language COL arrow_drop_down

Francia arde por reforma que sube edad de pensión

Más de 1.000.000 de ciudadanos siguen en las calles y le reclaman al presidente Emmanuel Macron un cambio en la propuesta pensional.

  • Desde el pasado martes, sindicatos y ciudadanos protestan contra la reforma social que propone el Estado. Los gremios de trabajadores realizarán más protestas el próximo martes y sábado. FOTO GETTY
    Desde el pasado martes, sindicatos y ciudadanos protestan contra la reforma social que propone el Estado. Los gremios de trabajadores realizarán más protestas el próximo martes y sábado. FOTO GETTY
  • Las protesta han sido catalogadas como históricas. FOTO getty
    Las protesta han sido catalogadas como históricas. FOTO getty

Francia está en las calles y las razón es solo una: la reforma pensional que el gobierno del presidente Emmanuel Macron pretende instaurar en ese país.

Las dos medidas que cristalizan el descontento de las multitudes que hora gritan en las calles son el retraso progresivo hasta 2030 de la edad de jubilación de 62 a 64 años, y el adelanto a 2027 de la exigencia de cotizar 43 años –y no 42 como ahora– para cobrar una pensión completa.

“No quiero trabajar más tiempo, tengo un trabajo duro y ya estaré destrozada a los 62 años. No es viable ni física ni moralmente”, dijo a AFP Sylvie Dieppois, una ayudante de cocina que salió a manifestarse en Ruán,noroeste francés.

La movilización fue mayor que la del 19 de enero y que el anterior récord registrado en 2010, cuando el entonces gobierno del presidente conservador Nicolas Sarkozy acabó con la edad de jubilación a los 60 años de edad.

Según los registros de las autoridades, alrededor de 1.272.000 personas siguen en las calles desde el inicio de las protestas el pasado martes, cifra que el sindicato CGT elevó a 2,8 millones; aunque el diario Le Monde, indicó que se trata de “un récord contra una reforma social desde 1995”.

París, donde se detuvo a 30 personas por choques con las fuerzas de seguridad, registró la mayor manifestación con 87.000 personas (500.000 según la CGT), pero la participación también subió en la mayoría de ciudades y pueblos: 40.000 en Marsella, 28.000 en Nantes, 23.000 en Rennes, etc., según la policía.

“El gobierno debe escuchar el rechazo masivo de este proyecto y retirarlo”, dijo Patricia Drevon, sindicalista de FO, tras una reunión de centrales sindicales, llamando a protestas el martes 7 y el sábado 11.

El gobierno podría cambiar

Los manifestantes piden que el presidente liberal Emmanuel Macron dé marcha atrás al endurecimiento de las condiciones para acceder a una pensión completa.

Desde su llegada al poder en 2017, Macron, de 45 años de edad, defendió su voluntad de “sacudir” el sistema con reformas de corte liberal, que en ocasiones le valieron una imagen de “presidente de los ricos”, como sucedió en la protesta de los chalecos amarillos.

La reforma de las pensiones es clave para él. La edad de jubilación en Francia es una de las más bajas de Europa y acercarla a la de sus vecinos busca garantizar el equilibrio en la caja de las pensiones, según el mandatario.

Aunque su primera ministra, Élisabeth Borne, advirtió el domingo que el retraso a 64 años “ya no era negociable”, en su primera reacción a las protestas de este martes dijo entender que haya “dudas” y urgió a “enriquecer” el proyecto en el Parlamento.

Sin embargo, después que la pandemia le obligara a retirar un primer intento, el gobierno escogió un polémico procedimiento parlamentario que le permite aplicar el actual plan si las dos cámaras del Parlamento no se pronuncian para finales de marzo

Te puede interesar