<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Panterita Tréllez ya recuperó su guarida
  • Panterita Tréllez ya recuperó su guarida | Manuel Saldarriaga | Las condiciones y las ganas existen. Nuevo despegue de Santiago Tréllez.
    Panterita Tréllez ya recuperó su guarida | Manuel Saldarriaga | Las condiciones y las ganas existen. Nuevo despegue de Santiago Tréllez.
Wilson Díaz Sánchez | Publicado el 18 de enero de 2011

El Medellín lo formó para el fútbol en sus divisiones menores, luego lo perdió, por circunstancias de las que no le gusta hablar, y ahora, un poco más maduro, acaba de recuperarlo con la ilusión de que le brinde los goles que tanto necesita.

Santiago Tréllez, el hijo del exdelantero John Jairo, el turbeño apodado la "Pantera", acaba de firmar un contrato por tres años con el Poderoso que, por lo visto, mantiene la fe en el talento de este joven que, en sus inicios, brilló con los seleccionados de Colombia.

Luego de lucirse en un Suramericano prejuvenil, Santiago recibió múltiples ofertas y se fue al Flamengo de Brasil, donde estuvo año y medio. Allí cumplió buen papel y el Vélez Sarsfield de Argentina lo fichó.

En los dos años y medio de permanencia en territorio gaucho sufrió una lesión de ligamento cruzado, situación de la que le costó recuperarse. Además, el técnico no lo tenía en cuenta y se aburrió. Una vez se cumplió el tiempo del préstamo y al no concretarse la compra de sus derechos deportivos, empacó maletas y volvió a Colombia, donde espera la consolidación como profesional.

"Vengo con más experiencia, esas vivencias afuera me sirvieron mucho. Uno crece como persona y en lo futbolístico", dice el espigado jugador, que ayer hizo parte de la práctica en Sofasa.

Tréllez dice que la única manera de afianzarse en este deporte es mediante la continuidad, la misma que busca por estos días con el resto de compañeros. Ignora los comentarios de quienes intentan compararlo con su padre, del que solo recibe consejos, pues "en nada se mete en mi carrera deportiva".

Para Santiago, su regreso al DIM es un nuevo comienzo después de soportar la soledad en el sur del continente. Cuenta que en Brasil siempre estuvo solo, pero que en Argentina su mejor amigo lo acompañó durante seis meses.

Volvió a triunfar a un medio del que resalta la calidad de los jugadores de los que, está convencido, "con mejor mentalidad podemos hacer de Colombia la tercera potencia futbolística del continente".