<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Prisioneros de la mafia tienen en jaque a Sao Paulo
  • Prisioneros de la mafia tienen en jaque a Sao Paulo | El lunes 12 de noviembre incineraron un bus en Sao Paulo, tras un fin de semana donde se registraron 31 asesinatos. FOTO AP
    Prisioneros de la mafia tienen en jaque a Sao Paulo | El lunes 12 de noviembre incineraron un bus en Sao Paulo, tras un fin de semana donde se registraron 31 asesinatos. FOTO AP
Por NELSON MATTA COLORADO | Publicado el 18 de noviembre de 2012

"Ustedes son los que tienen miedo de morir, yo no. Aquí en la cárcel no pueden entrar y matarme, pero yo los puedo mandar a matar allá afuera. Somos una nueva especie".

Estas palabras de Marcos Herbas Camacho , alias "Marcola", pronunciadas hace seis años desde la prisión, regresaron como una avalancha al área metropolitana de Sao Paulo, sacudida por una oleada criminal que ha dejado más de 250 homicidios desde octubre y sepultado a 94 policías en lo que va del año.

Para las autoridades, la generadora de la funesta racha de 10 asesinatos diarios es la organización mafiosa Primer Comando de la Capital (PCC), liderada por "Marcola" y su cofradía desde las celdas. La metrópoli de 21 millones de habitantes es escenario de quemas de buses, balaceras indiscriminadas y sicariato selectivo.

El problema generó un debate en la Cámara de Diputados y la intervención de la Presidencia, delegando al ministro de Justicia para que se apersonara del caso. El gobernador del estado de Sao Paulo, Geraldo Alckmin , declaró que el número de muertos es proporcional a la enorme población y que su departamento es víctima de una campaña de desprestigio.

Y es que a Brasil no le conviene figurar por una oleada de violencia, ad portas de celebrar el Mundial de Fútbol (2014) y los Juegos Olímpicos (2016).

Pero otra cosa parecen pensar "Marcola" y sus discípulos, agrandados por el dinero que les llega de sus socios en países como Colombia.

El PCC y Colombia
Brasil comparte frontera con los tres principales productores de cocaína del mundo: Perú, Colombia y Bolivia. Por eso, de acuerdo con un estudio de la Oficina de Asuntos Narcóticos Internacionales de E.U., hoy es el segundo consumidor de este alucinógeno en el planeta, después de los norteamericanos.

El documento precisa que la tierra de la samba es una vía de tránsito para la mercancía de los narcotraficantes en las rutas hacia África y Europa, principalmente a través del océano Atlántico.

Para movilizar los estupefacientes por suelo brasileño, los narcos deben pactar con el Comando Rojo, de Río de Janeiro, y el PCC de Sao Paulo. "Estas bandas controlan la distribución de la droga y están involucradas en la importación y tráfico de armas", según la Oficina estadounidense.

María Vélez de Berliner es una medellinense experta en Crimen Transnacional, que vivió en Brasil y está radicada en E.U., donde trabaja como consultora del Pentágono. En entrevista exclusiva con El Colombiano señaló que el PCC delinque al estilo de las bacrim (bandas criminales) colombianas.

"‘Marcola’ maneja las pandillas desde la cárcel de Taubaté. En Sao Paulo hay unas 100 bandas", contó, y añadió que la corrupción en los presidios facilita que los cabecillas coordinen sus grupos vía celular y con mensajes enviados con los visitantes.

En cuanto al tráfico con las estructuras colombianas, indicó que las Farc manejan una red que pasa por la Amazonía hasta Sao Paulo.

El enlace, en un principio, fue el narcotraficante brasileño Fernandinho Beira Mar (alias "Fernandiño"), socio del abatido guerrillero "el Negro Acacio". Según Vélez, "Beira Mar era el hombre de ‘Marcola’ en Leticia", pero fue capturado en Colombia en 2001 y ahora pasa los días en una cárcel de Brasil.

La última crisis
Con la presente crisis, que a septiembre ya marcaba un aumento del 22 por ciento en los homicidios con relación al 2011, se teme que se repitan los desmanes de mayo de 2006, cuando el PCC realizó varios ataques que dejaron 493 muertos en 10 días, según la Comisión Especial Independiente para la Crisis de la Seguridad Pública.

El 2006 fue también el año en que la Policía brasilera se mostró más agresiva. El Centro de Estudios de la Seguridad, de la Universidad Candido Mendes, estimó que unas 3.000 personas murieron a manos de los uniformados.

Entonces hubo una tensa calma que se logró, según el exzar antidrogas de Brasil, Walter Maierovith , por un acuerdo clandestino entre el PCC y el Gobierno. "Este año el Gobierno rompió la tregua. La violencia actual es la respuesta del PCC al fin de la tregua y la violenta reacción de la Policía", dijo a AP .

La Oficina de Asuntos Narcóticos Internacionales de Estados Unidos estimó en 2010 que el PCC tenía unos 20.000 adeptos en todo el país. El diario Folha de Sao Paulo publicó en octubre pasado que la base sería de 1.300 miembros.

Moviendo sus hilos está "Marcola", tal cual lo vaticinó hace seis años: "Yo era pobre e invisible, ahora estamos ricos con la multinacional de la droga, y ustedes se están muriendo de miedo".