<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Una red abierta para La Loma
  • Una red abierta para La Loma | Lady Sáenz, Luis E. Ortíz y Gabriel Vanegas se reúnen en la biblioteca San Javier La Loma, filial de la BPP. FOTO MANUEL SALDARRIAGA
    Una red abierta para La Loma | Lady Sáenz, Luis E. Ortíz y Gabriel Vanegas se reúnen en la biblioteca San Javier La Loma, filial de la BPP. FOTO MANUEL SALDARRIAGA
POR NATALIA ESTEFANÍA BOTERO | Publicado el 16 de junio de 2014

Internet no es el pan de cada día para los habitantes de la vereda La Loma, en San Javier. Los proveedores del servicio no llegan y los habitantes no pueden darse el lujo de pagar una mensualidad. Pero quieren comunicarse.

Así que lo que era un problema se convirtió en un proyecto colaborativo, que se concretó en la construcción de una red mesh local abierta. En 6 meses, con hardware accesible y la ayuda de la comunidad de software libre, cuentan con un servidor y dos nodos.

Gabriel Jaime Vanegas, bibliotecólogo y líder de Convergentes, la comunidad de prácticas que agrupa a 39 jóvenes, dice que esta red "no pretende resolver el problema de internet, sino comunicarnos".

Cualquier persona de la comunidad, con un celular, puede acceder a la red "Lalolib" y con ello ir a servicios de telefonía IP para conocer alguna eventualidad, como que ese día no hay transporte, cita Lady Sáenz. Avanzan en la fase de implementación.

La idea es crecer en cobertura y ganar en estabilidad, pero este proyecto, por ahora, ya es ganador, pues recibió el Premio Chris Nicol de software libre de APC, un reconocimiento que entrega 4 mil dólares a quienes ayudan a las comunidades a usar software libre y a replicarlo.

Han sido siete años de realizar un proceso que ahora va en la etapa de "laboratorio social". Han trabajado con la recuperación de la memoria, a través de blogs y videos. Han sido cuidadosos con los derechos de autor y "no poner en riesgo a nadie", pues es una zona no ajena al conflicto.

Tras ese proceso que les dejó aprendizajes y premios, decidieron seguir el camino. La Loma, en San javier, es una vereda que ha traspasado fronteras hacia lo rural y aunque según estadísticas oficiales hay 25 mil habitantes, los mapas están desactualizados.

Así que con la propia comunidad y la ayuda de Open Street Map (una herramienta abierta) pasaron del dibujo a la cartografía comunitaria. Con globos aerostáticos y una cámara adaptada tomaron imágenes desde lo alto y fueron documentando la realidad de su barrio y de lo que son.