<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Picnic musical al aire libre
  • Picnic musical al aire libre | Robinson Sáenz | Al unísono el público acompañó al argentino Luis Pescetti, con su tema de "una ballena gorda, gorda, gorda que quería ser bella".
    Picnic musical al aire libre | Robinson Sáenz | Al unísono el público acompañó al argentino Luis Pescetti, con su tema de "una ballena gorda, gorda, gorda que quería ser bella".
Lilliana Vélez De Restrepo | Publicado el 18 de abril de 2010

"Esta es una gran oportunidad de que los niños, que viven encerrados, salgan a divertirse. En realidad la Alcaldía está haciendo algo muy bueno, muy organizado y que me parece excelente", exclamó emocionada Luz Mila Vargas.

Al igual que muchas otras familias, ella estaba sentada en la grama del parque de Ciudadela del Río, detrás de la nueva sede del Mamm, donde se dieron cita ayer unas 2.500 personas para disfrutar del IV Festival Internacional de la Canción Infantil.

Luz Mila asistió con su hija y sus cuatro nietos, y llegó muy puntual al evento abordo de uno de los 13 buses que dispuso el programa Buen Comienzo, de atención integral para la primera infancia de la ciudad. "Nos recogieron muy puntuales en Castilla, y al finalizar el concierto nos regresarán a casa", anotó Luz Mila.

Otras familias llegaron de los Centros Infantiles de Buenos Aires, Santa Elena, San Javier. En total, Buen Comienzo atiende a 43.000 niños y niñas menores de cinco años de edad.

El propósito de este encuentro musical, que con ocasión del Mes del Niño y la Recreación se realizó ayer al estilo de un picnic, es fomentar el encuentro de las familias alrededor de los niños, explicó Ivone Damaris Valencia Muñoz, directora de Buen Comienzo.

Señaló que el encuentro sirve, así mismo, para que los antioqueños compartan sin distingos sociales y todos, sin excepción, recuerden que lo fundamental es respetar y cumplir los derechos de los niños.

Para reivindicar estos derechos, incluidos los del juego y el arte, los organizadores dispusieron de carpas especiales para los menores de un año de edad. También incluyeron la presencia de llamativos recreacionistas y un elenco internacional de reconocida trayectoria.

Sones alegres
Los primeros en abrir la tarde musical fueron los integrantes de una de las bandas de la Red de Escuelas de Música de Medellín, seguidos por el grupo brasileño Palavra cantada.

Este escenario al aire libre permitió que los artistas contaran con un público atento y seguidor, así como muchos otros que desde los columpios y la manga, seguían los ritmos en su propio estilo

Los ánimos subieron al máximo con la alegre y contagiosa intervención del argentino Luis Pescetti, quien no solo puso a cantar a los pequeños, sino que hizo levantar a todo el público para que lo siguieran con las palmas, los bailes y los coros.

Siguió entonces Rita del Prado con DúoKarma, de Cuba, para luego dar paso a los artistas nacionales: el grupo Cantoalegre, Puerto Candelaria y Jorge Velosa y los Carrangueros.

Fue una tarde cálida, alegre y colorida en la que hasta San Pedro se acordó de las familias antioqueñas y guardó sus nubes negras para bien entrada la noche.