<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
Valor de cambio
  • Andrés Felipe Arias | Andrés Felipe Arias
    Andrés Felipe Arias | Andrés Felipe Arias
Andrés Felipe Arias | Publicado el 10 de diciembre de 2010

Hoy en día, el marxismo y varias corrientes del socialismo insisten en la teoría del Valor Trabajo para explicar la explotación capitalista.

Esa teoría se fundamenta en dos conceptos: valor de uso y valor de cambio. El primero es una cualidad y se refiere a la utilidad subjetiva, imposible de medir, que se le puede extraer a una mercancía. El segundo es una cantidad medible, y se refiere a la proporción en que el valor de uso de una mercancía se puede intercambiar por el valor de uso de otras.

Así pues, según esta teoría, cualquier mercancía tiene valor de cambio porque puede ser intercambiada por diferentes valores de uso. Cuando el precio de mercado se separa del valor de cambio, entendido como el tiempo de trabajo socialmente necesario para producir la mercancía, se materializa la explotación capitalista.

Este enredo teórico-marxista viene como anillo al dedo, pues permite medir a las Farc con su propia vara. Para nadie es un secreto que ese grupo narcoterrorista invoca doctrinas marxistas y socialistas, como la doctrina chavista, en donde los valores de uso y de cambio juegan un papel central para justificar sus asesinatos, secuestros, torturas y demás crímenes de lesa humanidad. Es decir, para maquillar con ideología el origen de su accionar criminal, sádico y sanguinario.

En efecto, las Farc acaban de enviar otro de sus infames comunicados desde las montañas de Colombia anunciando la liberación de cinco secuestrados como desagravio a la exsenadora Piedad Córdoba por la sanción y destitución de 18 años que le impuso la Procuraduría.

En otras palabras, están intercambiando desagravio (homenaje, exaltación, veneración) para Piedad Córdoba por seres humanos secuestrados.

¿Cuál es el valor de cambio para las Farc en este caso? Dividiendo 18 años entre 5 secuestrados, se podría concluir, ligeramente, que para las Farc, el valor de cambio del secuestro equivale a liberar una persona en semejante condición de tortura para desagraviar 3 años, 7 meses y 6 días de destitución de Piedad Córdoba.

Sin embargo, no todas las personas que supuestamente van a ser liberadas llevan el mismo tiempo en semejante condición inhumana. Por eso es indispensable medir el valor de cambio que las Farc otorgan al secuestro en términos de días/hombre de plagio. Nótese que los cinco secuestrados que van a ser liberados acumulan (hasta ayer) 3.503 días de suplicio en la selva. Ello quiere decir que, para las Farc, el verdadero valor de cambio del secuestro equivale a ceder 1 día/hombre de secuestro para desagraviar 1.87 días de destitución de Piedad Córdoba.

Recordemos lo que dice la Teoría del Valor en las corrientes marxistas y socialistas: una mercancía tiene valor de cambio porque puede ser intercambiada por diferentes valores de uso. De acuerdo a esto, para las Farc, el valor de cambio del secuestro se reduce a que el valor de uso del que gozan desagraviando menos de 2 días de destitución de Piedad Córdoba lo intercambian por el valor de uso del que disfrutan secuestrando a una persona durante 1 día.

Si este resultado se extrapola al caso del Sargento del Ejército Libio Martínez, secuestrado por las Farc el 21 de diciembre de 1997, se podría concluir que para su liberación, tras 4.178 días de secuestro, las Farc tendrían que desagraviar una sanción de 8.884.4 días a Piedad Córdoba.

Mejor dicho, si la Procuraduría sanciona a Piedad Córdoba con otros 24 años, 4 meses y 3 días, las Farc, en desagravio y sin sentirse estafadas, podrían liberar al Sargento Martínez. Por supuesto, siempre y cuando no hayan modificado el valor de cambio que le dan al valor de uso del que disfrutan con el secuestro. ¡Qué vergüenza!