<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

El funeral de Benedicto XVI marca el final de una era en el catolicismo

La ceremonia contó con la presencia de una amplia cantidad de cardenales de la Iglesia Católica. También estuvieron personalidades como los reyes eméritos de España, representantes de la familia real de Bélgica y de los gobiernos de Alemania e Italia.

  • El funeral de Benedicto XVI fue presidido por el papa Francisco y quien lideró la eucaristía fue Giovanni Battista Re, el líder del colegio Cardenalicio. FOTO: EFE
    El funeral de Benedicto XVI fue presidido por el papa Francisco y quien lideró la eucaristía fue Giovanni Battista Re, el líder del colegio Cardenalicio. FOTO: EFE
05 de enero de 2023
bookmark

Lo que sucedió en la mañana romana de este jueves pasará a la historia: un papa presidió el funeral de otro pontífice. Es la primera vez en los más de 2.000 años que tiene de existencia la Iglesia Católica que esto sucede.

Francisco, que está al frente de los designios católicos desde 2013 estuvo a cargo del velorio del papa emérito Benedicto XVI, que falleció en la madrugada del 31 de diciembre de 2022, a sus 95 años.

Después de permanecer en capilla ardiente durante más de tres días, en los que su cuerpo fue expuesto dentro de la Basílica de San Pedro para que los fieles lo vieran, este jueves 5 de enero se produjo el funeral del papa alemán. De esa manera se dio su paso definitivo a la “casa del padre” y sus restos mortales ya descansan en una gruta en los sótanos vaticanos.

La ceremonia empezó sobre las 4:00 a.m., de Colombia. La icónica Plaza de San Pedro estaba llena de hombres con sotana roja y mitras de color blanco. Eran los cardenales de la Iglesia Católica que estaban en primera fila para escuchar la eucaristía del funeral de Benecito XVI.

También estaban personalidades como los reyes eméritos de España, Juan Carlos y Sofía, así como autoridades de países como Alemania y los pocos familiares de Joseph Ratzinger que aún siguen vivos.

También había fieles católicos, que desde las partes más alejadas de la plaza escucharon el acto, que muchos estudiosos de la iglesia han dicho que marca el fin de una época para el catolicismo y encamina la fase final del pontificado de Francisco, que debe empezar a construir su legado.

La ceremonia

“Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”, dicen en los evangelios que fueron las últimas palabras que Jesús dijo antes de morir en la cruz. Haciendo referencia a ellas, Francisco inició la homilía del velorio de Benedicto XVI.

Durante las palabras que dio fue enfático en que el papa alemán fue uno de los mejores hombres que tuvo la iglesia en el Siglo XX y que muy seguramente se convertirá en doctor de la misma.

Francisco estuvo la mayor parte del tiempo sentado. Se puso de pie en un par de ocasiones. Una de ellas fue cuando besó y ungió con incienso a manera de despedida el féretro en el que estaban los restos de Benedicto XVI. Después sus asistentes le llevaron una silla de ruedas. La ceremonia terminó sobre las 5:00 a.m., de Colombia.

El adiós definitivo

Después de que se terminó la ceremonia del funeral público en la Plaza de San Pedro, doce hombres, conocidos como gentilhombres, cargaron en sus hombros el féretro de Benecito XVI.

Lo llevaron de nuevo al interior de la Basílica de San Pedro, en donde en una ceremonia privada, los sacerdotes más allegados a Ratzinger le dieron el último adiós antes de que el cajón que estaba expuesto en la plaza fuera metido en otros dos.

Una vez el cuerpo de Benedicto estuvo metido en los tres cajones, se dispusieron a depositarlos en la misma cripta en la que fue enterrado Juan Pablo II y de las que sus restos fueron retirados en 2011, cuando fue canonizado por Benedicto XVI.

De esa manera se finalizó la era de Benedicto XVI al frente de la Iglesia Católica y por primera vez en la historia, después de que un papa fuera enterrado, no hubo el silencio nervioso que genera el posterior inicio del Cónclave, en el que se elige al siguiente sucesor de San Pedro.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD