<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Agua de Fukushima al mar, el nuevo debate

  • Hace 10 años Japón sufrió el peor terremoto de su historia. El movimiento provocó daños en tres de los seis reactores nucleares de la central de Fukushima, FOTO Getty
    Hace 10 años Japón sufrió el peor terremoto de su historia. El movimiento provocó daños en tres de los seis reactores nucleares de la central de Fukushima, FOTO Getty
Publicado el 14 de abril de 2021

Japón decidió que a partir de 2023 verterá en el Pacífico más de un millón de toneladas de agua que utilizaba la central nuclear.

Las ciudades son un entramado nervioso. Uno distinto por cada una, tan particular como universal: en todas hay dolor, miedo y una que otra felicidad. El de Tokio, resbala el escritor Andrés Neuman, se asienta en la prevención. “Todo un urbanismo basado en la desgracia futura. El resultado es una mole de confianza sobre una superficie de temores”. Hace 10 años un terremoto tensó el sistema japonés hasta casi romperlo.

Las vibraciones siguen desatando el caos. Tokio anunció recientemente que a partir de 2023 lanzará al mar más de un millón de toneladas de agua (lo que equivale a 500 piscinas olímpicas), represadas en la central nuclear de Fukushima, gravemente dañada durante el terremoto (tres de sus seis reactores sufrieron fusiones), lo que provocó el accidente nuclear más grave desde el famoso y terrible Chernóbil.

“Los reactores nucleares necesitan agua. Tienen depósitos en su interior, vitales para su funcionamiento, ya sea para la producción de vapor o para la contención y control de los elementos radioactivos”, explica Andrés Emiro Díez, investigador de la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Pontificia Bolivariana. “Muchas veces se vierten en ríos o en el mar, en diluciones seguras”.

Ese, precisamente, ha sido uno de los argumentos de Yoshihide Suga, primer ministro nipón, al comunicar al mundo la medida. “Verter el agua tratada es una tarea inevitable para desmantelar la planta de Fukushima y reconstruir el área”. Hay que hacerlo porque, como dichos reactores están apagados, el agua se ha ido acumulando. Y ya no hay espacio. Se calcula que hacia 2022 los tanques que la guardan estarán a rebosar.

A pesar de que el liquido se tratará, prometen las autoridades, para limpiarlo al máximo de sustancias radioactivas, esto no será pleno. Y eso ha despertado el temor de pescadores de la región que apuestan porque el impacto será desastroso; y de países vecinos a Japón. El océano, finalmente, no atiende límites territoriales. Corea del Sur convocó al embajador para mostrar su “grave preocupación” y China calificó la medida de “extremadamente irresponsable”.

Esta no fue la primera opción que se debatió. Desde que se controló la emergencia en Fukushima se pensaba qué hacer cuando llegase este momento. El gobierno dijo haber considerado evaporarla en la atmósfera o inyectarla en el subsuelo. La Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA) recomendaba desde 2013 verter al mar y ha apoyado la decisión nipona, igual que lo ha hecho Estados Unidos, principal aliado.

El proceso de vertimiento se desarrollará durante 30 años para prevenir, dijo Suga, niveles peligrosos de radiactividad. Durante ese tiempo Fukushima seguirá habitando el presente de los japoneses y del mundo, resistiéndose al paso del tiempo. Penetrando en esa mole de confianza que descansa en la más absoluta inseguridad.

Contexto de la Noticia

ANTECEDENTES La devastación del terremoto

El 11 de marzo de 2011 un terremoto de magnitud 9 y un tsunami afectaron a Japón. Según establecieron después los servicios geológicos, se trató del terremoto más potente sufrido en el país y el cuarto del mundo. La crisis impactó el sistema de energía, provocando apagones a más de 45 millones de personas, Según la Agencia de Manejo de Desastres e Incendios de Japón, murieron aproximadamente 20.000 personas. Durante los primeros días, 165.000 personas vivieron en refugios y 70.000 personas fueron evacuadas del perímetro de 20 km alrededor de la central de Fukushima.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección