HISTÓRICO
Nacional resbaló en el Arena de Gremio
Por Wilson Díaz Sánchez | Publicado el 25 de febrero de 2014

La ilusión de una hazaña en suelo brasileño terminó en goleada (3-0) en contra, este martes frente a Gremio por la Copa Libertadores.

Neco Martínez había anticipado que si Nacional iba a defenderse la pasarían mal. Y así sucedió en el primer tiempo, cuando los verdes, tímidos, apenas llegaron tres veces con un tiro libre, un remate en el área de Edwin Cardona, y un disparo de media distancia de Sherman Cárdenas, que lució lejos de su mejor nivel.

Limitado en ataque, el equipo antioqueño quedó en manos de lo que hiciera Cardona, que se veía solo contra el mundo.

Gremio hizo el gasto, se adueñó del balón y obtuvo el premio en el gol de Luan en una jugada discutida, en la que hasta el asistente uno, Francisco Mondria, dudó al levantar y, de inmediato, bajar la bandera. Riveros, que estaba adelantado, no tocó el balón, es decir, no participó en la jugada y por eso el central validó la anotación.

Una supuesta sujeción sobre Fernando Uribe y una salida peligrosa de Neco que luego evacuó Stefan Medina, en las que los afectados pidieron penaltis, fueron otras acciones que empañaron el trabajo arbitral.

Nacional salió más atrevido en la etapa complementaria, pero sin contundencia y efectividad, y pagó caro al ceder espacios. Antes del 2-0 de Ramiro (64'), Neco Martínez había salvado dos veces ante las llegadas de Luan y Zé Roberto.

Sin la dinámica y transiciones rápidas, con la mayoría de sus hombres con bajo rendimiento, Nacional resbaló en el estadio Arena de Gremio, que sentenció el juego con Alan Ruiz, a los 88'.