<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
No solo dos policías se han muerto en Colombia, son muchos los muertos: Farc
  • FOTO CORTESÍA
    FOTO CORTESÍA
Efe | Publicado el 24 de marzo de 2014

La delegación de paz de las Farc afirmó este lunes en La Habana que en el conflicto colombiano "son muchos los muertos" y no solo los dos policías asesinados hace una semana en el suroeste del país, un caso sobre el que la guerrilla se volverá a pronunciar "en su momento", según sus negociadores.

"No solamente dos policías se han muerto en Colombia. Son muchos los muertos y parte fundamental de la Mesa de Diálogos en La Habana es terminar con eso", declaró a los periodistas "Marco León Calarcá" (alias de Luis Alberto Albán), miembro del equipo negociador de las Farc.

El sábado el Secretariado, máximo órgano de esta guerrilla, reconoció en un comunicado el asesinato de los dos policías secuestrados en el suroeste de Colombia, que murieron a garrotazos y por degollamiento, y lo justificó por "la gran operación militar de persecución" que sufrió la guerrilla.

León Calarcá dijo que "en su momento, sin afanes, muy razonadamente, la organización (las Farc) se pronunciará nuevamente sobre ese hecho en particular", en respuesta a una pregunta sobre el caso, poco antes de comenzar otra jornada del actual ciclo de diálogo con el Gobierno en el Palacio de Convenciones de La Habana.

El Gobierno colombiano rechazó este domingo "tajantemente" el comunicado del grupo insurgente en el que reconoció el asesinato de los dos policías y pidió a la guerrilla que entregue a los milicianos responsables del crimen.

Dijo además que el asesinato a garrotazos y por degollamiento del mayor Germán Méndez y del patrullero Edílmer Muñoz, respectivamente, fue "un crimen de guerra y una grave violación de los derechos humanos".

Estos policías desaparecieron el día 15 de marzo en la zona rural de Tumaco cuando trabajaban en un plan de consolidación de la presencia del Estado en zonas remotas y vulnerables y sus cuerpos aparecieron tres días después con señales de tortura, según explicaron las autoridades colombianas.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos condenó el suceso y también consideró que el reconocimiento de la autoría por parte de las Farc "es un paso importante", pero pidió a esta guerrilla que se comprometa con el "respeto total del Derecho Internacional Humanitario (DIH)".

Los equipos negociadores del Gobierno de Juan Manuel Santos y de las Farc celebran actualmente el vigésimo segundo ciclo de las negociaciones que intentan poner fin al largo conflicto del país sudamericano y que en este momento siguen centradas en el tema de las drogas y el narcotráfico.