<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Microbios: una vida que es tan pequeña, que no se ve

  • Cianobacterias filamentosas en espiral Anabaena sp. FOTO Ceske Budejovice / Nikon
    Cianobacterias filamentosas en espiral Anabaena sp. FOTO Ceske Budejovice / Nikon
Helena Cortés Gómez | Publicado el 08 de noviembre de 2019

Mirar a través de un microscopio es acechar un territorio lleno de criaturas que se mueven y actúan de maneras extrañas. En el planeta hay muchas más de estas especies de microbios que cualquier otro tipo de vida.

“Los humanos compartimos la cotidianidad con trillones de seres invisibles a nuestros ojos”, dice Carolina Sanín, ecóloga y jefe de contenidos del Parque Explora. Con el show Shots de ciencia: Bacterias ¡inquilinos viscerales!, este museo anunció el jueves una próxima exposición que estará temporalmente allí: Microvida.

En una noche de ciencia y música, dos biólogos, Efraín Rincón, magíster en Periodismo, teatrero y saxofonista, y Esteban Pardo, microbiólogo, especializado en Bioinformática y guitarrista, compartieron datos fascinantes sobre los microorganismos, o microbios, que se definen como cualquier criatura viviente que es tan pequeña que no se ve a simple vista. El más común es la bacteria, que apareció por primera vez en la Tierra hace más de 3.600 millones de años.

Los expertos contaron, por ejemplo, que en la boca hay más de estos habitantes invisibles que personas en el mundo.

Protozoos acechados están unidos a algas verdes filamentosas con bacterias en su superficie. FOTO Paul W. Johnson
Protozoos acechados están unidos a algas verdes filamentosas con bacterias en su superficie. FOTO Paul W. Johnson

Microbios en el cuerpo

El británico Steve Mould explica en El libro de las bacterias (DK, 2019) que si usted fuera una de ellas –vienen en siluetas y tamaños diversos–, un grano de arroz se vería como una montaña gigante y, en cambio, un virus sería del tamaño de un celular. Las bacterias, hechas de una sola célula, son 10 a 100 veces más grandes que los virus; estos últimos viven dentro de las células.

Los humanos, monstruosos en tamaño en comparación con ellos, nacen estériles, pero rápidamente son habitados por cientos de especies de bacterias. Con el tiempo se suman hongos, protozoos y arqueas. Muchos creen que estos organismos invisibles son los que los enferman, pero en realidad la mayoría son inofensivos y, de hecho, hasta los ayudan a digerir la comida.

Anabaena sp. (cyanobacterium) y Netrium y Zygnema sp. (green algae). FOTO Dennis Kunkel Microscopy, Inc. / Nikon
Anabaena sp. (cyanobacterium) y Netrium y Zygnema sp. (green algae). FOTO Dennis Kunkel Microscopy, Inc. / Nikon

Gregor Reid, doctor en microbiología, inmunología y cirugía en la Universidad de Western Ontario, en Canadá, aseguró en una entrevista para Science Daily que “estaríamos muertos sin ellas”.

Las buenas bacterias actúan como obreras microscópicas en los intestinos, señalando los nutrientes deseables y cerrando la puerta a virus peligrosos e insectos asesinos. Lo hacen con la ayuda de la barrera de la mucosa, que cubre cerca de 92 metros cuadrados del intestino para formar una capa protectora resbaladiza. De hecho, la digestión es solo una parte de lo que logran. Gracias a su residencia en los intestinos ayudan a alimentar el 60 % del sistema inmune del cuerpo . n

Contexto de la Noticia

radiografía Microvida: una exposición de explora

Este espacio que se abrirá pronto invita a descubrir y explorar el universo microbiano que rodea a los humanos, los acompaña y habita. Un universo invisible a la mirada y sin el que no sería posible la vida tal y como se conoce.

La exhibición es una adaptación de las exposiciones Vida microbiana: un universo en las fronteras de la vista y El mundo en una gota de la Universidad de Harvard. Siendo esta última un recorrido gráfico por los límites de la vista humana, donde se usa una gota de agua como punto de partida para explorar la belleza y la biología del mundo microbiano.

Helena Cortés Gómez

Periodista, científica frustrada, errante y enamorada de los perros. Eterna aprendiz.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección