirieron a un secuestro masivo de concejales, que según ellos fue presentado así para encubrir una reunión para definir apoyos para las Farc.

Empiezan a revelarse las verdades y crímenes del frente 47 de las Farc. Pero las víctimas, en especial las más de 10.000 registradas en el Oriente antioqueño, aún no asisten ni participan decididamente en el proceso contra los ex guerrilleros. "Unos tienen aún miedo y otros no tienen la suficiente información o el dinero para desplazarse desde las veredas hasta las salas de audiencias", sostiene una líder de víctimas de la zona.

*Nombre cambiado