<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Piden investigar militares implicados en falsos positivos
Bogotá

La situación de los dos oficiales del Ejército involucrados en el montaje de falsos atentados en Bogotá, días antes de la posesión del Presidente Álvaro Uribe Vélez, podría complicarse luego que un juzgado penal compulsara copias a la Fiscalía para que sean investigados por concierto para delinquir y terrorismo, entre otros delitos.

En este proceso son investigados el mayor Javier Efrén Hermida y el capitán Luis Eduardo Barrero, miembros activos de la Décimo Tercera Brigada del Ejército, con sede en Bogotá, por su presunta participación en los montajes.

Esa fue una de las decisiones que se desprendió de la condena a 8 años de prisión a Libia Álape Manrique alias Jessica, partícipe de los montajes y sentenciada por rebelión al encontrarse evidencias que, pese a su desmovilización, seguía colaborando al frente 21 de las Farc.

Argumentos
La juez Adalguisa Neira, consideró que la Fiscalía debe adelantar una investigación contra alias Jessica por los delitos de terrorismo y concierto para delinquir, al considerar que con el montaje de atentados, uno de ellos efectivo al paso de un Comboy al occidente de Bogotá, "generaron zozobra" en la ciudad días antes de la posesión presidencial.

Esta decisión también cobija a los uniformados del ejército, que en el proceso que adelanta la justicia son identificados con los alias de Rodrigo y José Luis.

Y aunque la Fiscalía tiene evidencias que estos alias correspondan a la identidad de los oficiales Hermida y Barrero, ahora a ellos se les podrían imputar cargos de superior gravedad.

En principio, la Fiscalía les imputó el delito de estafa y transporte ilegal de explosivos. Pero tras el fallo de un juez, los militares podrían ser acusados por terrorismo, concierto para delinquir, por haber participado en los montajes, así como coautores de los delitos de peculado por apropiación y fraude procesal por haber planeado actos para defraudar el erario público, al haber hecho efectivo el pago de una recompensa a la información que condujo a desactivar un carro bomba, que era falso.