<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

El Pascual Bravo de Medellín gana de nuevo competencia de autos eléctricos con un modelo que no deja huella de carbono

La institución de educación superior de la capital antioqueña resultó vencedora en un certámen nacional de vehículo amigables con el medio ambiente.

  • Algunos de los miembros del equipo del Pascual Bravo junto al Furtivo I.FOTO: Cortesía
    Algunos de los miembros del equipo del Pascual Bravo junto al Furtivo I.FOTO: Cortesía
  • El Furtivo I durante la competencia final en Plaza Mayor. FOTO: Cortesía.
    El Furtivo I durante la competencia final en Plaza Mayor. FOTO: Cortesía.
07 de noviembre de 2023
bookmark

Por segundo año consecutivo la Institución Universitaria Pascual Bravo ganó la Tercera Competencia Nacional de Vehículos de Tracción Eléctrica, organizada por el Ministerio de Educación.

En el certamen que tuvo lugar en Medellín, los estudiantes y profesores de la institución medellinense se alzaron con el triunfo con su vehículo bautizado Furtivo I.


El Furtivo I pesa 58 kilos, mide 2.15 metros de largo, 1.30 metros de ancho y tiene 1 metro de altura. Puede recorrer una hora y media en terreno plano, es decir, alrededor de 26 kilómetros sin dejar huella de carbono, logrando así este prototipo un aporte significativo a la movilidad sostenible.

El Furtivo I durante la competencia final en Plaza Mayor. FOTO: Cortesía.
El Furtivo I durante la competencia final en Plaza Mayor. FOTO: Cortesía.

El vehículo fue construido por la “Escudería Bravo”, que es el nombre con el que los profesores y alumnos del Pascual Bravo se inscribieron en la competencia. El equipo lo componen los docentes Catalina Sierra, Sergio Estrada, Arley Villa, Juan David Velásquez, Andrés Romero y Elkin Gonzalez; y los estudiantes Daniel Pulgarín, Diego Correa, Juan Andrés Ortega, Igor Flórez Ríos, José Valencia Salazar, Cristian Durango Rodríguez, Rodrigo Bermeo, así como la piloto Jennifer Escudero.

Gracias al esfuerzo de la “Escudería Bravo”, el Furtivo I demostró destreza, agilidad y trabajo en equipo en las pruebas de agilidad, aceleración, entre otras, superando así a 10 universidades de Bogotá, Cali y Medellín, quienes disputaron la carrera clasificatoria en Plaza Mayor y en la que se alzó vencedor el equipo del Pascual Bravo.

En el segundo lugar quedó el vehículo construido por la Universidad de Antioquia, mientras que el tercer puesto fue para la Escuela Tecnológica del Instituto Técnico Central de Bogotá.

El Furtivo I es la segunda creación de un vehículo eléctrico ganador en el Pascual Bravo, después del avión construido en 2021. La victoria obtenida por el equipo de la institución de educación superior es importante, pues la pone en el radar de las universidades que buscan soluciones de movilidad que involucren el cuidado del medio ambiente.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

PROCESANDO TU SOLICITUD