<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Llanogrande, alerta por accidentes de motociclistas
  • Llanogrande, alerta por accidentes de motociclistas | FOTO Shutterstock
    Llanogrande, alerta por accidentes de motociclistas | FOTO Shutterstock
Por RODRIGO MARTÍNEZ ARANGO | Publicado el 06 de abril de 2013

La forma como todos los días ingresan pacientes por accidentes en motos y en carros a los servicios de urgencias tiene preocupados a autoridades, vecinos y comunidad médica de Llanogrande, sector convertido en el último tiempo en una pista de alta velocidad.

La médica de urgencias de del San Vicente Fundación Andrea Román Palacio dijo que a diario están recibiendo de las vías aledañas un promedio de tres pacientes por percances viales. Ocurren, dijo, en motos, cuatrimotos y carros.

En el mes, la cifra llega a 88 y, desde que inauguraron ese centro especializado de cuarto nivel, el 10 de octubre de 2011, han atendido a 1.318 personas accidentadas. De ellas, el 80 por ciento son motociclistas.

Advirtió que los días más críticos son jueves, viernes y domingos cuando hay mayor movilidad por las vías del oriente cercano.

"Nos preocupa que las víctimas, algunas fatales, sean jóvenes, por el impacto social y familiar que ello conlleva ya que son personas en plena capacidad productiva, además del efecto que tienen los incidentes en el sistema de salud, ya que algunos llegan en tan delicado estado que la atención supera los cubrimientos del Soat, y se debe recurrir al sistema contributivo o el subsidiado", dijo.

A la tragedia se añade que un 50 por ciento de los pacientes que reciben por accidentes presentan niveles de consumo de alcohol o de sustancias psicoactivas.

Hizo un llamado a los padres de familia para que estén atentos de sus hijos. Que establezcan en qué condiciones conducen sus vehículos y los eduquen para que respeten las normas viales. "Es una forma de prevenir hechos tan delicados como los que hemos tenido que atender por la velocidad y el consumo de licor y drogas".

Es jueves, hay riesgo
El médico Jorge Vergara, residente en Llanogrande, comentó que desde los jueves llegan muchachos de todos los estratos económicos, con motos de distintos cilindrajes a competir, a abusar de la velocidad y a hacer piques. Con frecuencia hay muertos y heridos en accidentes muy graves, como el ocurrido hace tres semanas donde murieron un niño de 10 años y su hermano de 14 en un percance en el que se vieron involucradas una buseta y seis motos.

"Como médico que soy tengo que advertirles a los padres y a la comunidad lo que está ocurriendo en estas vías. En el caso de los niños, residentes en Guarne, a los que atendió mi esposa como pediatra en los Centros Especializados del San Vicente Fundación, se dijo que sacaron la moto sin permiso de su papá".

Vergara también quiere poner en alerta a las autoridades: "Cuando bajo a Medellín en la noche veo el control en los Miradores de Las Palmas, pero deben saber que los piques los pasaron para Llanogrande".

Ana Vilma Vargas, habitante de Guarne, en el sitio donde se unen la vía a Llanogrande y la autopista a Bogotá indicó que de noche es mejor no cruzar esas vías por el peligro de ser arrollados por los competidores.

Balance de tránsito
El coronel Juan Carlos Sáenz, comandante de la Policía de Tránsito y Transporte de Antioquia, indicó que los muchachos se citan miércoles y jueves para las competencias, por lo cual vienen realizando una serie de operativos.

Informó que el jueves en la noche, hasta las tres de la mañana del viernes, instalaron tres puestos de control en la autopista Medellín-Bogotá, en Llanogrande y en la variante de Caldas, en los cuales inmovilizaron 44 motocicletas.

Las normas que incumplían los conductores eran falta de casco, de licencia de conducción, de matrícula y de revisión técnica y mecánica, además por contravía y por maniobras peligrosas en la vía.

El oficial comentó que, paradójicamente, quienes compiten en las motos más grandes y que desarrollan mayores velocidades son los que menos se accidentan y si tienen algún percance sufren heridas menores, por los trajes de protección sofisticados que utilizan.

"La mayoría de las víctimas", agregó el coronel Sáenz, "son muchachos inexpertos que corren en máquinas de poco cilindraje no aptas para desarrollar altas velocidades. Hay que cuidar la vida".