<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Internet inalámbrico llegó a la ciudad del Dalai Lama
  • Archivo Ahora los usuarios no sólo disfrutan de Internet, sino que pueden establecer comunicaciones vía telefónica.
    Archivo Ahora los usuarios no sólo disfrutan de Internet, sino que pueden establecer comunicaciones vía telefónica.

Internet inalámbrico llegó a la ciudad del Dalai LamaNueva Delhi, IndiaLa tecnología de Internet sin cables llegó hasta la remota Dharamsala, hogar del Dalai Lama y donde un grupo de apasionados de la tecnología ha desafiado la falta de infraestructuras para crear una extensa red de Wi-Fi.

Situada en las faldas de los Himalayas, la pequeña ciudad de Dharamsala, en el estado de Himachal Pradesh (norte de la India), acogió al Dalai Lama después de que huyera del Tíbet en 1959 y es la sede del gobierno tibetano en el exilio.

Esta "pequeña Lasa" es meta de hippies, turistas y budistas devotos que llegan buscando exotismo y espiritualidad entre los templos, cuyos picudos tejados son la base ideal para modernas antenas que de espirituales tienen más bien poco.

Son las consecuencias menores del desembarco del Wi-Fi en esta meca del budismo, donde más de 2.000 ordenadores ya están conectados a Internet sin cables gracias a la iniciativa de un pequeño grupo de expertos y una veintena de voluntarios.

Retos topográficos
La empresa la impulsó el ingeniero israelí Yahel Ben David, de 37 años y ex trabajador de Silicon Valley, que en enero de 2005 decidió aprovechar una nueva regulación del Gobierno indio sobre las frecuencias de banda de Internet para facilitar las comunicaciones de los refugiados tibetanos.

"El proyecto echó a andar hace dos años y ahora abarca todo Dharamsala", explicó a Efe por teléfono Ben David, que financió la mayor parte de la instalación de su propio bolsillo.

El coste fue menor del que hubiera supuesto la instalación de Internet con cables, ya que buena parte del equipamiento era tecnología de bajo coste, material eléctrico de segunda mano que fue renovado y adecuado a las exigencias del lugar.

"Hubo muchos retos, especialmente por las condiciones del lugar: montañoso, con monzón, tormentas o incluso monos que destrozaban las antenas", detalló el canadiense Laird Brown, responsable de comunicación del Centro Tibetano de Tecnología, al que también pertenece Ben David.

Estas cuestiones se solucionaron buscando lugares protegidos e inaccesibles para las cerca de treinta antenas que dan conexión gratuita a Internet a organizaciones no gubernamentales, una decena de escuelas y varias agrupaciones de refugiados tibetanos.

A cambio, los usuarios colaboran ofreciendo lo que tienen a su alcance, en la mayor parte de los casos espacio donde guardar o instalar el equipamiento.

"Hasta hace poco Internet era algo desconocido para esta comunidad y tener acceso a la red les ha cambiado el día a día", recalcó a Efe Brown, quien recordó que "no es sólo navegar, ahora pueden hablar por teléfono (a través de internet) de forma gratuita".

África es la meta
Esta red local de Wi-Fi tiene, entre otras peculiaridades, la característica de que funciona en buena parte con energía solar, lo que contribuye a solucionar los problemas que normalmente causaría la inestabilidad del suministro eléctrico en la zona.

El éxito del proyecto ha llevado a que sus promotores se planteen "exportarlo" a otras regiones hasta ahora sin acceso a Internet, ya que "el modelo puede ser imitado en otras zonas del mundo, en comunidades rurales de África o Latinoamérica", apuntó Brown.

Agregó, no obstante, que el paso más inmediato es intentar aplicarlo en otros distritos del montañoso estado de Himachal Pradesh, donde viven muchas poblaciones remotas que sólo en los últimos años han empezado a conocer retazos de las nuevas tecnologías.

Por ahora, los expertos del Centro Tibetano de Tecnología centran todos sus esfuerzos en los preparativos de un encuentro internacional de expertos que la próxima semana analizará, en esta informatizada ciudad del Himalaya, lo último sobre conexiones rápidas a Internet.