<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Estados Unidos y China se ‘muestran dientes’ por Taiwán

Pekín advirtió que desataría una guerra para defender su interés en la isla. Washington rechazó la provocación.

  • Los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden, y de China, Xi Jinping, se han cuestionado sobre si desplegar o no una confrontación sobre Taiwán, isla que realiza ejercicios militares. FOTO GETTY
    Los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden, y de China, Xi Jinping, se han cuestionado sobre si desplegar o no una confrontación sobre Taiwán, isla que realiza ejercicios militares. FOTO GETTY
Publicado el 21 de junio de 2022

Las relaciones diplomáticas entre China y Estados Unidos pasan por un momento de máxima tensión, debido a que el gigante asiático reiteró que nunca renunciará a que se produzca un proceso de reunificación con Taiwán, sea de manera pacífica o mediante la fuerza en caso de que la isla declare oficialmente su independencia.

Así lo indicó el portavoz del Ministerio de Defensa de la República Popular China, Wu Qian, citando al ministro de Defensa, Wei Fenghe: “Si alguien se atreve a separar a Taiwán de China, el ejército chino no dudará en iniciar una guerra, cueste lo que cueste, y defenderá con determinación la unidad de la patria”.

Estás duras declaraciones –hechas el 10 de junio y que habían pasado de agache– se produjeron tras una reunión entre el ministro de Defensa chino y el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, celebrada en Singapur.

Ya el 23 de mayo pasado, en Tokio, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, advirtió –junto al primer ministro japonés, Fumio Kishida– que su país actuará militarmente si China decide invadir la isla de Taiwán: “Ese es el compromiso que asumimos”.

Estados Unidos, al igual que China, espera que en algún momento ambos territorios, China y Taiwán, pasen por un proceso de reunificación, porque los considera un solo país. Sin embargo, a diferencia del gobierno chino, el estadounidense no reconocería este proceso si se adelanta de manera violenta.

“Estamos de acuerdo con la política de una sola China. La firmamos y todos los acuerdos correspondientes se hicieron a partir de ahí, pero la idea de que se puede tomar por la fuerza, simplemente, no es apropiada”, enfatizó Biden.

¿Se desatará una guerra?

El especialista en Estudios Políticos y magíster en Estudios Humanísticos de la Universidad Eafit, Fernando Suárez, explicó que –aunque el posible estallido de una guerra siempre ha estado presente– es muy poco probable que se produzca a corto plazo.

Ninguna de las dos potencias está interesada en escalar las tensiones, a tal punto de qué se desate una guerra. Suárez agregó que las recientes declaraciones tienen un efecto más dentro de lo diplomático, que dentro de lo militar.

“Considero que el hecho de que el gobierno chino vuelva en este momento sobre el asunto y ponga sobre la mesa la posibilidad de que si a China, entre comillas, le toca defender su interés sobre Taiwán, lo haría, tiene más que ver con el escenario en el que se está dando esa declaración. Es un poco mostrar los dientes”, dijo Suárez.

Lina Luna, especialista en culturas y lenguas chinas y docente investigadora de la Universidad Externado, planteó que China –debido al sufrimiento que le generaron las invasiones de los ingleses en el siglo XIX y japoneses en el siglo XX– basa su política exterior en la defensa de su soberanía.

Por lo tanto, añadió, debido a que para las dos potencias está claro que Taiwán es una zona de disputa, ambas entienden que lo mejor es mantener frío ese conflicto.

Luna explicó que para China es muy importante la coexistencia pacífica y de cooperación con todos los países, por eso no le conviene en este momento una guerra.

Pero, en caso de un conflicto, Estados Unidos tiene dentro de sus aliados a los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Y China, en caso de que estalle una confrontación por Taiwán, contaría con el apoyo de Rusia, país con el que ha realizado ejercicios militares en numerosas ocasiones. Y que además enfrenta un conflicto bélico con Ucrania, al mando del presidente Volodímir Zelenski, quien tiene el respaldo de Washington.

No obstante, el gobierno chino señaló que su relación con Rusia es de socios estratégicos, no de aliados. Y hace cuatro días declaró todo su apoyo a Rusia en el mencionado conflicto que adelanta con la nación ucraniana desde el 24 de febrero pasado, cuando Moscú decidió lanzar una operación militar masiva contra la ciudad capitalina de Kiev.

Evaden la confrontación

Pero si se da un escenario bélico hay otras fuerzas que eventualmente podrían aliarse. El académico Suárez precisó que en el caso de que las tensiones escalen a tal punto de que se genere el estallido de una guerra por Taiwán, los aliados que participarían en apoyo a alguna de las dos potencias serían los que China y Estados Unidos tienen en la región.

Junto a Pekín lucharía Corea del Norte; y del lado de Washington entrarían a apoyarlo Corea del Sur y Japón.

Pero, eso sí, el académico recalcó que el estallido de un conflicto en la región es poco probable. Suárez expuso que, desde el punto de vista económico, al gigante asiático no le convendría porque se arriesgaría a que la comunidad internacional le imponga sanciones económicas igual de severas o peores que las aplicadas a Rusia por su sangrienta invasión a Ucrania.

“El gobierno chino tiene una postura pragmática en el plano geopolítico. No casarse con nadie, no meter las manos al fuego por nadie y negociar con todos”, precisó Suárez.

En todo caso, occidente está pendiente de cómo se desarrolla esta tensión, porque no quieren que la guerra que desató Rusia tras invadir a Ucrania tenga un efecto dominó y genere otros conflictos.

Contexto de la Noticia

Paréntesis Pekín estrena un portaaviones militar

AFP. China presentó este fin de semana su tercer portaaviones, el más grande y moderno de la flota y que marca un hito mayor en el progreso militar del gigante asiático. Este paso coincide con un momento de tensión entre China y Estados Unidos por el estatuto de Taiwán, la isla de 24 millones de habitantes gobernada de forma autónoma y democrática, pero que Pekín considera como parte de su territorio. El nuevo portaaviones, “Fujian” –llamado con el nombre de una de las provincias chinas como reza la tradición–, presenta importantes mejoras tecnológicas respecto a sus predecesores. La nueva plataforma es “el primer portaaviones de catapulta completamente diseñado y construido por China”, afirmó la televisión estatal CCTV. La embarcación fue dejada en el mar en una ceremonia en la que participó un regimiento de marineros.

Manuel David Villegas Sierra

Historiador de la UPB. Me encanta la historia poco conocida en occidente: Asia, África y Oceanía para entender las diferentes culturas.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección