<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x
language COL arrow_drop_down

“En la campaña el todo no vale”: Carlos Cuartas, precandidato a la Alcaldía de Medellín

El precandidato Carlos Cuartas dice que ve a muchos más enganchados en la mecánica electoral sin pensar en Medellín.

  • Carlos Cuartas Quiceno es precandidato a la Alcaldía de Medellín por el partido Salvación Nacional. FOTO julio césar herrera
    Carlos Cuartas Quiceno es precandidato a la Alcaldía de Medellín por el partido Salvación Nacional. FOTO julio césar herrera
09 de mayo de 2023
bookmark

El excandidato a la Vicepresidencia por Salvación Nacional Carlos Cuartas Quiceno es un administrador de Negocios que desde la década de los 90 ha estado detrás de muchas campañas y políticos. Incluso en sus inicios, cuando estaba metido de lleno en los movimientos universitarios que buscaban ganar terreno, fue elegido como edil en El Poblado con una amplia votación. Pero sabía que de la política no iba a vivir entonces se metió de lleno al mundo empresarial y aunque estaba concentrado en sus negocios, siempre tenía ahí vivo el “bichito” de la política. Ahora va por la Alcaldía de Medellín.

¿Por qué un empresario da el salto a la política?

“Yo creo que puedo hablar mucho más de política que muchos de los que dicen que están en la política porque me fascina la historia, la economía y la política. Son mis hobbies. De hecho desde el 94 me han invitado a ser o gerente o jefe de debate o ayudar en campañas, un poco desde un rol como estratega político, siempre con una visión de país. Toda la vida he sido muy querendón de nuestra Patria y de que las cosas públicas funcionen bien”.

¿Cómo se convirtió en candidato al Congreso y luego como fórmula vicepresidencial de Enrique Gómez?

“Cuando conversé con Enrique Gómez para ayudarle en la campaña al Congreso, él me invitó a hacer parte de la lista al Senado por Salvación Nacional. Mucha gente me decía que no me lanzara, que me iba a quemar y salía la pregunta de cuántos votos tenía. Y yo les respondía: cero. Entonces, ¡cuál voto voy a cuidar! He tenido muy claro que lo que el país necesita son ideas. Luego pasa la campaña y él me ofrece ser su fórmula a la Presidencia porque me vio hablar por el país y vio que muchas personas me conocían, en algunos casos desde mi rol de empresario. Y me empezó a ir muy bien en los debates porque tenía un entrenamiento, un trasegar, una canchita ahí guardada. Se me revivieron todas esas fibras políticas y por eso me empezó a ir bien en los debates. En los Andes, por ejemplo, entré y me silbaron, no más por lo que yo les representaba a los estudiantes. Y salí aplaudido porque con respeto he podido mostrar las diferencias”.

¿Lo dice porque representaba las ideas de derecha ?

“Sí. Y sin ser vergonzante te explico por qué ocurre esto: porque han sido macartizadas en un país como Colombia. Han sido asociadas a fenómenos más complejos, incluyendo eventualmente violencia. Nosotros defendemos unos valores, en el que la familia es eje fundamental de la sociedad. Pero no solo eso, hablamos de libertad, autoridad, orden, justicia social, emprendimiento como factor de evolución de la sociedad, no creemos en el asistencialismo. El subsidio es para dárselo a un hermano colombiano que le está sucediendo algo, que tiene una necesidad específica y mientras esta perdure, esas ayudas hay que dárselas en un acto de solidaridad como país. Pero de resto, no. Y por último, la seguridad, que no es solo física, sino multidimensional. Todo eso son los principios que llaman de derecha”.

¿Y quiere llevar esos valores en su campaña a la Alcaldía, cómo decidió dar ese paso?

“Resulta que yo empiezo a reunirme con muchos precandidatos que me buscan para que les de ideas de campaña. Y te digo que, a pesar de ser muy buenas personas, no los vi defendiendo estas banderas. No los vi pensando en que Medellín sea el interés superior. Algunos muy dedicados a lo que vulgarmente llaman la manzanilla, a la mecánica electoral, al todo vale con tal de llegar. A mí me dio cierta desilusión ver eso. Y es ahí cuando pienso que no me puedo morir sin hacer algo que he soñado toda mi vida y es ser alcalde o ayudar por lo menos desde alguna forma más importante a Medellín. Y me sometí a un proceso interno en el Partido y salí elegido y, por ende, pues, llamémosle así, tengo derecho al aval”.

¿También tendrán lista al Concejo?

“Sí, Salvación Nacional va sacar una lista al Concejo, con gente que tenga ganas y amor por la ciudad. No nos interesa traer gente que tenga muchos votos y pertenezcan de pronto a alguna estructura tradicional que genere intranquilidad. No, esta es una lista ciudadana, cívica”.

¿Cómo se hará visible en medio de todos los que ya están recogiendo firmas y publicitándose?

“Lo primero es que no están haciendo nada ilegal porque la ley electoral lo permite. Pero sinceramente, si yo pudiera cambiarla, tendríamos que volver a partidos fuertes y dejar la recolección de firmas de lado porque para mí es un esguince y un daño a la democracia. Lo segundo, me toca someterme a las reglas de juego y solo hacer reuniones sin entregar publicidades invitando a que voten por mi y tampoco puedo poner una valla. Y como te digo, nosotros tenemos una frase y es que el todo no vale. Y si bien entramos en desventaja, si el ciudadano está dispuesto a sacar un tiempo para oír y analizar nuevas opciones, aquí tienen una”.

Llegar a un cargo de elección popular requiere la suma de muchas personas y sectores. ¿Qué búsqueda está haciendo para ampliar sus posibilidades?

“Es totalmente cierto que se requieren las alianzas. Nosotros podemos hacer alianzas con partidos que no estén en el gobierno”.

¿Por qué partidos que no estén en el gobierno?

“Porque no compartimos las políticas del gobierno actual. Y sería una incoherencia. De resto, cualquier otra fuerza política podemos analizarla porque la política es eso, es la creación de consensos, pero nunca cediendo los principios”.

¿Espera llegar al final de la campaña?

“Mire, la idea es unir la ciudad, es traer estas propuestas y, si gustan, invitar más bien a que los que quieran unirse vengan a nosotros y saquemos adelante esta candidatura, esta alcaldía y a la ciudad. A mí me dicen, no diga eso, pues yo sí lo digo: sí estamos dispuestos a mirarlo, a hablarlo. A mí me parece que es una cosa que tiene que ser el interés superior de la ciudad. No, en este caso, ni Carlos Cuartas, ni una alcaldía, ni el partido en sí, sino sacar adelante temas de ciudad”.

¿Quiere usted ser la sorpresa electoral como lo fue en su primera aspiración como edil en los años 90?

“Yo creo que sí tengo todo para serlo. En la medida en que a mí me den el espacio, me permitan hablar con las personas, que la gente oiga nuestras ideas y vean que son diferentes a las de los demás, esta puede ser una opción interesante para la alcaldía”.

Te puede interesar

Las más leídas

Regístrate al newsletter